viernes, marzo 16, 2018

Olivo Corso








El sábado pasado asistimos a un gran acontecimiento. Se inauguraba el Olivo Corso, que tu puedes pensar, ¡bues! ¡vaya cosa, otro bar más!.
Pues no, no es otro bar más, y no lo es por muchos motivos. Resulta que allá por principios del siglo pasado, como te lo cuento, por 1935, mi abuelo Silvestre, con sus propias manos, hizo una casa. Una casa grande que albergó 6 hijos, una esposa y a él mismo. No tengo ni una duda de que también mi abuela puso alguna piedra en esos muros. Tengo recuerdos claros de mis veranos en aquella casa, de mi abuela manejándola, y de cómo nos movíamos en ella.
Han pasado muchísimas cosas desde entonces, cosas como que diferentes materiales han ido cubriendo las piedras de esos muros. Hasta estos días, en los que a mi primo se le ocurrió la brillante idea de eliminar todas esas capas de mortero y escayola, para volver a descubrir las piedras que puso mi abuelo. El resultado ha sido totalmente espectacular, y aunque aún no está como va a quedar al 100%, tiene ya toda la esencia de lo que va a convertirse, o dicho de otro modo, de recuperar lo que algún día fue.
El Olivo Corso es un sitio distinto, en lo que ofrece para degustar, y en la energía que tiene para compartir. Y no voy a contarte mucho más de él, porque será mucho mejor que te encamines a su encuentro.
Emma y yo dimos buena cuenta de unos pintxos riquísimos y también de un rato de buena música y conversación. Aprovechamos para estrenar nuestras Louise Light Cardigans, un patrón muy fácil y resultón. He usado esta vez lanas katia, de la línea Concept, y tengo que decir que me han encantado. Seguramente repetiré con ellas. Han resultado unas rebecas de lo más ponibles.
Y ya de camino al coche nos hemos maravillado mirando a nuestro Charco. La mar estaba brava, poderosa y temible. Una vez más siento atracción y miedo a partes iguales.
Hoy estoy soñando con los pintxos que me voy a tomar dentro de muy poco, y rezando para que la bravura del Atlántico amaine un poco y me permita darme un el baño que voy necesitando.

1 comentario:

Chitin dijo...

Q chulo el sitio!! y q ganas tenemos todos de q se pase el mal tiempo!!