viernes, noviembre 11, 2011

36 años, 3 meses, y granadas


Han pasado los temibles 3 primeros meses. Todo el mundo me lo advertía: son solo 3 meses. Parecía que no llegaban nunca, pero llegaron y pasaron. Y la diferencia es como de la noche al día.Los primeros 3 meses se pueden resumir en días de: llanto, teta, llanto, teta, llanto, baño, llanto, teta.. y por en medio, pañal, pañal, pañal. Hay algo que se despierta en tu interior, que hace que no te desesperes, que no quieras salir corriendo, que no quieras bajar los brazos.. y cuando te vienes a dar cuenta, pasó. Ahora los días se despiertan con un "buen día", por mi parte, y un "ajóooo" por el suyo; le ofrezco un desayuno a base de la leche que voy fabricando, a lo que ella vuelve a responderme con otro: "ajóoo"... y así vamos dialogando a lo largo de la mañana, el medio día, y la tarde.
Ya ronda los 6 kg, y de aquella bebecita pequeñita y delicada que conocí en Agosto, queda poquito. Ya salimos de paseo en el sling y en el coche, y ya que ha refrescado empezamos a usar los gorros que he tejido y las medias que nos han regalado. Que me derrito con mirarla, no es nueva noticia, pero es que verla con leotardos, hace que necesite baberos de talla XL.
Mientras ella cumple 3 meses, yo he superado la barrera de los 36 años... El primer cumpleaños de mi vida que tiene sentido, que he recibido con alegría, que he festejado a lo grande, dentro de mí, sin velas y sin tarta, pero tremendamente feliz.


Y así como yo cuido de MyLittleButterfly, mi mama cuida de mi. Estos días me da granadas, que tienen no sé cuantas vitaminas y propiedades para que mi cuerpo esté en la mejor de sus condiciones para seguir fabricando tan buena leche.
Nos vamos acomodando, y poco a poco entre las tareas de amamantar, el cambio de pañal, y el baño, estoy introduciendo el tejido, los libros, y el blog.