sábado, abril 26, 2014

Ir a Feaga para darme cuenta de que sigo necesitando terapia










Llevo una semana durmiendo una media de 5h cada día. La causa es el trabajo. No se me entienda mal, tengo un proyecto muy interesante que sacar adelante, de manos de un cliente estupendo. Es el cliente con el que llevo soñando desde que soy autónoma. Responde rápidamente a mis consultas, y me devuelve toda la documentación que le requiero casi instantáneamente. Para responder a semejante cliente, he de emplearme el doble, está claro.
La cuestión es que de día, trabajar con Emma es una tarea casi imposible, con lo cual mis jornadas laborales están siendo de madrugada: hasta media noche y antes de amanecer. Para que esto sea posible hay una cuestión de obligado cumplimiento: que Emma esté dormida a las 8:00pm. Con lo cual, es tarea mía darle mucha vidilla durante el día.
Hoy, nos hemos ido a Feaga (Feria agrícola ganadera). Que digo yo, que ya era hora de que Emma empezara a ver animales en 3D. Y aunque la feria está centrada en la ganadería, la agricultura y sus aparejos, también había un espacio para la gastronomía y otro para la artesanía.
El día estaba espectacular, y las palmeras de la entrada empezaron a dibujarme sonrisas, creo que las palmeras de mi isla son perfectas! Y siempre me recuerdan a mi abuelo.
Lo que primero visitamos fueron los animales. Llegamos justo a tiempo de ver la demostración de perros Bardinos (especie autóctona, como perro guardián no hay otro mejor). En mi familia ha habido unos cuantos, y será la raza que adoptaremos cuando se materialice la casa que soñamos.
Luego vimos los burros (habia muchísimos!), las vacas, los camellos, y las ovejas
¡Ay! las ovejas, fue la primera parada que me hizo asumir que necesito terapia nuevamente. Si hubiera tenido a mano unas tijeras hubiera esquilado completamente a este carnero.
Había muchos ejemplares de distintas variedades, pero este en concreto me dejó loca. La lana era muy blanca, muy suave, y muy lisita! Parecía que estaba peinado!. Me he guardado el nombre del ganadero y el municipio, y estoy totalmente dispuesta a llamarlo en cuanto pase la feria: necesito esa lana!
Después nos fuimos a ver las cabras, con sus machos y sus baifitos.Ahí fue donde tuve el segundo ataque de: necesito terapia!!!. Ustedes están viendo las ubres de esa pobre cabra??. Todas mis hormonas empatizaron con ella, que aunque ya no estoy lactando (1.5 meses de destete), mis sensaciones y pensamientos siguen siendo de una mamífera a pleno rendimiento. Pobre cabra!! Recordé cada una de las tomas en las que Emma no comió lo suficiente, o las veces que nos dormimos y la hora de la toma se alargó. Total, que me faltó el canto de un duro para empezar a ordeñar a la pobre cabra yo misma y en ese mismo momento. Pregunté quien era el dueño del ejemplar, y ante mi cara de preocupación, me dijeron que era de concurso. Es decir, las tienen horas (yo me atrevo a decir que días) sin ordeñar para luego llevarla a concurso y la que "de" más leche gana.
Se me puso la misma cara que cada vez que oigo decir que la varicela es una enfermedad "en el fondo, benigna". Y se me ocurrieron más de tres cosas para hacerles a los ideadores de estos concursos, amén de a los dueños de las pobres cabritas de concurso.
Fuerteventura es famosa por su ganado caprino, y por extensión por su queso de cabra. Ni qué decir tiene que dimos buena cuenta de todos y cada uno de los que habían en la feria. Emma ha debutado como una auténtica ratona para el queso, y le da igual fresco, que tierno, que curado, que duro.. Para todos tiene el mismo calificativo: mmmmm ta tiquísimo!
Finalmente vimos las aves. Yo creo que nunca había visto tantos tipos de gallinas, y de todas mis preferidas fueron éstas. Sus plumas me dan la sensación de esos trajes calados. Me parecen monísimas. Acabo de decidir que además del perro bardino, también tendremos un par de estas gallinas.
Como ave estrella, así todo imponente a la par de elegante, estaba un único pavo real. Que se hizo el interesante y no nos enseñó su cola.
Como anécdota del día, Emma quiso abrirle la jaula a todos y cada uno de los animales, a la voz de: mami déjalos salir!!. Quise explicarle que no se podía, pero fue tarea imposible. De camino al coche, íbamos de la mano, y de pronto me mira y me dice: mami yo tapoco puedo salir de la jaula???
Después de recomponer la explosión que ocasionó semejante frase, no tuve más remedio que soltarle la mano y dejar que corriera a su aire por los tableros de Pozo Negro.. Y asumir que la terapia para superar ésto, va a ser la más larga.

4 comentarios:

Nieves dijo...

Me encantan estos lugares, nosotros subimos una vez al año a extremadura, a Zufre , donde hay una feria de ganado maravillosa, junto a mil productos 100% naturales.

Veo que esas 5 horas que duermen no te restan vitalidad....

Besos!!!

:)

glaramknits dijo...

Qué superplan familiar! A A. también le haria falta una visita a unos cuantos animales en directo, que desconectados de la naturaleza que estamos los de ciudad!

Y esas joyas de frases de nuestros hijos! A. la semana pasada va y dice toda seria que "habrà que canviar de abuelo" Mi padre aún pone los ojos en blanco al recordarlo.

Chitin dijo...

Q tendrán los animalitos q todos los peques sienten fascinación por ellos... nosotros aprovechamos un día de semana santa y fuimos a un mini-zoo de aves q hay relativamente cerca de casa, como a una hora de coche... y lo q disfrutaron!!! la nena ese día comió!!! abría la boca!! mi marido bromeaba diciendo q nos teníamos q sacar pase para ir todos los fines de semana :-)
Me alegro q lo disfrutarais!

Anónimo dijo...

Me encanta como nos cuentas las cosas y como nos enseñas tu isla, que a mi, particularmente me encanta. Hace unos fines de semana estuve en Madrid y el dependiente de una tienda al ver que era canaria me dijo que iría en verano a FTV. Le dije que disfrutara del sol y las playas, pero que por favor no se olvidara de recorrer el resto de la isla, que es preciosa y que tiene tanto que ofrecer.
Frances_Houseman