miércoles, noviembre 14, 2012

Libro 2 - 2012

Sí, leyendo esto... Podría hacer una crítica, un resumen, y dar mi opinión.. Pero hay alguien que ya lo ha hecho, y es más, lo ha hecho divinamente, secundo cada una de sus comas.
Si has leído este libro, lee esta entrada, no tiene desperdicio.
Y sí, también voy a leer los otros dos libros, para poder reafirmarme en lo que ya pienso de esta trilogía, que queriendo llegar a la Saga Crepúsculo, no le llega ni al índice de capítulos.
Lo mío puede que sea un poco de sado... pero del de verdad. Chiquito truño!

5 comentarios:

glaramknits dijo...

Pues no sé si era tu intención pero ahora me picado la curiosidad y seguro que me leo los tres libros, aunque sepa de antemano que seguro que comparto tu opinión. Debe ser que también soy un poco sado...

Chitin dijo...

No tenía mucha intención de leerlo, la verdad....pero con la entrada que has enlazado, como q menos...

A ver si me traen los Reyes Magos la última de Ken Follet o de Matilde Asensi...q eso sí es disfrutar de la lectura.
Besos.

Sole Moeder dijo...

Pues yo no pensaba leerlos... y sigo con las mismas. Me parece todo una gran operación de márketing para marujas que quieren ir de modernillas.

He leido el post del libro uno y es que dá pena.

A los vampiros los abandoné (en papel) cuando Sookie me empezó a caer pesada. La serie en TV la sigo por ese rubio vikingo que si no... y como me la bajo pues la veo transversalmente (salto escenas hasta que aparece ÉL).

La saga Crepusculo me pilla a edades lejanas yo soy de El señor de los Anillos.

Nice blog....

Bárbara Est dijo...

Me lo empecé a leer y me pareció infumable. Pasé pepinillos después de 15 paginas, que luego me pasa como a ti y aunque sean un bodrio me tengo que tragar la trilogía entera para ver si mejora la cosa

Anónimo dijo...

Pues con mucho creo que esta saga es mejor que la saga de vampiros.

Sobre vampiros prefiero los de Ane Rice y los de Stocker que son verdaderos vampiros.

Me lei estos tres libros super rápido, porque la historia engancha y no es que pensemos ser super modernas, pero en gustos se rompen generos.

Saludos