domingo, octubre 26, 2014

39







39. Aquí están. Aquí los tengo. De momento se parecen a los 38, y supongo que también a los 40, a los que aún no conozco pero que ya estoy camino para ir a su encuentro, aunque falten aún bastantes días.
39. Y no están mal, y parece que me siento cómoda en estas primaveras.
Y aunque parezca que todo es igual, hay sutiles diferencias. Unas casi inapreciables, otras muy circunstanciales. Les quiero dar a todos estos cambios la misma importancia.
Mis 39 llegaron y yo los recibí con flores. Con clavellinas de color rosa empolvado. Algún día alguien tiene que decirme quién es el autor de todos los nombres de estos colores imposibles: rosa empolvado, rosa talco, gris marengo, azúl petróleo, verde musgo.. Me fascinan los nombres de los colores... Anyway, que me disperso, esto parece que sigue igual, con 20, con 30 y con casi 40..
Desde por la mañana me dediqué a encender el horno, mientras contestaba llamadas y mensajes. Es bonito sentirse tan querida y arropada.
Horneé unos bollos de canela, porque sé que cuando mi familia viene a merendar a casa, es lo que esperan  encontrar, o galletas caseras o bollos de canela.
Días atrás, y mimándome haciéndome un par de regalos me hice con el libro de Alma Obregón, de tartas perfectas. Encontré una receta de la New York Cheesecake. Y la vi tan apetecible y con tan buena pinta, que me decidí a hacerla. Tengo que decir, que por fin, por fin, he encontrado la receta definitiva de la NYCheesecake. Es de-li-cio-sa.
Y los invitados dieron fe de ello, porque no sobró ni una miguita.
Llegada la noche, en silencio y sola, me dediqué a evaluar el día, y a darme un pequeño homenaje, sintiéndome tranquila. ¿Cuántos años soñé con sentir esta tranquilidad?. Tenía tan poca fé en que llegara el día en que me sintiera tranquila, en paz, feliz... Y llegó. Claro que me la tuvieron que traer. Siempre pienso que Emma no trajo ese pan que dicen que traen los niños bajo el brazo. Emma se lo comió antes de llegar (doy gracias por su apetito), pero a cambio me trajo esta maravillosa paz interior que tengo.
Y para darle las gracias por ello, nos fuimos a ver a Peppa Pig, que estuvo de visita por aquí. Este es otro pequeño detalle que me acompaña con el cambio de edad. En todos los saraos infantiles que llegan o pasan por la isla,  hago check-in. Y sin complejos.
Pero donde hay notables diferencias desde mi cambio de cifra es en mis rutinas faciales. He decidido que ha llegado el momento de usar carmín rojo, de ese de señora, de ese de mujer sin complejos. Y a juego las uñas.
Para la cara, tengo una crema con color de La Roche Possay, para atajar la rosácea que también me acompaña desde hace poco (pronto post sobre tan desanimante y angustiante tema); y para evitar el sol Heliocare 50 (mi imprescindible, en verano e invierno). De noche, he empezado a usar la crema antiwrinkle de La Prarie. Y por fin, he encontrado algo para mis escaramujos que me los deja de manera aceptable: una crema de peinado de Sebastian, es cara, pero por fin mis rizos lucen como a mi me gusta. Del maquillaje en sí, hablamos otro día, cuando me decida a hablar de la rosácea, que en mi caso, llevo tiempo sufriéndola en silencio.
Y después de cuidarme con estas nuevas rutinas faciales, no tengo miedo a decir que sí, que ya tengo 39 años. Que aquí los llevo, con un corazón que tiene cicatrices que ya no duelen, y que late tranquilo y acompasado. Y que vaya, que me sientan bien estos 39!



10 comentarios:

María dijo...

Pues chiquilla,solo me queda decirte,muchas felicidades!!!
Que sigas siendo tú como hasta ahora y que recibas los 40 de igual modo.
Un abrazo de oso para las dos.

albis dijo...

Pues muchas felicidades! Queremos verte con tus nuevos labios, rizos y demás, fotos, fotos, fotos!!!

glaramknits dijo...

Felicidades! Y yo sin saberlo y sin pasar por tu casa a probar esa tarta de queso y esos bollos de canela (necesito receta, por cierto)! 39 besos y abrazos desde aqui, en exclusiva para ti. Si quieres, te dejo que le cedas alguno a Emma.

Chitin dijo...

Me alegro mucho por tí!!!

FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!!!!!

Nieves dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!

Y cuando llegues a los 42 ( como yo) descubrirás (como yo) que siguen siendo como tus 39. Porque la edad se lleva dentro y todos los que vamos cumpliendo años lo descubrimos en nuestro ser.

Pero claro cumplid cierta edad da para estos privilegios como el rojo carmín ( yo utilizo el rusian red) que también me gusta mucho ese nombre,y dar saltos viendo pepa pig, :)
Si por algún momento descubres los años que están pasando sin darte cuenta es porque la peque crece rápido rápido rápido... quizá sean ellos los que nos "hacen mayores".

Mil besos!!!

:)

SIONA dijo...

Felicidades mi niña ...

Sandra dijo...

Felicidades amiga mía, me alegro que sientas esa paz y tranquilidad, que la da los años. Muchos besos desde Tenerife.

puchipu dijo...

El "New York cheesecake",es mi favorito y el de casa.Y doy fe de que es superdelicioso...Ademas me encanta tu blog!:D.!Ah!, felicidades,los casi 40 son los nuevos 20.

Lolita Blahnik dijo...

Como me alegra saber que eres FELIZ y que celebras cada cumpleaños con alegría.
Cuanta paz trasmite tu blog, para mi leerlo es tan terapéutico como un tazón de salmorejo en un día flojo!
A los 39 quiero ser como tu y lo digo de verdad!!!!
Y di que si, los morros y las uñas de rojo, como la gran señora que eres. Todo un clásico!
Muchos besos y muchos abrazos!

mirari dijo...

aunque llego un poco tarde, felicidades!!! seguro que esos bollitos de canela tienen que estar exquisitos, si tanto los demandan...