miércoles, abril 20, 2011

Magic, inside of me


Sé que la magia está por todos lados, pero que también nosotros podemos crearla, construirla y repartirla.
Los momentos que vivo, me resultan inexplicablemente mágicos.
Mi barriga, en solo dos semanas se ha hecho prominente, atrevida, y sobre todo presente,.. pura magia.
Las patadas que MyLittleButterfly me da, como respuesta a las mil conversaciones que trato de mantener al día con ella, no pueden ser otra cosa que magia.
La sensación de plenitud, de tranquilidad, de sosiego,... de felicidad, en mi persona, en mi carácter, en la mochila de vivencias que traigo... eso solo puede deberse a la magia.
Y como dice bien el Sr. Dyer, cuando tu exprimes una naranja lo que sale es zumo, porque es lo que tiene dentro... ahora mismo, si me tocas un poco, lo que sale de mi es magia... porque eso es lo que ahora mismo hay dentro.
Y tengo la ligera sospecha, que esto no ha hecho más que empezar!

viernes, abril 15, 2011

Huecos no vacantes


Mientras parezco la mujer orquesta, haciendo mil cosas cada mañana, por las tardes me entretengo preparando el armario y el cuarto, para MyLittleButterfly.
Desde la isla de acogida llegó una maletita preciosa, llena de tesoros, entre ellos esa muñeca, me convierto en cirujana o en pariente lejana del Dr. Frankenstein, y empiezo a ensamblar manos y piernas, cabeza y tronco.... Será su primera muñeca.
Ya casi 5 semanas aquí. Atravesamos el Ecuador, y nos posicionamos en la semana 20+5.
El tiempo pasa y es implacable, aunque no quieras devuelve a cada quien a su lugar.
Las personas se ubican dónde realmente están, y no dónde tu quisiste que estuvieran.
Se hace raro, no contar con esas personas con las que pensaste que siempre podrías contar, porque siempre repetían que ellas siempre estarían.. En fin, es el devenir de la vida.
Hay personas que entran una vez en tu vida, y luego se quedan ahí, o se desaparecen.
La cuestión, es que ahora no están, y las que sí están ocupan tanto, que tampoco es que tenga demasiado tiempo y energía para extrañar a las que decidieron quedarse fuera.
Es una etapa extraña la que vivo, porque el estrés de lo material, no me deja disfrutar al 100% de lo que viene, y tengo que hacer algún esfuerzo por darle la verdadera importancia a cada cosa.
Yo sigo viéndome crecer la barriga, es impresionante! y ver cómo se mueve (porque si miras atentamente se puede ver), se me quitan de un plumazo todos estos pensamientos.
Lo que sí sé, es que este tiempo es irrecuperable, y aunque las cosas vuelvan a cambiar, yo ya no seré la misma para volver a compartir las cuestiones cotidianas. Sé que estaré centrada en MisAlemanes, y lo demás dejará de tener importancia.
Llego siempre a la misma conclusión, los que están tanto físicamente como en la distancia, son los que tienen que estar, los demás sobran.

viernes, abril 08, 2011

Me da vergüenza este país

Yo, hoy, tenía el firme propósito de tomarme el día libre, pero mira por dónde, no va a ser posible.
Hace tres semanas que estoy peleándome con los funcionarios de este país, con su sistema de ayuda, con su sistema de resolución de incidencias, y tres semanas después aún estoy en ello.
Ya no sé si reir o llorar, porque en este tiempo he pasado por todos los estados emocionales posibles que derivan de estas situaciones.
Semana 1: me solicitan una vida laboral, para adjuntar a mi CV. La pido por teléfono, donde me informan que tardará en llegar a mi domicilio la friolera de 15 días.. Pero que puedo solicitar un certificado digital y sacarla yo misma de la página de la Seguridad Social.
Entro en la página de la Fábrica de Moneda y Timbre. Solicito el certificado digital, recibo un código que debo acreditar en cualquiera de las administraciones públicas que informan en la página.
Voy a Hacienda, me acredito con fotocopia del DNI, y me dicen que he de esperar 24h a que se active mi certificado. No me informan de nada más.
En medio de la mudanza, en lugar de pasar 24h, pasan 48.. Cuando voy a descargarlo, mi certificado ha caducado.
Semana 2: Vuelvo a descargar otro código, y vuelvo a ir a Hacienda. Vuelvo a esperar 24h. Recibo el mensaje al descargar que con ese código no hay ningún certificado pendiente de descarga. De nuevo, paseo a Hacienda.. ¡Sorpresa! la señorita en cuestión olvidó oprimir el botón de Aceptar.. Mi certificado no ha sido generado, ni acreditado.
Vuelvo a esperar 24h.
Semana 3: Entro en la página de la Fábrica de Moneda y Timbre, descargar certificado, obtengo el error 207. No está especificado en ningún sitio dicho error. He de llamar por teléfono a Madrid, a la propia Fábrica, para pedir información sobre dicho error. El certificado no se puede descargar con Google Chrome, solo con Mozzilla o con IE. He de repetir todo el proceso.
Abro el IE8, descargo un nuevo código, y vuelvo a darme otro paseo a Hacienda, la señorita que me ve llegar, se mete debajo de la mesa. Me acredita de nuevo el código, y he de esperar otras 24h.
Hoy, con el reloj en la mano, y esperando impacientemente a que se cumplan las 24h, abro el IE8, y descargo mi certificado. El mensaje que obtengo es "su certificado se ha instalado correctamente".
Me dirijo rápidamente a verlo, a buscarlo, a ver lo que tanta lata me ha dado. ¡Sorpresa!, no está por ningún lado.
Llamada de nuevo a la Fábrica. "Sí, ese mensaje sale siempre, pero su certificado no está instalado".
Me preguntan qué sistema operativo tengo y qué navegador: Vista, IE8.
Atención a la respuesta: Es que esa combinación suele dar problemas, mejor descárguese el Mozzilla, o bien, haga los cambios siguientes que le especificaré en un mail.
A todas estas, han pasado tres semanas (3 SEMANAS!!!!!!!!!!!!), la vida laboral no la he recibido por correo, tampoco he podido descargarla, y algo que parecía (y podría ser) tremendamente fácil y rápido, es algo engorroso y lento.
Me da tremenda vergüenza el funcionamiento y la burocracia de este país, la ineptitud e incapacidad casi general de todo ese personal que recibe un sueldo digno de nuestros impuestos y que no son capaces de dar informaciones completas, o solucionar cualquier tipo de incidencia informática.
La frustración que siento es tan grande, que no tengo fuerzas ni para dar un grito.
Terminaré aislada, con el poco dinero que tenga debajo de una baldosa, y en lo que pueda, iré al márgen de todas las Administraciones Públicas.
Lo siento, pero este país, hoy me da mucha vergüenza.

martes, abril 05, 2011

Descubriendo artistas

Este fin de semana pasado, me llevaron de excursión por el Norte, no el mío, sino el norte norte.
En Corralejo, visitamos el mercadillo artesanal del Centro Comercial El Campanario.
Estaba lleno de turistas, y también de locales que disfrutaban del viento norte de un domingo cualquiera.
Allí descubrí a "aska" (cenizas en sueco). Una sueca muy jovencita y simpática que cose estos bolsos tan bonitos. Están hechos con una perfección en las costuras que me dejaron con la boca abierta. La elección de las telas y su combinación es espectacular.
Además de bolsos, tenía monederos y también unas originales etiquetas para identificar las maletas que me parecieron preciosas.
Allí reencontré a dos de mis antiguas alumnas, que tienen su propio puesto de camisetas con aplicaciones, primorosamente festoneadas, y que atienden a cualquier turista porque entre las dos deben hablar al menos cinco idiomas.
Yo, por mi parte, estoy tremendamente orgullosa de haber enseñado tan mal a mi alumnas, de haberlas tratado tan mal, de haberles ocultado todo lo que sé sobre telas y puntadas, de haberles hecho pasar tan malos ratos..
Y sobre todo estoy super agradecida de que ellas me lo demuestren cada vez que me ven, en cualquier rincón de ésta, Mi-Isla.

sábado, abril 02, 2011

De rincones y recortes

Este mes de Abril, no me lo han robado, y como lo estoy estrenando y atesorando concienzudamente, disfruto de sus días y de sus noches.
La casa, ya no es piso, ya es como un hogar, y teniendo en cuenta todo lo que está pasando dentro de mí, tengo que alborotar de la misma forma por fuera.
Hace unos días cuando le conté a mi ex-roommate todo lo que estaba cambiando en casa, y todo lo que había desecho, sabiamente me apostilló: Así como se está haciendo hueco dentro de tí, tu lo estás abriendo por fuera. Y así debe ser, porque ya no son las ganas, es necesidad por despejar todos los ambientes.
Eliminé los cuadros que tenía encima del sillón, aquellos que fueron el fruto de un viaje al infierno, de esos que me daba antes, y que ahora ya ni recuerdo lo que eran. Era tiempo ya de cambiarlos. Embarcada con MiColegui, en una idea extraída de un libro, y alimentada por mi imaginación, nos ha salido este bonito tapiz, que ya está colocado en su sitio, y que me produce una satisfacción inmediata en cuanto lo veo. Da calidez al salón, y también me parece que es algo bonito de mirar.



Y en previsión de un día de visitas, de agradables conversaciones, de miradas cómplices, de charla entendida y entendible, he puesto mi horno en funcionamiento, y he agasajado a mis visitantes con estos cinnamon rolls. Da gusto cocinar en este horno.
El resto del espacio-tiempo, lo voy rellenando de recortes, de lecturas a medias, de escrituras explicativas, de pensamientos asustadizos...
Mi barriga crece, y yo quiero ralentizar estos momentos, porque aunque me muero de curiosidad por todo lo que está por venir, el temor a no estar suficientemente organizada y preparada me asusta. Confío en ella, en mí, en mi cuerpo, y no lo sabia que es la naturaleza.. Lleva 19 semanas demostrándome que es una ciencia más exacta que las matemáticas.