lunes, diciembre 10, 2012

Esperando a que broten los tulipanes






Este pasado Noviembre, se cumplieron 7 años desde que estoy-estamos en el piso.
Siempre he tenido la sensación de que no sería ésta la casa donde viviría para los restos, y parece que se va confirmando conforme pasan los meses, solo hay que esperar un poco más, que las cosas de Palacio, van despacio.
Aún así, aquí estamos muy bien. Este pisito de 63m2 nos da todo lo que necesitamos. Aunque a LaMariposita se le hace pequeño para correr sus maratones matutinos y vespertinos.
Recuerdo, que según empecé a amueblarlo iba cogiendo color a "casa", pero sentía que le faltaba algo. No fue hasta las Navidades, cuando LaMamma me regaló una flor de Pascua cuando me dí cuenta de qué faltaba en mi hogar: las plantas.
Desde entonces ha habido algunas, que con las mudanzas de isla se han visto perjudicadas. Ya hace casi dos años desde que retorné, en aquel viaje en barco con una Mariposita de 13 semanas, 41 bultos y las dos plantitas. Hoy solo queda una de aquellas dos, pero se han sumado otras.
Ahora mismo tenemos dos orquídeas nuevas (hay sincronías dignas de estudio y la adquisición de estas dos plantas es una de ellas, las compramos del mismo color y casi a la misma hora MyGirlfriend y yo), y dos violetas. En estos días la orquídea que traje de GC está pocha, mustia, y con pocas ganas de vivir. Me he hecho una experta sobre su cultivo, y esta tarde voy a iniciar un plan de reanimación urgente para ver si consigo sacarla de su agonía. He estudiado concienzudamente el proceso: sacar del tiesto (tercera vez en mes y medio), cortar raíces muertas, espolvorear con canela (antifungicida) y dejarla al aire, sin tierra durante un tiempo, hasta que le vuelvan a salir raíces nuevas. Mientras la iré regando con Benerva (vitamina B, de farmacia). A ver si da resultado. Ahora lo importante es que reviva, ya luego a ver si se anima y nos da flores.
Y lo que ahora me tiene entusiasmada, son los bulbos. Desde Francia, y con mucho amor, nos trajeron bulbos de tulipanes y jacintos. Desafiando a los entendidos y a la propia naturaleza, los he plantado aquí, que tenemos un invierno flojito (para lo que ellos están acostumbrados). Primero he tenido los bulbos tres semanas en la nevera, y luego los he plantado. Los tulipanes en la jardinera, y los jacintos en maceta.
Los jacintos están todos brotando!, y ya me imagino el perfume que va a recorrer el piso la próxima primavera! y los tulipanes, bueno.. ahí están.. A veces me impaciento, y me dan ganas de escarbar en la tierra, a ver si siguen ahí, o se han ido... o se han estropeado los bulbos, o por el contrario están empezando a echar raíces.. Lo que pasa en esa jardinera es todo un misterio.
Mientras espero a que broten los tulipanes, imagino el patio de la nueva casa, y la de plantas que voy a poder colocar allí.

2 comentarios:

Sole Moeder dijo...

Yo con los bulbos soy muy patata y siempre me lio. Suerte que los narcisos son unos machotes y siempre salvan la cosecha de flores.

Ahora que tengo a Mi Ch de ayudante no tengo casi flores. Es que ve una y ya la está arrancando para traermela. El muy bandido sabe lo tonta que me pongo y que me lo como a besos como la primera vez que lo hizo.

Me encanta la jardinería!!

See you wuapa!

motel dijo...

Que lindos!!