lunes, abril 29, 2013

Entre berenjenas y Richard Parker





Este fin de semana que ha pasado, va a ser uno para el recuerdo. Ya está la crónica hecha en el libro de vida de LaMariposita, porque sé que no se va a acordar cuando sea mayor, así que de estas pequeñas (grandes) cosas que nos pasan-hacemos, voy dejándole reseña escrita en una especie de diario.
El sábado asistimos a una masterclass en la piscina municipal. Me ha quedado confirmado que mi niña es un animalito acuático al 100%. Antes de que nos dieran permiso para entrar al agua, ya estaba como loca por tirarse. Y verle la cara de absoluta felicidad no tiene precio. Fue una hora que pasó rápido, que salimos arrugaditas, pero que lo pasamos pipa. El resto del sábado lo pasamos entre puzzles y hellokittys que van a dormir, y yo navegando por pinterest. Ahí fue donde encontré la planificación para dejar la casa fetén con un orden y sin agobios.
Dicen los expertos que para hacer un hábito o quitar un vicio se necesitan 21 días. Siguiendo esta teoría, he ajustado lo que he encontrado por la red, a mis propias necesidades, lo he puesto bonito y ahí está colgado en la cocina. Hoy ha dado comienzo mi reto de casa organizada en 21 días. Después de esto estaremos igual, pero más ordenadas, algo indispensable para que mis chakras sigan alineados.
Hace dos semanas que revolví todos los cajones de mi estudio, y me hice el firme propósito de toda crafter: no comprar material nuevo, terminar lo que estaba a medias, y gastar todo (lanas, telas, hilos...) lo que está en casa.
Me ha dado fuerte, lo sé.. y ahora he hecho un alto en el camino de las telas, para irme a por las lanas.
El calcetín lleva huérfano de compañero desde por lo menos el 2009. No entiendo por qué tengo esta maldita costumbre de dejar las cosas a medias, es sencillo y bastante cómodo de hacer.. Seguro que cuando me tocó hacer el segundo algo pasó por mis narices, arrebatándome la atención.
Ayer por la tarde, aprovechando la bajada de las temperaturas, nos quedamos en casa, leyendo y viendo todos los cuentos que tenemos. No puedo evitar una satisfacción interna cada vez que oigo que Emma dice: mama mama un cueeeto, señalando el estante donde están todos sus libros. Creo que puede afirmar sin equivocarme, que he puesto la semillita de la lectura en ella. Leímos y tomé té con leche en mi tacita de primavera.
Anoche, y para rematar el fin de semana, me puse a ver La Vida de Pi. Me gustó, mucho. Sobre todo, lo que me hizo pensar. Gracias a esta peli, tengo un nuevo calificativo para ciertas personas. Esas personas vampiras de energía, crueles, aprovechadas, y egoístas.. Esas que desgraciadamente pareciera que se reproducen como setas.. Esas.. Son todas Richard Parker. Y lamentablemente todos conocemos a alguna.
No sé cómo he podido llegar hasta aquí sin saber lo que es ser un Richard Parker, y sin la berenjena del whatssap.. Mi vida ahora es mucho más fácil.

viernes, abril 26, 2013

Stitch in time










Esta semana, me he dado prisa, incluso creo que me he obsesionado un poco con el tema. Lo que me ha venido estupendamente para paliar esta alteración de sentidos-ánimos-humores. Supongo que es la primavera, que ya que está pasando sin que se note, meteorológicamente hablando, podría también ahorrarse estos efectos secundarios que a todos nos vuelven la cabeza del revés.
Así que para hacer frente a todo este estado, me he refugiado en mi leonera a dar puntadas a conciencia.
Este patrón lo compré en la feria de Lancaster, en el año 2006. No fue hasta el 2007 cuando me senté a recortar piezas y a elegir telas. Así, organicé las 24 secciones de las que consta. Empecé a coser ya rozando el 2008, donde mi vida era una auténtica montaña rusa, de estados y emociones, así que en algún momento me harté y lo guardé. Tan bien guardado ha estado, que no había tropezado con él en todos estos años.
Cuando lo descubrí hace 15 días. Lo fui abriendo con sumo cuidado pensando en que debía encontrar a alguien a quien endilgárselo, porque ahora mismo no contaba con la tranquilidad y sosiego que eran necesarios para poder acabarlo. Mi sorpresa vino, cuando empecé a hacer balance de bolsitas: secciones y piezas. Estaba todo preparado: telas elegidas, piezas cortadas, y organizadas. Solo faltaba coser.
Me dio un ataque de esos que me dan, ahora ya con menos frecuencia: esto es una prueba del destino. Así que me puse un reto, y ya a estas alturas sabemos que un reto para mí es un faro.
Eran 5 secciones las que faltaban, a una por día. En una semana estaba todo cosido.
Luego poner bordes. Planchar, como se pudo. Y a acolchar. Aquí MiColegui y su increíble Bernina, han sido una pieza crucial en terminarlo. Solo un poco de acolchado aquí, otro poquito allí, y voilà! Tapiz terminado.
No me lo puedo creer! Es una labor increíble, no por lo complicada sino por la necesidad de orden y concentración para elaborarlo. Otro punto para mi orgullo personal.
Como datos técnicos puedo añadir que fueron 24 secciones con un total de 586 piezas. Algunas de las cuales no llegaban a medir 5mm.
Ahora a buscar el mejor sitio en el estudio para que luzca.

sábado, abril 20, 2013

Lo que dio de sí, la limpieza de Primavera






Después de las vacaciones de Pascua, llegamos a casa, con la fuerza y la necesidad de hacer la limpieza de Primavera. Pero una limpieza de verdad, no ya solo de limpiar, sino de sacar cajones, y ordenar.
Todo fue más o menos lo esperado. Aunque ordenar los papeles de la casa, del trabajo y de las comunidades... me llevó más tiempo de lo que había pensado. Incluso tuve que hacer acopio de carpetas y separadores para poder poner todo en orden. Todo ello me sirvió para hacerme el firme propósito de no dejar en un cajón las cartas que voy sacando del buzón, sin ni siquiera abrirlas. Propósito por cierto, que me ha durado una semana: Infinita pereza de enfrentar los números de la economía doméstica.
Anyway, después de tener el pisito limpio y en orden, no habia escapatoria: tenía que sumergirme en el estudio. Estudio es el cuarto del fondo, que sirve como: cuarto de invitados, sitio de estudio, sitio de trabajo, sitio de costura, sitio de la ropa, en fin.. sitio para todo.
El trabajo en este cuarto era para varios días: lo tenía claro.
Y ahí que me fui, arremangada, y dejando a LaMariposita que me ayudara.
Empecé por los cajones de las telas. Tengo cajones con telas para usar (más de media yarda), cajones con restos (medias yardas y menos), y cajones con trabajos a medio hacer.
Con los restos, he hecho tiras, tipo jelly roll, y ya tengo en marcha un Irish Chain Quilt.
Pero lo peor ha sido el cajón de los bloques y trabajos. Descubrí cuatro tops enteros, y un sin fin de bloques sueltos. Qué desastre!
De los tops enteros, he terminado por completo el quilt hecho a partir de un jelly roll de Moda. Lo compré en Chicago en el 2007, lo cosí en el Norte y en Gran Canaria durante el 2008-2009. Lo empecé a acolchar en el 2012, y lo he terminado hace una semana. Qué tremendo, algo tan chico, eternizado en el tiempo.
Es precioso, y me ha encantado hacerlo... Pero a Zeus pongo por testigo que no me volverá a pasar (bueno, igual sí...)
Tengo otros dos quilts que solo están a falta del borde y de empezar a acolchar.. Y en esto voy a concentrar mis energías.
Tengo casi la mitad de los bloques del Centenial Sampler, otro tanto del Dear Jane, lo mismo de otro sampler... En fin, una locura.
Pero, lo que me gustó encontrar fue un tapiz increíble que compré en el 2006, preparé y cosí durante el 2007... y luego se fue a dormir el sueño de los justos. Estaba completamente olvidado.. tanto que ni recordaba tenerlo.
Es un trabajo increíble, un auténtico puzzle con telas. Está completamente preparado (papeles y telas cortadas e identificadas) a falta solamente de coser 5 secciones y unir. Y ésto es lo que lo va a salvar de por fin acabarlo. Ahora mismo no podría ponerme a cortar piecitas, identificarlas, y coserlas. Ahora solo tengo paciencia y tiempo para coser sin pensar en mucho más. Si el tiempo me acompaña, este finde lo podré ver terminado, y después del trabajo que es, tendrá una entrada exclusiva.
Y para terminar, y como dicen por aquí: la cabra tira pa´l monte...Hoy empiezo un nuevo SAL.. Empezó hace algunos meses, pero tenemos un pequeño grupito liderado por MiColegui, que lo hemos empezado el viernes.
Es decir, que el año que viene por estas fechas, me veré haciendo de nuevo limpieza de cajones y volviéndome a encontrar otra pequeña montaña de trabajos a medias. Creo que en este punto, lo mejor será aceptar la naturaleza inacabada de la crafter que hay en mí.

martes, abril 02, 2013

Tejiendo doble para el próximo invierno






Hemos estado una semana de desconexión total en MiNorte.
Creo que hasta LaMariposita tenía depre cuando volvimos el domingo. Entre el cambio de hora y dejar la playa y la libertad atrás, estaba bastante pochilla.
Esta semana ha sido la primera vez que no ha hecho nada de viento. Los días estaban mejores que el verano incluso. Realmente ha sido un regalo.
Emma ha probado la fría agua del Norte, y lejos de querer salir corriendo, solo quería adentrarse más, y no salir del agua. Creo que es medio sirena esta niña, su pasión por el agua no tiene límites.
Estos días, en familia, y con LaPeque a mano, tuvimos oportunidad de hacernos una buena sesión de fotos.
Este año, he tejido varias prendas dobles.
La February Lady Sweater para mi, está tejida en Cascade yarn 220, en color verde. La tejí cuando estaba embarazada. Me sobraron como tres ovillos de la misma lana, y no pude resistir la tentación de tejer la Baby Sweater on two needles. Hice las mangas en redondo, no como indica el patrón, que las hace abiertas para luego coser, ya saben que soy una enemiga total de las costuras en la lana.
Después de un resultado que me enamoró, no pude reprimir el ataque de volver a tejer para las dos.
Lo siguiente fue el Owlet. El mío lo había tejido en mi estancia en GC, en el año 2009. Me encanta este jersey. El de Emma, lo he tejido en la misma Katia Perú, con dos ovillos que tenía perdidos por casa. No he acertado totalmente con la talla, así que durante el verano la nena crecerá lo suficiente para que el invierno que viene pueda usarlo. Los botones han sido cortesía de LaMamá. A mí me da una pereza terrible coser tanto botón, y mamá se puso a ello y los cosió en un periquete.
Por último la Modern Garden Cardigan. En este caso tejí primero la de LaMariposita. El resultado me encantó y la suavidad de la lana (100% pure wool de MiMadeja) es espectacular. Para la mía, hice un pedido a Cardando la lana, que recibí con ayuda de Siona. Así la tejí exactamente como dice el patrón con Eskimo de Drops. Se teje en un pis pas, porque la lana es bastante gorda y se usan agujas de 10mm.
Con los días de verano que ya han llegado, nuestras prendas a juego se irán al armario a esperar el invierno que viene.
Así que ya estamos cambiando la lana por el algodón y a seguir tejiendo.
Los detalles técnicos en mi rav.