jueves, agosto 11, 2016

Inventario tejeril






En mi primer día de vacaciones además de poner lavadoras, ir a la tintorería, a la compra, y al taller.. He hecho algunas de las cosas que más me gustan.
Me encanta ese primer momento en el que 15 días de vacaciones me parecen un tiempo eterno, en el que me creo que voy a poder tejer lo que se suele tejer en un año, que voy a poder dormir todas las horas que no duermo el resto del año, y que voy a ser capaz de estirar el tiempo como un chicle.
Sé que este pensamiento es de lo más infantil, pero no lo puedo evitar. Y aunque sé también que todo se me quedará a medias, que probablemente duerma menos que antes, y no me de tiempo a hacer todo lo que pretendo, me encanta empezar las vacaciones con tantas intenciones.
De momento hoy he hecho muffins de arándanos y frambuesas para desayunar con esta receta, sustituyendo los chips de chocolate por las frutas. Por cierto, que tanto los arándanos como las frambuesas son frescas, que Mercachona a tenido a bien traerlas por estos lares.
A medio día, después de terminar todas las gestiones, he llegado a casa y me he puesto un vermú, mientras Emma, con sus recién estrenados 5 años, tiene un montón de preguntas que hacerme sobre el movimiento rotacional de la Tierra.
Y aunque me tiendo en el sofá con la firme intención de dormirme una siesta, la costumbre de estar a mil por hora todo el tiempo, no me deja. No  es fácil bajar de revoluciones.
Me preparo un iced matcha tea, y hago recuento de labores. En dos días he sido capaz de montar cinco cosas, y no descarto empezar alguna más. Estoy decidida a retomar con fuerza la misión acabar con el stash.
Esto es, de arriba abajo. Merino 100% de Katia de color verde, para el aviatrix de un sobrino que nacerá próximamente. Merino classic de Katia en color azul, para una faunajakke para Emma. Natura Just Cotton en Médium DMC y de color agua, para el prairie fire también para Emma.
Abajo, Ewas-sockenwolle de color naranja para unos archie stocks para mí. Y por último, Katia socks para unos kai-mei para mí.
Y no sé por qué, me he puesto esta lista de banda sonora, hacía mucho tiempo que Ricardo no me hacía compañía.

martes, agosto 09, 2016

Bienvenidas vacaciones




Estoy agotada. Agotada total.
Así que esta mañana mientras intentaba resolver un cálculo lumínico, me he mirado los pies, y he pensado que esta situación era totalmente absurda.
Sentarme aquí tota la mañana, viendo las horas pasar, intentando resolver algo que normalmente logro hacer en menos de una hora, y no conseguirlo, pasadas las dos horas.
Es el momento de hacerle caso a lo que mi cabeza trata de decirme. Se acabó.
Me voy de vacaciones.
Más o menos ese fue el diálogo que se mantuvo en mi cabeza.
Y de pronto me sentí totalmente liberada. Contenta, como si fuera un viernes a las tres.
He tardado dos segundos en ponerme en modo vacaciones, montar un par de labores en las agujas, servirme un café de un litro en mi taza borracha, calzarme mis nuevas Birkens, y salir corriendo al Charco.
Todas las vacaciones deberían empezar así.
Llegar al Charco, es terapéutico, debo de haberlo dicho esto mil y una veces.
Así que voy a ir poniendo a enfriar los quintos y a llenar la nevera de gildas. Y a disfrutar de estas tan necesitadas vacaciones.

jueves, agosto 04, 2016

Mojitos para todo el mundo


Puede que esté siendo el verano con mas trabajo de mi historia profesional, pero eso que importa.
Yo me encasqueto mi laudelina, y mojito en mano, me lanzo a donde sea.
Si no se duerme, qué importa...
Mañana aquí va a haber una gran fiesta: ha llegado el lustro.
Y eso, es algo muy importante.
Así que ya trabajaré de madrugada, o de noche, o... en algún momento.