lunes, marzo 25, 2013

Y si todo se trata de cuidar y acompañar?







Este fin de semana he hecho dos cosas fuera de lo habitual: el sábado me metí en la cama a las 8:30 de la noche, después de un día sin siesta y con un cansancio infinito. Aprovechando la hora del planeta y con la mariposita durmiendo ya, apagué todas las luces, y me acosté con una mini lampara a pilas y mi libro. Terminé de leer Astrid y Verónika. Tengo ideas confusas acerca de la opinión que me ha creado. Aunque tengo varias conclusiones: todos los libros de escritores nórdicos que he leido tienen páginas oscuras que lees deseando que acaben, aunque quieran escribir una historia de amor y amistad, siempre hay pinceladas de novela negra . Aún así, me encantan. La descripción de las estaciones, de los escenarios... Han hecho de este libro una lectura sosegada y deliciosa.
Y el domingo por la mañana después de un sueño reparador, terminé de ver Intocable. Que por cierto, me ha encantado. Me ha hecho reír, y se me han asomado las lágrimas a los ojos, más de emoción que de tristeza.
Después de la peli y el libro, en mi cabeza está la misma conclusión: y si todo se trata de cuidar de alguien? de acompañarlo? de escuchar y de preocuparte por su confort?. No creo que haya nada más satisfactorio que esto. Y con esto en las neuronas, me ha dado por sacar recuerdos, y hacer balance.
En una vida donde el amor de pareja ha pasado a la inexistencia por elección, la amistad y el cariño sincero han pasado a ser algo muy valorado por mí.
Hubo una época  en que tuve una amiga. Mayor que yo.. Siempre tengo amigas mayores que yo.
No hace tanto que fue.. Sin embargo, tengo que rebuscar recuerdos.
Fue alguien importante. Acompañante en diversas situaciones, guardiana de secretos, cómplice en circunstancias complicadas.
Y el tiempo pasó.
Yo me reproduje, ella desapareció.
Me acuerdo de ella, a veces, de vez en cuando. Y no alcanzo a entender, a veces pienso que no entiendo porque no quiero. Porque tal vez, la explicación sea más dolorosa que la ignorancia del tema.
Y mientras tanto cuido de la mariposita, y me preocupo por mamá, y por el patrón y el planeta neptuno, y por el gurú, y la bajista y la peque, (que ya puede conducir... ), y me siento feliz, porque tengo mucho por lo que dar gracias y por lo que sentirme completa.


3 comentarios:

Chitin dijo...

Creo q siempre en la vida hay un cuidar y que te cuiden, pero no todo es tan idílico... mi abuela estuvo muy malita en sus últimos años, de hecho tuvimos q tomar la desgarradora decisión de llevarla a una residencia porque en casa era imposible atenderla en condiciones, mi madre llegó a un punto que no podía más, eran 24 h. al día 7 días a la semana y nosotros con el trabajo no podíamos ayudarla tanto como era necesario.

Y no te reduzcas tanto, "cuido a la mariposita..." no sólo la cuidas, la amas, la enseñas, la trasmites tu amor por las cosas sencillas de la vida... disfruta de ella y protégela tanto tiempo como puedas de las complicaciones de la vida, dándola a la vez unos criterios sólidos para q cuando la cuestionen tu (su) forma de vida, ella siga viendo la felicidad en las cosas sencillas.

Nieves dijo...

A mi también me gusto muuuuucho la peli, tiene momentos que te tienes que reir por fuerza, lo que mas me gustó es que fuera una historia real, siempre me gustan las pelis basadas en historias reales.

A las 8.30 en la cama? Uf ya estarías cansada!

Yo siempre he sido la amiga mayor, mis amigas, la gran mayoría son menores que yo.
No le tienes que dar muchas vueltas a la cabeza sobre ese tema, aunque sé sea inevitable... Yo también he tenido amigas que han desaparecido por diferentes motivos o causas pero yo siempre pienso que no eran amigas, amigas de verdad, fueron amigas del momento, de la situación, compartimos un trozo del camino de nuestras vidas porque considerandos en ese punto del trayecto y ya está.
Animo.

Un beso :)


la tieta Rosa dijo...

Creo que este fin de semana nuestros pensamientos han estado comunicados,(como muchas veces), y en esos pensamientos fué donde me apareció la pena :-( de no poder cuidar de quien me cuidó a mi, y de quien aun me necesita
Ese es un dolor grande, así que muy bien colegui, sigue cuidando a los tuyos, aprovecha de estar a su lado, nunca sabes lo que la vida te depara!

Po otra parte, si esa amiga se separó de tí, sabes lo que te digo: ella se lo pierde!!!!
un abrazo muy grande colegui