martes, junio 26, 2012

Mis agujas y sus pies



Este recién estrenado verano está entrando bien fuerte. Al Sol no lo vemos por la calima que hay, y el aire es inexistente. Llevo dos días que al mirar al cielo, se me viene a la cabeza el primer capítulo de Terranova, ese cielo terroso con ambiente irrespirable.. Esperemos que pase pronto esta primera ola de calor calimosa.
Estar en la calle es un grave error, así que solo queda atrincherarse en casa e intentar pasar el tiempo lo más entretenido posible, bebiendo grandes cantidades de cualquier liquido fresquito.
Mi mayor entretenimiento por ahora, es tejer mientras le canto a la Mariposita. A ella si le canto, le parece que el tiempo se pasa de forma muy divertida, cruza sus piernas y escucha atentamente. Qué cosas!, toda la vida con complejo de ser una horrible cantante, y a ella le encanta... Así es el amor...
Este mes lo he pasado tejiendo para otros. Peebles, turbantes,  chaquetitas top-down y alguna braguita. Los bebés a mi alrededor se multiplican, y estoy aprovechando para tejer las cosas que no llegué a tiempo hacerle a Emma, así me quito esa espinita.
De un tiempo a esta parte, no paro de darle vueltas al asunto de hilar... Tanto así me ha dado, que ya he localizado un rebaño de ovejas, claro que para empezar, me vale con una sola. Estoy buscando como loca información, para ponerme manos a la obra.
Mientras, sigo echando de menos mucho (mucho mucho, tanto que duele a ratitos) a MiTrinchera... Las conversaciones, las reflexiones, sus sensatos consejos, y esa capacidad que tiene de hacerme sentir importante con solo mirarme. Los recuerdos se agolpan, y dejan ese hueco chiquito en el pecho que se hace imposible de llenar. Pero así pasa con ciertas cosas, .. que en silencio han tenido que ser... Me queda la certeza de que es mutuo, y que no nos hace falta prometernos la luna para que cada uno sienta que cuenta con el otro. Así de paso, también doy gracias, porque haberle encontrado, me hace sentir tremendamente afortunada.. y ya sabes, por aquí o por allá..

2 comentarios:

Nieves dijo...

Ay el Verano... época para veranear y pasear por el yate, quien lo tenga claro. Que puedo decirte yo de la calor, en Sevilla es sencillamente...
Infernal!!!

Me dejas claro que eso de cocer y cantar va muy bien contigo.
Felicidades por todas esas cosas bonitas que nos cuentas.

Un abrazo :)

hiedra dijo...

eres capaz de mirar esos piececitos tan bonitos y aguantarte las ganas de hacerles cosquillas???? jijiji.