viernes, noviembre 21, 2014

Un nuevo juguete y la noche blanca







Fue este verano, cuando empecé mi aventura lanera. Fue también en esos días cuando dos de mis amigos canariones estaban por MiNorte pasando unos días.
Mi amigo Luthier, me preguntó por el proceso de hilado. Yo encontré el momento super propicio para soltar una de mis arengas favoritas sobre el lavado, cardado y finalmente hilado de la lana.
Mi amigo, Luthier e Ingeniero, me preguntó por el huso. Le enseñé el mío, y le expliqué los problemas que tenía cuando hilaba. La deformación profesional, nos llevó en seguida a hablar de centros de gravedad, aceleración centrípeta, y descripción de trayectorias.. Yo no sé en qué momento la palabra rueca salió en la conversación. Y la descripción de rueca eléctrica, tampoco.
Lo siguiente que recuerdo, es a mi amigo buscando en Google.
Una semana más tarde, yo seguía peleándome con mi huso descentrado, y mi lana de pelo corto. Fue entonces cuando me llegó un mail con unos planos, que no supe interpretar bien, más que nada porque me quedé petrificada de la sorpresa.
Unos días más tarde, recibí un whatsapp, diciéndome que el proceso había comenzado, pero que iríamos de la revolución industrial hacia atrás en el tiempo.
Hace quince días, mis amigos volvieron a Fuerte, y me trajeron este maravilloso juguete.
Es una rueca eléctrica. Construída y diseñada completamente por mi amigo Luthier-Ingeniero.
Yo estoy tan tan contenta, que no paro de mirarla. He hilado, muy poquito, porque el tiempo no me acompaña. Necesito una mañana entera con un termo de dos litros de té, música, y una gran bolsa de lana preparada para hilar. Y hasta ahora, la combinación de factores no es la adecuada.
De momento la miro, la toco, y compruebo todos sus mecanismos. Sigo maravillada con ella.
En los ratos que me quedan libres, entre la contemplación de mi rueca eléctrica, y la obligada rutina, trato de hacer listas y organizar mis must do, con mi hobbies, y no encuentro la forma de la conciliación perfecta. La lista de hobbies es alarmantemente larga, y cada día tengo la sensación de que crece. Esta capacidad mía hacia la dispersión es digna de estudio.
Y como en medio de todo, también hay que coger aire, y respirar, y salir a la calle, y bailar.. La semana pasada aprovechamos la Noche Blanca capitalina para asistir a nuestro primer Mapping Graffiti. Fue muy divertido y de cierta manera hipnotizador.

5 comentarios:

Nieves dijo...

No se si estoy confundida pero creo recordar que hablaste de ella hace tiempo, creo que me quedé con las ganas de verla cuando nos enseñaste aquella lana de oveja, es fantástica y genial para ti con la cantidad de labores tan preciosicimas que haces.
Tienes mucho arte amiga, disfruto mucho con los trocitos de vida que compartes.

Cuidaos y besines!!!

:)

SIONA dijo...

Menamorao ...

Chitin dijo...

Quien tiene un amigo ingeniero ... tiene un tesoro ;-)

AllColorsAreBeautiful dijo...

Yo necesito una vida para cada cosa que tengo en proyecto y con todos los utensilios preparados y que ahí están durmiendo.... eso es algo que me agobia profundamente....

Pero algo me dice que en breve sacarás tiempo para tu rueca...

Lolita Blahnik dijo...

ENAMORADA de esa rueda eléctrica! eres una suertuda, amiga!