martes, octubre 04, 2016

De cuando perdí la vergüenza de hacer lista de deseos

Dentro de exactamente 20 días, voy a estar soplando una vela en un cupcake. Una vela que vale por 41 años.
¿Te creías que me iba a dar vergüenza decirlo públicamente? Pues no, ya no.
Y ¿te acuerdas de todos aquellos años en los que llegaba este día y era una depresión total y absoluta? Pues eso, ya, tampoco.
Y no es que vaya a hacer una gran fiesta, y a invitar a un porrón de gente, eso.. tampoco.
Pero sí los voy a esperar con alegría, y como hacía antes, mucho antes de caer en espirales descendentes de histeria y depresión, voy a escribir mi lista de deseos. Sí, de 41 deseos exactamente.

- Un amanecer rosado, con Emma al lado, asombrada de lo bonito que está el cielo.
- Que Héctor llegue, sano y salvo, y su mamá lo disfrute como se merece.
- Unos pocos días más de sol y playa.
- Un viaje a París.
- Risas
- Abrazos
- Unos cupcakes de la Repostería Encantada.
- La agenda de Mr. Wonderful 2017.
- También quiero la de Lucía Be. Tengo mucho que organizar y no me da la vida!
- Lanas
- Papeles
- La revista Making - Fauna.
- Un concierto como los de antes (Pedro, Edgar, Luis, Jesús, Ismael...)
- Una noche llena de estrellas
- Un curso de sushi
- Una hamburguesa del raykillo
- Una excursión a Ajuy
- Ver a Olivia y a Emma jugar
- Una tarde de pintura con Emma
- Conversaciones inacabables con la Lolita
- Ver crecer nuestro proyecto, Loli
- Muchas fotos
- Una tarde para ordenar esas fotos
- Libros
- Cuentos
- Libretas bonitas, para dejar testimonio escrito de este mes
- Dejar que Matilda se me duerma en brazos
- Una bandeja entera del polvito uruguayo que hace Irisucha
- Unos quintillos leyendo a Alejandro Palomas
- Ver a Emma exponer su trabajo de clase
- Un desayuno mirando el mar
- Una noche de lluvia
- Una tarde de canciones de John
- Hacer un tablón de lo que está por venir
- Unas flores
- Una caja de bombones Lindz
- Un té con conversación
- Unas canciones de Guineo
- Un pellizco en el euromillón
- Un salto a Lanzarote
- Una hucha para guardar el euromillón