jueves, abril 23, 2015

El día de dos de mis cosas favoritas







Se celebra hoy el día del libro. Una de mis cosas favoritas en el mundo mundial.
Desde hace unos años, se ha extendido la costumbre catalana de acompañar el libro de una rosa.
Y así se juntan, dos de mis cosas favoritas. Los libros y las rosas.
Hoy estamos resguardadas en casa (desde hace ya tres días) porque Emma tiene un resfriado de cierta importancia. Cuando creí que había dejado atrás a los virus invernales, llegaron los primaverales. Así que hoy, hemos bajado todos nuestros libros de las estanterías, les hemos quitado el polvo, y hemos leído algunos.
De nuestra biblioteca, estos días los siguientes son los preferidos de Emma. Aunque si tiene que elegir uno solo, sin duda es el de Bienvenidos a Mamoko. Es un libro sin letras casi, pero con infinidad de historias distintas. Es un libro para imaginar, para jugar, y para pasar un buen rato juntas o a solas.
A mi personalmente me encantan los libros de Mónica Carretero, las historias son geniales, y las ilustraciones no me podrían gustar más.
Y de último, los cuentos más bonitos que he leído nunca son los de Oliver Jeffers, con ilustraciones curiosas, pero lo que realmente importan son las historias, que de verdad son bonitas, de esas de tocarte el corazón.
Terminé Las flores no sangran de Alexis Ravelo, y quedé encantada. Sus libros me transportan a una ciudad que fue la mía, y que ahora siento en la distancia, aunque ya no soy yo. Genial escritor de novela negra. Y ahora estoy leyendo a Dulce Chacón, en La voz dormida, y el Elogio a la lentitud de Carl Honore. También estoy releyendo a ratos a Sabines... Eterno Sabines. Es el primer poeta que se me viene a la mente siempre.
Y no por quedarnos en casa, nos hemos quedado sin rosas... Tenemos dos mini rosales nuevos. A los que trataré de no matar próximamente.
Y tu, ¿qué lees?

3 comentarios:

Elena Knits dijo...

Leí La Voz Dormida hace unos años y me pareció un libro durísimo. Hasta llegué a tener pesadillas.

Yo ahora mismo estoy leyendo ciencia ficción de los 70: La trilogía que empieza con la Fuga de Logan. Ya estoy terminando el tercero.

Anónimo dijo...

Ahhhh! Con lo q llevo yo buscando elogio a la lentitud!! Ponme en la lista de préstamos.
Yo ahora Un milagro en equilibrio, de Lucía EtxebarrIa.

Mama de luna

Lolita Blahnik dijo...

Me apunto las recomendaciones para leer con Miranda cuando no se coma los libros!