viernes, noviembre 09, 2012

Libro 1 - 2012

Desde que nació LaMariposita, el tiempo que le dedico a mis aficiones, se ha visto lógicamente reducido. Así, una de mis pasiones, como es leer, se ha visto relegada al final de la lista de cosas que hacía y no hago. Todo ese desaguisado se ha arreglado como por arte de magia, desde que tengo mi Kindle.
El primer libro que he leído en él es este: Dormir sin lágrimas (Rosa Jové). LaMariposita siempre ha dormido mal, bueno, exactamente lo que le pasa es que le cuesta conciliar el sueño. Una vez dormida, duerme tranquilamente, aunque se despierta cada tanto para tomar su ración de leche y sigue durmiendo.
Todo esto lo tenía contemplado, y asumido. El problema ha sido el tremendo tiempo que pasa desde que yo digo: vamos a dormir, hasta que finalmente cae rendida. Ha habido días en que ese tiempo ha sido de 2h. Tiempo en el cual pasa de todo: la acuno, la mezo, la acuesto en la cama, le cuento un cuento, me quedo callada, le doy toquecitos, le doy leche... y mi estado de ánimo cambia igualmente: resignada, tolerante, frustrada.. He probado casi de todo lo que se me puede ocurrir, menos dejarla sola y que llore.
Después de leer el libro, he aprendido algunas cosas, y he puesto en práctica algunos de los consejos que da. Hemos conseguido reducir el tiempo a 45 minutos, en el peor de los casos, y espero que siga reduciéndose. Ir a la cama ahora, porque yo estoy más concienciada, es más calmado y tranquilo. Y sin lágrimas. No las había antes, y tampoco las hay ahora.

3 comentarios:

ANA MARIA dijo...

Me parece estupendo. Lo del método Estivill creo que es una salvajada.
Mis hijos han aprendido a dormir solos con tres y cuatro años respectivamente.
Hasta esa edad nos hemos quedado con ellos en su cuarto hasta que se han dormido. Y si de madrugada se derpiertan y vienen a la "cama grande" les hago un sitio y a dormir....

SAMSARA33Y22 dijo...

Felicidades corazón, por elegir un buen método y ni plantearte siquiera el "Estivill", opino igual que Ana María, por favor, pero si es una borriquería que el muchacho se infle a llorar mientras tú por dentro estás atacada!!!, que noooooo, prefiero el "Duérmete niño", yo me mudé con ellos al principio a su habitación, un ratito y a mi cama, y si venian,pues a dormir más calentitos!!!
Besitos a las dos. ;-)
Pilar.

Adijirja dijo...

Sin prisas, que pa' todo hay tiempo en la viña del señor... Y paciencia. Por cierto, yo también he querido tirarlo en algún momento por el balcón... :)