lunes, febrero 28, 2011

5 días para 3 proyectos

Después de pasar un fin de semana entre la cama, el sofá y el baño, por causas ajenas a mi voluntad y a mis deseos, estoy en casa, y como nueva.
Mimos, atenciones, y muchas caras conocidas me reciben aquí.
MiColegui tiene su taller a todo comfort, lleno de sus grandes y pequeñas maravillas, hechas por ella durante todos los años que lleva cosiendo, decir que es una super quilter es quedarme muy cortita, cuánto me queda por aprender!
He hecho un trato con ella y conmigo, porque hace demasiado tiempo que no me reuno con mis telas, así que esta semana voy a poner todo mi empeño en terminar tres cosas que tengo a falta de un suspiro, para poder taparme/nos con cualquiera de ellas.
Hoy, ya estoy a puntito de meter la máquina a un quilt muy especial, y que hace dos años que duerme el sueño de los justos en mi cueva.

sábado, febrero 19, 2011

La lana que eligió cómo tejerse


Hace ya casi dos meses que la recibí, vía paquete postal, desde el otro lado del Atlántico.
Mi idea era tejer un Shawl, como le había visto hacer a Lolita. La suavidad de la fibra me tenía completamente enamorada.
Así que me puse manos a la obra, y seguí el patrón más coñazo del mundo mundial. Puse atención, ganas y tiempo, ahora que dispongo de él en mayor cantidad (no por gusto ni tampoco con alegría). El patrón es bastante enrevesado, y tuve que deshacer varias veces. Mi gusto por la lana iba perdiendo fuelle conforme iba tejiendo vueltas de cada chart. Algo no iba bien.
No me estaba gustando nada el resultado, y la propia lana me enviaba mensajes (teniendo que deshacer a cada rato) de que no estaba siendo bien tejida.
Cuál fue mi sorpresa, al darme cuenta de que la cantidad en stash iba a ser insuficiente para poder terminar el último chart.
Estaba claro el mensaje: esta lana no era para ese proyecto.
Pasé la noche del jueves dialogando con ella, y debatiéndome entre comprar otro ovillo más (nada recomendable en estas circunstancias), o deshacer todo el Shawl.
El viernes por la mañana, sintiéndome más perdida de lo normal, puse remedio a mi desubicación, y tomé rumbo Norte. Allí iba a despejar todas mis dudas acerca del final de esta lana tan caprichosa.


Allí, Adi a parte de estar esperándome con el mejor pinche-ayudante y unas deliciosas magdalenas de pera, tenía posible solución para mi pequeño problema tejeril.
Me dediqué a revisar su bien surtida biblioteca lanera, y a ver in situ la cantidad de ropa tejida que tiene el pequeño pescadito. Así decidí que había llegado la hora de darle un giro radical a mi malogrado Shawl.
Cuando llegué a casa, lo deshice sin pensarlo demasiado, como quien quita una tirita sin casi haber cogido aire primero, con un rápido movimiento y con el factor sorpresa de cara.
Un rato más tarde, 4.5 horas exactamente, con John Mayer de fondo cantando "who says i can't get stone" mi lana había decido de qué forma quería materializarse.

La quickie baby sweater fue el proyecto elegido. He practicado el picot ending, y he estado buen rato devanándome los sesos decidiendo los botones más adecuados.
Ha sido con diferencia, la lana más caprichosa, y el proyecto más rápido de mi vida tejeril, lo que me demuestra una vez más, que en todo en la vida, solo hay que prestar atención e intentar entender.
Y por cierto, se ha abierto la veda...

lunes, febrero 14, 2011

Dándole término a los pendientes

Un fin de semana entero esperando por la lluvia, sabiendo que iba a estar en casa, resguardada y calentita.
Pues nada, que no llegó.. La lluvia es como ese amante que nunca llega cuando lo esperas, y de pronto, cuando sales de casa con la mirada cabizbaja, sin depilar ni maquillar, arrastrando los pies, y toda la carga que sientes que el mundo te ha depositado encima, reaparece..
Así es la lluvia, esta mañana salí poco abrigada, sin paraguas, y con mi pelo recién peinado, y ahí estaba ella.. En fin.
El fin de semana lo pasé en casa, rodeada de series y lanas.
Terminé los yoga socks, para mi clase de los martes. Tobillos calentitos sin miedo a resbalarme.
Terminé también el potholder navideño. Que ha resultado un fiasco, no por el patrón ni por su elaboración, sino porque la lana ha soltado una cantidad indecente de tinta, y lo que se prometía blanco, ha terminado rosa. La irritación alcanza niveles fuera de escala.

Así y como cogiendo carrerilla, terminé también un abecedario en punto de cruz, que le ví a MiColegui cuando estuve en Fuerte. Lo hice con hilo de Crescent Colors, en color Smoke; y la tela es un lino, que también me dio MiColegui en su día, hace ya algunos años.

Y ya que había cogido carrerilla, me puse de lleno, acompañada de un gran chocolate a la taza, con el Paper Dolls. El resultado final difiere bastante del original. Aún tengo que rematarle todos los hilos, y bloquear ligeramente, porque las muñequitas quedan un tanto arrugadas.
Pero eso se los cuento próximamente, en post aparte.
Y hoy San Valentín, espero que el amor les inunde.. Yo he tenido mi ratito esta mañana, y como es normal, me ha sabido a poco, pero me lleno de paciencia para el próximo encuentro.

jueves, febrero 10, 2011

Caprichos de un jueves de Febrero


  1. Ir a la pastelería de la vaca Valeria, y volver a comprar dos croasanes y un lemon pie, entero, comerlo directamente con un tenedor de la caja de la pastelería, poco a poco, porción a porción, saboreando el ácido de la crema de limón, y el dulce del merengue recién hecho.
  2. Mi cama, y no tener despertador. Acuso un madrugón indecente, del que tardaré tiempo en recuperarme.
  3. Mi cama con compañía, y que sueñen que me caigo, y que me agarren fuerte. Acurrucarme en unos brazos fuertes y firmes, que me den abrigo, arropo, cariño..
  4. Tumbarme en la arena de La Concha, y que el Sol caliente mi piel. Sentir los rayos en las manos y en los pies. Sentir el calor, y no pensar en nada.
  5. Terminar el Paper Dolls, que ya llegó la nieve, y yo aún ando terminando de tejer la segunda manga.
  6. Tener un ratito para sacar la máquina de coser, hacer la funda de la cartilla que tanto uso ahora, y si fuera posible hacer un litro de té con leche, y tomarlo de a poquitos.
  7. Un reloj mágico para apurar el tiempo, y que llegue el lunes, para poder verte, y luego ralentizarlo, para poder disfrutarte.

martes, febrero 08, 2011

Are you dead inside?



D'accord, il existait d'autres façons de se quitter
Quelques éclats de verre auraient peut-être pu nous aider
Dans ce silence amer, j'ai décidé de pardonner
Les erreurs qu'on peut faire à trop s'aimer

D'accord la petite fille en moi souvent te réclamait
Presque comme une mère, tu me bordais, me protégeais
Je t'ai volé ce sang qu'on aurait pas dû partager
A bout de mots, de rêves je vais crier :
"Je t'aime, je t'aime"
Comme un fou comme un soldat
comme une star de cinéma
Je t'aime, je t'aime
Comme un loup, comme un roi
Comme un homme que je ne suis pas
Tu vois, je t'aime comme ça

D'accord je t'ai confié tous mes sourires, tous mes secrets
Même ceux, dont seul un frère est le gardien inavoué
Dans cette maison de pierre, Satan nous regardait danser
J'ai tant voulu la guerre de corps qui se faisaient la paix
Je t'aime, je t'aime
Comme un fou comme un soldat
Comme une star de cinéma
Je t'aime, je t'aime
Comme un loup, comme un roi
Comme un homme que je ne suis pas
Tu vois, je t'aime comme ça

Te la regalé un día, te pedí que no la compartieras.
Esta canción fue escrita para enseñarte todo lo grande y puro que me transmites.
Ya he perdido la cuenta de las veces que he podido escucharla, la duda, la sensación de que no lo terminaste de creer.
Aún así, siempre quedará este video, que me seguirá recordando esa tarde de Septiembre, ese cine, y todas esas lágrimas...
O esa noche de Diciembre, y las ocho letras en un papel.

Y el que no se emocione oyendo esto, es que está muerto por dentro

lunes, febrero 07, 2011

Un fin de semana como los de antes

Después de un mes de Enero demasiado movido, feliz y muy variadito, comienzo Febrero recluída en casa, por deseo y con gusto.
Los movimientos de Enero, trajeron resultados inesperados, y en cierta manera algo confusos. Con lo cual Febrero se conjura como nueva posibilidad, y necesidad de trazar otra hoja de ruta, una más segura y también más estable.
Empecé por darle una vuelta tipo "limpieza estacional" al piso, dejando todo ordenado, reluciente, y perfumado. Se siente tal que si le hubiera hecho una limpieza kármica al piso.
Sigo cuidando mi alimentación más que cualquier otra cosa. Este finde me deleité con un tabulé un poco a mi manera, pero igual de delicioso.
Me gusta la dedicación que se le puede poner a la elaboración de un plato, y me recuerda aquella escena de Come Reza Ama, cuando la prota se prepara un plato simple, pero tan espectacular, que se emociona ante el mismo.
Otra de las novedades que he experimentado estos días, es el descubrimiento de una sal especiada preparada, que deja este tipo de platos muy sabrosos.


El resto del tiempo lo he bien empleado entre leer, tejer y dormir. Miguel Inzunza me ha hecho buena compañía con su disco: Juguete de Madera, tiene una canción dentro de ese disco, que es una preciosidad, aunque esta vez no pueda ajustar su letra a mi vivencia.

jueves, febrero 03, 2011

Él siempre tiene una canción

da igual el momento o la situación
Arjona siempre tiene una canción
De enero a mayo del 2009 me la pasé escuchando este disco, cantanto a pleno pulmón de Jinámar a Las Palmas, algunos días, hasta quedándome sin voz.
Va llegando el momento de volver a recuperarlo, volver a tocar fondo, pero otro fondo, con otras cosas, con otras causas, con otro inicio, con otro final..
Qué buenas son las canciones que no se ajustan a la cronología que marca el calendario, y que se acomodan en cualquier vivencia..
Tengo a Ricardo, y tengo un increíble aparato de música en micochito; dinero para gasoil, y una isla a la que darle vuelta.

miércoles, febrero 02, 2011

Como era de esperar

Como ya lo preveí, vine resacada emocionalmente.
Poco tiempo, mucho cariño, mucha lluvia también, y mucha comida.
Se me hace corto el tiempo que paso en casa, con mi familia, con las niñas, con las quilters (pensar que a mis quilters preferidas las tengo ahora todas juntas en Fuerte, se me antoja un sueño hecho realidad). Ver a la abuela, a los tíos, a mi peludito (que parece una oveja más que un perri), a los sobrinos... cómo no voy a volver resacada emocionalmente?
Pero el principal sentimiento que me traigo, es la necesidad de retomar con avidez tanto el patchwork como el punto de cruz.
MiColegui está montando un taller digno de cualquier quilter que se precie. Está lleno de todas sus maravillas, todas las que ha ido haciendo durante estos años como quilter. Todo está quedando espectacular, y como digo, desde que entras sientes que tienes que sacar la máquina de coser y las telas. La noche del viernes me la pasé soñando con tops, con bordados, y con telas.
Así me pasé el finde dentro de mi armario, sacando patrones y kits que apenas recordaba que tenía.
Ayer me conciencié y reorganicé el armario de las lanas. He tomado medidas, y he llamado al número de la salvación, para que si en cualquier momento menciono, hago ademán, o siquiera pienso en voz alta, la posible adquisición de un solo ovillito de lana más, me interne rápidamente, y se haga cargo de la situación, para salvaguardar economías. Tengo lana como para tejer sin parar durante unos cuantos años. Lo mismo pasa con las telas y los hilos de punto de cruz. Así las cosas, ha llegado la fase dos: manos a la obra!
En esto, sé que MiColegui, su taller, y el estar tan cerquita, me van a ayudar muchísimo.