sábado, febrero 07, 2015

Love is an open door







Hace un rato que he venido a subir las fotos al blog, para escribir el post. Mientras se cargaban, me he puesto en la tele con Emma. Ella está jugando con sus legos, y yo me he puesto a hacer zapping. He encontrado la peli Un pequeño cambio. Recuerdo perfectamente cuando se estrenó.
Septiembre del 2010, sin ilusiones, sin esperanza y con un corazón hecho añicos....
Cuando se estrenó la película, lo último que quería, era verla. En aquel momento de mi vida, era lo más cruel que podía ver.
Recuerdo perfectamente mis sentimientos cuando salí de aquella consulta médica en la que la doctora, muy amablemente eso sí, dio una patada a todas mis esperanzas e ilusiones.
Y sin la posibilidad de huir, ni de esconderme en MiNorte, ni de meterme en mi caparazón de mejillón.
Me pasé los siguientes meses, comiendo como una autómata, trabajando, tejiendo, viviendo sin vivir.
Solo tenía que esperar. Solo tenía que dejarme llevar por la inercia de los caminos del destino.
¡Ay! Mira que a veces la vida es puñetera, y graciosa, y tiene unos giros que ni en el mejor guión cinematográfico.
Y aquí estamos, casi cinco años después, con todo recompuesto, con las ilusiones en perfecto estado y casi todos los deseos cumplidos. Anda que no tiene guasa ni nada la cosa.
Quién me iba a decir a mí en aquel momento, que hoy estaría pasando frío en una casa que es hogar, con Emma a mi alrededor, cantando esta canción en bucle infinito e incluso haciendo la performance?.
Ahora miro a aquella Violeta del pasado y me dan ganas de abrazarla con un ea ea ea.. y decirle: no te apures, que todo esto va a pasar y te espera un futuro super chachi piruli. Hubiera sido la caña, y me hubiera ahorrado un montón de malas noches. Pero la vida es así, no tiene atajos.
Con todos estos pensamientos aglutinados en la cabeza, casi no le he prestado atención a la película.
Entre la película que no he visto, los recuerdos que me ha traído y ver a Emma por todo el pasillo entonando el love is an open dooooooooor, llevo una tarde de lo más divertida.
En otro orden de cosas, esta semana la empecé con un montón de listas de esas que me encanta hacer y que terminan en la papelera cada domingo, sin demasiados cambios. Esta semana, he cumplido y casi he podido tachar todo lo que tenía para hacer.
He terminado un encargo para una de las compañeras del cole de Emma, que viene a ser la sobrina política del Gurú, así que casi es de la familia. Gorro, manoplas y cuello inventado.
Todo lo he hecho con lana Katia Merino Classic. Un ovillo y un poco más he gastado.
El cuello está hecho con 33 puntos en montaje provisional, y con punto brioche.
A los 70cm, he desmontado el montaje provisional y he hecho un Grafting.
También he terminado el 3 color cowl. Lo he hecho con ovillos que tenía en casa, en mi propósito de seguir rebajando stash. El color gris en un ovillo de Katia Laine Nylon, el color oscuro son tres fibras de Habu (una merino, una de acero, y la otra es una fibra de noséqué, las tres hebras son finísimas). Y la de color rojo, es una Stop Bambini.. Y con esto, casi cinco ovillos menos.
El cuello es fácil de hacer, entretenido, y creo que le voy a dar mucho uso, ya que este frío parece que no se va a ir próximamente.
Ayer, y siguiendo con mi objetivo de este año para los viernes = Patchwork, seguí con los cojines del salón. Ya tengo dos completos. Faltan aún otros dos, que para cuando los termine, ya tendré que poner a lavar éstos.
Pero da igual, otro de los objetivos de este año es no estresarme por nada, ni por nadie tampoco.
Y ya de último, y para rematar con redoble la semana, estamos entrando sin freno en los carnavales. Sí, esas fiestas que me gustan tanto.. A medida que Emma crece, hay cosas que no voy a poder evitar, y una de ellas van a ser los Carnavales.
De momento en el cole, nos han mandado a hacer un antifaz. Yo, que soy alérgica a la purpurina. Voy a tener que ir a terapia para superar los próximos años.

8 comentarios:

SIONA dijo...

Inlove con los cojines eh???
Besines a la violeta de antes y a la de ahora. Suerte haber conocido a las dos por que las quiero con locura.

Conchi dijo...

Me encanta todo lo que haces, los cojines preciosos...el gorro, los guantes, todo! Y me encanta leerte desde siempre... Solo te conozco así, escribes desde el corazón y eso llega. Que suerte tiene Emma con su mami. Besosss

Elena Knits dijo...

Qué bonito el conjunto que le has hecho a la amiga de Emma!

Y me alegro de que todo se haya puesto en su sitio :)

Chitin dijo...

Bueno...como siempre una preciosidad todo lo q sale de tus manos.
En cuanto a la purpurina, ¡ánimo! tómatelo como una manualidad más... ¡q remedio! aunque siempre puedes decorar la máscara con lanas :-)

mirari dijo...

la vida muchas veces nos lleva por caminos que convierten nuestros dîas en algo mejor de lo que nunca hubiéramos podido esperar!!!

Aluche dijo...

¡Que chuli, todo lo que haces y todo lo que escribes, perdón, todo lo que vives!

Aluche dijo...

¡Muy chuli lo que haces, escribes, perdón, lo que vives!

Aluche dijo...

¿Cómo se hace para comentar?