viernes, noviembre 23, 2012

Los miércoles por la tarde, un trozo de trapo


Vamos dejando atrás viruses, toses y mocos, poco a poco pero parece que de forma cierta.
Es la primera vez que LaMariposita toma antibiótico, y me ha dado algún que otro dolor de cabeza este asunto. Después de leer, pedir información y asesoramiento, creo que hay cosas que no se pueden evitar, y luchar de forma seria con una otitis creo que es una de ellas. De a poquitos, vamos volviendo a nuestras rutinas, a la música y a bailar por las mañanas, a las noches más tranquilas y a las ganas de jugar y alborotar.
Los miércoles por la tarde, vamos al taller de MiColegui, a coser un ratito. Yo me he propuesto terminar los doscientos cuarenta y cinco mil proyectos que tengo a medias, tanto grandes como chicos.
Poco a poco voy dando matarile a cosas que no recordaba siquiera haber empezado. Qué bien sienta decir:  terminado!.
Me encantan las tardes de los miércoles, porque aunque no aproveche el tiempo como lo hacía antes, son especiales. Me voy a coser con LaMariposita y con mi mamá. Entre las dos nos hacemos cargo del trastillo que tengo por niña, para que las dos podamos avanzar un poquito en nuestros proyectos.
Ella, que ya ha empezado a casi correr, tiene muchísimo trabajo en el taller: organizar hilos y bobinas, tocar tooooodas las telas, y recoger cada retalito que cae al suelo. Creo que aquí tengo a una futura quilter-tejedora en potencia.

... Y si hacía calor, bajar el barranco,
Si estaba lloviendo, taparse con un saco de azúcar,
y un trozo de trapo, para jugar después.

(Un trozo de trapo/Fermín Romero)

miércoles, noviembre 21, 2012

Libro 3 - 2012


Para reforzar la opinión que me dio el primer tomo, he terminado el segundo, y si... sigo opinando lo mismo, y para variar no soy la única. Aquí el mejor resumen de la segunda parte. Si quieren leerse el libro completo, no seré yo quien se los impida, aunque la verdad, creo que el resumen es mejor que el completo.
Estoy con el tercero, como no podía ser de otra manera, con esta maldita costumbre que tengo de no dejar las cosas a mitad. La ventaja, es que como se lee en diagonal, se acaba bastante pronto.

domingo, noviembre 18, 2012

Terminando tareas, y luchando contra los viruses





Hace unas semanas, MiColegui, propuso un monográfico para ir haciendo boca al tiempo que se acerca: Me encantan este tipo de monográficos, porque compras el material para hacer el trabajo en cuestión, que en este caso era un camino de mesa, y pasas la mañana del sábado cosiéndolo en el taller, por el mismo precio.
Yo a parte del camino de mesa, quise hacer también dos individuales, para tener las mesas a juego.
Ese día, nos agasajaron con un delicioso desayuno a base de café, croissants y un peach-crumble que trajo Natalia, que estaba para recoger cada una de las migas!.
Ese día me llevé la mayor parte del trabajo hecho, a falta solo de unas puntadas de aplicación y poco más.
Tengo que decir, que el acolchado, ha sido cortesía de MiColegui, que está hecha una experta en cuestiones de acolchados a máquina.
Así que ya hoy lucen elegantemente, o así me lo parece, en mis mesas.
De paso, por fin, he terminado mi Color Affection, que lleva un buen número de meses en las agujas. Ha quedado grande, pesadito y bonito de ver. Claro que mirándolo con mayor profundidad, tiene ciertos pliegues que no me terminan de llenar, y que me parece que con el bloqueo no se van a ir. Suerte que al llevarlo encima, no se notan tanto.
Llevamos dos días encerradas en casa, intentando combatir un dichoso virus griposo, que nos tiene a las dos bastante tocadas. Ella con otitis, y yo con un quebranto-tos-dolor de garganta espectacular. Aquí estamos, las dos tomando el mismo frasquito de antibiótico que nos recetó la pediatra. Momento que por cierto, quiero olvidar. Chiquito show que armó la Mariposita desde que entró a consulta. Aún no le había hablado la doctora, y ya estaba haciendo pucheros, no se imaginan como se puso cuando la fue a tocar...
Estamos pasando los días como podemos, ella está griposa, pero eso no impide que quiera estar andando todo el día, que lo quiera coger todo, que quiera jugar.. Y yo, voy arrastrándome detrás de ella para vigilar que no se haga daño con nada, porque a esta edad todo es un peligro!
Estos días, no sé si habrá sido por la fiebre, he estado muy reflexiva. Están a punto de cumplirse los dos años desde que la maternidad se hizo un huequito en mi vida para terminar de llenarla por completo. Hay cosas increíbles, todo es una aventura, y ver como avanza en su crecimiento, aprendizaje, logros, no tiene palabras. No obstante, tiene algo negativo. Recuerdo cuando estaba en El Mirador, hablando con un jefe de obra, que ya era papá. Le conté la noticia, y después de darme las sinceras felicitaciones me dijo: ahora vas a saber lo que es de verdad querer y que te quieran, amor de verdad... Pero también vas a saber lo que es el miedo... Miedo de verdad.
En ese momento, o no quise atenderle o no quise escucharle... Ahora, después de 15 meses, y estos días viéndola tan chafadita, resuenan, con muchísima razón, sus palabras en mi mente.

viernes, noviembre 16, 2012

Dando vueltas por el Caribe con John


La música es una magia poderosa. Conozco a John Mayer hace ya unos años. Fue ElFlaco quien me lo presentó. Su primer disco, está asociado inevitablemente en mi memoria a esas charlas sobre libros, música y mudanzas, con él.
El Battle Studies es otra cosa. Lo compré, junto con otros dos discos más (porque yo compraba discos hasta que llegó a mi vida el Spotify) un viernes de camino al Sur de GranCa, a un fin de semana que yo esperaba que fuera revelador, como si me fuera a adentrar en la selva de Perú y fuera a tomar la ayahuasca. Nada más lejos de la realidad, recuerdo volver por la autopista con el disco de Ben Harper a todo volumen, y el corazón un poco más rotito.. qué cosas!
La cuestión, es que pasó más de un mes de esa desastrosa experiencia hasta que lo escuché por primera vez.
Y una vez más, como me suele pasar siempre con John,  fue amor a primera escucha. Creo que lo tuve puesto en el coche durante casi cuatro meses. Y en mi memoria está vinculado totalmente a ese tiempo.
A los amaneceres en Vecindario; a los atardeceres de Pozo Izquierdo, con el viento alborotándome el pelo y refrescándome el corazón; a las tostadas con mantequilla para desayunar... a MiTrinchera con sabor al Caribe.
Esta semana, y en vista de que ya está el último disco de John en el Spotify, me he puesto en el coche el Battle Studies.. Todo ha venido a mi mente, todo de golpe.. Los kilómetros de autopista, en coches separados para llegar a destiempo, y los terribles cafés de máquina con miradas cómplices. En lugar de nostalgia, tristeza, o angustia, lo que he sentido es alegría... He tenido la gran fortuna de encontrar a un amigo en medio de tanto destrozo, un amigo que me tendió la mano, y recuperó mi alma. Y me siento afortunada, porque sé que está, siempre está.... El Caribe siempre acoge, El Caribe siempre salva.

miércoles, noviembre 14, 2012

Libro 2 - 2012

Sí, leyendo esto... Podría hacer una crítica, un resumen, y dar mi opinión.. Pero hay alguien que ya lo ha hecho, y es más, lo ha hecho divinamente, secundo cada una de sus comas.
Si has leído este libro, lee esta entrada, no tiene desperdicio.
Y sí, también voy a leer los otros dos libros, para poder reafirmarme en lo que ya pienso de esta trilogía, que queriendo llegar a la Saga Crepúsculo, no le llega ni al índice de capítulos.
Lo mío puede que sea un poco de sado... pero del de verdad. Chiquito truño!

viernes, noviembre 09, 2012

Libro 1 - 2012

Desde que nació LaMariposita, el tiempo que le dedico a mis aficiones, se ha visto lógicamente reducido. Así, una de mis pasiones, como es leer, se ha visto relegada al final de la lista de cosas que hacía y no hago. Todo ese desaguisado se ha arreglado como por arte de magia, desde que tengo mi Kindle.
El primer libro que he leído en él es este: Dormir sin lágrimas (Rosa Jové). LaMariposita siempre ha dormido mal, bueno, exactamente lo que le pasa es que le cuesta conciliar el sueño. Una vez dormida, duerme tranquilamente, aunque se despierta cada tanto para tomar su ración de leche y sigue durmiendo.
Todo esto lo tenía contemplado, y asumido. El problema ha sido el tremendo tiempo que pasa desde que yo digo: vamos a dormir, hasta que finalmente cae rendida. Ha habido días en que ese tiempo ha sido de 2h. Tiempo en el cual pasa de todo: la acuno, la mezo, la acuesto en la cama, le cuento un cuento, me quedo callada, le doy toquecitos, le doy leche... y mi estado de ánimo cambia igualmente: resignada, tolerante, frustrada.. He probado casi de todo lo que se me puede ocurrir, menos dejarla sola y que llore.
Después de leer el libro, he aprendido algunas cosas, y he puesto en práctica algunos de los consejos que da. Hemos conseguido reducir el tiempo a 45 minutos, en el peor de los casos, y espero que siga reduciéndose. Ir a la cama ahora, porque yo estoy más concienciada, es más calmado y tranquilo. Y sin lágrimas. No las había antes, y tampoco las hay ahora.

domingo, noviembre 04, 2012

Domingo de trabajo, flores, lanas, ....y 30º a dos pies






Este primer domingo de Noviembre, nos hemos levantado al alba. LaMariposita sabía que tenía hacer un montón de cosas, y para ayudarme, ha tocado diana poco antes de las 7.
Hemos desayunado delante del pc prácticamente. Y luego yo me he dedicado a pulir un trabajo terminado, y ella a dar buen repaso a sus libros nuevos, buscando flores, pelotas, y nenés titititos.
Yo de paso, he confirmado los superpoderes que me han salido desde que soy mamá: al mismo tiempo he imprimido 4 copias del proyecto en cuestión, he cosido parte de los deberes del curso que hice ayer (post próximamente), he organizado fotos, descargado capítulos de mis series, he cantado, tendido una lavadora,... y todo en un rato!.
Luego hemos aprovechado a la Peque en casa de la mamma, para que nos sacara unas fotos. Por fin puedo subir a Ravelry mi chaqueta terminada. Me ha encantado tejer este patrón, y tengo muchas ganas de estrenarlo, cosa totalmente imposible con estos 30º de temperatura que nos acompañan día y noche.
Y hoy nos han traído un regalito desde la finca del tío. Esto de volver al núcleo familiar tiene esto de bueno. Nos han traído una rosa rosa, abierta y olorosa, perfecta!
De super sorpresa una bolsita llena de flores de algodón. Desde que era pequeña no las veía. Ahora voy a intentar sacar las semillas, y ver que pasa. Estoy como niña con zapatos nuevos, aunque estén sucias, y aún no sepa bien qué hacer con ellas.
Hemos inaugurado noviembre de muy buena manera, y de forma bípeda. LaMariposita se traslada sobre sus pies, de forma insegura pero rotunda. No quiere que le den la mano, y tampoco que le digan a donde ir.. Me esperan días complicados.