sábado, junio 18, 2016

12 años y una escoba




Tal día como hoy, hacen exactamente 12 años, decidí abrir esta ventana.
Y mira, probablemente sea una de las cosas de las que más orgullosa me siento. Vengo aquí cuando me apetece, cuando siento la necesidad, y cuando quiero dejar algo en un sitio seguro, por si se me olvida. Sin obligaciones y sin expectativas.
Me encanta sentarme, y mirar atrás. Para mí es un ejercicio de toma de conciencia.
Porque con el día a día, a veces se me olvida por lo que pasé, por lo que reí, y todo lo que canté.
Han cambiado un montón de cosas, pero la esencia sigue aquí.
Sigo floreciendo cada primavera, sigo enredándome en ovillos de lana que terminan quitándonos el frío, y sigo volando en las notas de las canciones que escucho.
Como decía aquel libro que leí: ya no sufro por amor. Claro que, tuve que sufrir todo lo anterior para poder llegar a este estado, y como suelo pensar: benditos todos los fantasmas que me trajeron hasta aquí.
Ya no siento miedo, ya no me escondo.. Voy de frente, aceptándome como estoy y lo que soy. La comida ya no me quita el sueño, y los años y los kilos tampoco. Sigo teniendo un montón de proyectos a medias, otro buen montón de sueños, y un camino claro y definido.
Y en esta calma real, ha sido cuando por fin, he encontrado la escoba.

6 comentarios:

albis dijo...

Felicidades.

Por todo.

Nieves dijo...

Felicidades!!!

Espero que puedas conservarlo y disfrutarlo muchos años más. y que estemos todos para poder disfrutarlo.

Besos!!!

:)

Aluche dijo...

Enhorabuena!!!!!

Qué felicidad!
Qué grande leerte y seguirte de nuevo!

Por cierto, estoy preocupado por Amanda, siempre nos quedará París, sabes algo?

Me encanta tu blog sin escoba y ahora con escoba me sigue encantando-

José dijo...

Releo esta última entrada y...¡Qué felicidad!; no se puede pedir más:" Cést quand le bonheur", como canta Cali.
¡Que grande esa situación, ese estado de bonheur!
¡Felicidades!

José dijo...

¡Feliz noche de san Juan!

Adijirja dijo...

Ay... mi brujita... y yo feliz que me siento de que abrieras esta ventana y de que hayas sido mi hombro y mi pañuelo durante todos estos estos años...
Tengo que retomarlo... un año de estos...