martes, diciembre 16, 2014

Lana, algodón jerseys y picores








He terminado mi primer Lopapeysa. Y digo primer, porque estoy segura de que habrá más. Para mí, para Emma, para todos.. Bueno no, para todos no.
No recuerdo cuando fue que descubrí este tipo de jerseys, pero supe que tenía que intentarlo.
Encontré algunos patrones en la página de Lopi. Y me decidí por uno de los más sencillos. Aunque tenía claro que no lo dejaría en chaleco, sino en jersey.
Pedí la lana exacta que marcaba el patrón, allá por el 2011, y cuando la recibí, hice: pufffssss.
La lana me pareció áspera, tosca, ruda.. Y pensé, ¿cómo voy a tejer ésto? y lo que era más preocupante ¿cómo me lo voy a poner?. Tenía claro que esta lana, aparte de proporcionarte un estupendo exfoliado, podía llegar a producir urticaria. Seguro.
Y me quedé desinflada y sin jersey.
Pasó el tiempo. Llegamos al 2014, y se juntaron dos importantes factores: Mi propósito de no comprar más lana, y mis ganas de tejer (que no ponerme) un Lopapeysa. Así que sin pensarlo mucho más, lo monté.
Empecé a tejer, hasta que llegué al canesú. Monté las mangas por separado, y me dispuse a unir todas las piezas para empezar a tejer la parte divertida del patrón.
En ese momento, caí en la cuenta de que no tenía suficiente lana de base. ¡Qué raro que a mi me pase esto!!
Segundo desinfle: puuuuffffsssssssssss
Lo aparqué. Más o menos dos meses. Esta semana me dispuse a buscar soluciones: o comprar un solo ovillo, o volver a darle una vuelta para ver si podía encontrar una solución.
Deshice unas cuantas vueltas de las mangas y del cuerpo, y empecé a tejer el fair isle. Este video me ayudó mucho a dejar las hebras en su sitio, a no apretar ni a dejar demasiada lana en medio. Ya he probado esta técnica varias veces, y veo la mejora conforme aumenta la práctica. Y ahora tengo ganas de volver a tejer el PaperDolls de nuevo, o deshacer el mio, que no está del todo de mi gusto.
Y así, tejedora in extremis, again, terminé mi jersey. Y oye, ahora no lo encuentro tan picoso.
Tanto así, me lo he puesto, y al verlo Emma ha dicho: ¿Y el mío?. Así que me parece que tengo claro cuál será mi próximo proyecto.
Mientras, y como la envidia es muy fea, se ha puesto el jersey de búhos que le hice el año pasado, que ya le queda mucho mejor, y nos hemos lanzado al frío majorero.
De camino, hemos pasado por casa del tío mecánico-agricultor, y traemos una bolsa de algodón. Del de verdad, llenito de semillas, y perfecto para practicar limpieza, cardado, e hilado y que en medio de todo el proceso no pierda su suavidad.
Ahora toca averiguar cómo se hace para no dejarlo inútil y picoso.

6 comentarios:

Chitin dijo...

En cuanto lo he visto me ha encantado!!! eso sí...no pica???? no me lo puedo creer....yo es q soy como los niños para eso de las lanas :-( en seguida me pongo roja y a veces hasta con granitos.
Un abrazo y a seguir disfrutando del tricoteo, de las lanas....

María dijo...

Hija de mi vida,le pegas a todo.
Lo mismo te da una cosa que otra,todo lo haces bien.
Eres la hija que toda madre sueña jeje.
Como ya no me queda mucho mas que decirte,porque el jersey me encanta,ese algodón seguro que va a terminar siendo otro hermoso proyecto,tu hija se ve que es una niña feliz y alegre y todas esas cosas que se dicen.
Os deseo a las dos que paséis unas bonitas Navidades acompañadas de toda esa gente que tanto queréis y tanto os quiere.
Un abrazo fuerte,fuerte desde la Isla de enfrente.

mirari dijo...

qué jersey màs bonito... y el algodôn puro, menudo tesoro!!!

AllColorsAreBeautiful dijo...

Cuando era pequeña mi madre regresó de un viaje a Grecia con un precioso jersey que me recuerda mucho a ese.... Era precioso, pero insoportable lo que picaba, ni con camiseta de por medio era ponible... Una pena, quizás siga dando vueltas en algún rincón de casa....

Nieves dijo...

Sólo puedo FELICITARTE.
Es fantástico este trabajo, si el mundo fusionara así otro gallo cantaría. Chaleco que necesito, chaleco que me hago, las compras compulsivas desaparecerían y ese afán de consumo tan atroz...

Que mayor está ya :)

Besos!!!

SIONA dijo...

El jersey es una pasada de bonito!!! me pasa con las lanas que me pican así que todo lo que tejo lo acabo regalando porque no hay manera de tenerlo 10 minutos puesto jajjajajaja
Besines grandes!!!!