sábado, febrero 19, 2011

La lana que eligió cómo tejerse


Hace ya casi dos meses que la recibí, vía paquete postal, desde el otro lado del Atlántico.
Mi idea era tejer un Shawl, como le había visto hacer a Lolita. La suavidad de la fibra me tenía completamente enamorada.
Así que me puse manos a la obra, y seguí el patrón más coñazo del mundo mundial. Puse atención, ganas y tiempo, ahora que dispongo de él en mayor cantidad (no por gusto ni tampoco con alegría). El patrón es bastante enrevesado, y tuve que deshacer varias veces. Mi gusto por la lana iba perdiendo fuelle conforme iba tejiendo vueltas de cada chart. Algo no iba bien.
No me estaba gustando nada el resultado, y la propia lana me enviaba mensajes (teniendo que deshacer a cada rato) de que no estaba siendo bien tejida.
Cuál fue mi sorpresa, al darme cuenta de que la cantidad en stash iba a ser insuficiente para poder terminar el último chart.
Estaba claro el mensaje: esta lana no era para ese proyecto.
Pasé la noche del jueves dialogando con ella, y debatiéndome entre comprar otro ovillo más (nada recomendable en estas circunstancias), o deshacer todo el Shawl.
El viernes por la mañana, sintiéndome más perdida de lo normal, puse remedio a mi desubicación, y tomé rumbo Norte. Allí iba a despejar todas mis dudas acerca del final de esta lana tan caprichosa.


Allí, Adi a parte de estar esperándome con el mejor pinche-ayudante y unas deliciosas magdalenas de pera, tenía posible solución para mi pequeño problema tejeril.
Me dediqué a revisar su bien surtida biblioteca lanera, y a ver in situ la cantidad de ropa tejida que tiene el pequeño pescadito. Así decidí que había llegado la hora de darle un giro radical a mi malogrado Shawl.
Cuando llegué a casa, lo deshice sin pensarlo demasiado, como quien quita una tirita sin casi haber cogido aire primero, con un rápido movimiento y con el factor sorpresa de cara.
Un rato más tarde, 4.5 horas exactamente, con John Mayer de fondo cantando "who says i can't get stone" mi lana había decido de qué forma quería materializarse.

La quickie baby sweater fue el proyecto elegido. He practicado el picot ending, y he estado buen rato devanándome los sesos decidiendo los botones más adecuados.
Ha sido con diferencia, la lana más caprichosa, y el proyecto más rápido de mi vida tejeril, lo que me demuestra una vez más, que en todo en la vida, solo hay que prestar atención e intentar entender.
Y por cierto, se ha abierto la veda...

11 comentarios:

Maria Cuenca dijo...

que preciosidad es maravillosa que labor nunca la habia visto tefelicito, eres una artista un saludo maria.

Adijirja dijo...

Jajajaja!!!! Ya decía yo... por un momento pensé que te habían enviado con mensajería superultraexpress un ovillo de los USA!!!
Ese modelo me encanta (ya te lo comenté en rav) y no lo conocía!!!!
Te quedó genial y... amiga... es solo el principio!!! Felicidades por decidirte a abrir la veda... Me tienes en ascuas solo de pensar la de cosas lindas que van a salir de tus aguja...

Adijirja dijo...

Por cierto, me fijé en el patrón de Loli y... estooooo.... creo que no es el mismo hilo que el que ella usó.... corasssssón...

Adijirja dijo...

Ah!!! Y para nosotros también fue un verdadero placer tu visita... Te haces de rogar, para acercarte hasta estos lares, pero siempre de siento cerca.
Por cierto, tengo que mejorar esa receta de magdalenas... :)

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

¡PRECIOSOOOOOOOO! Te ha quedado PRECIOSOOOOOO. Precioso capricho de la lana.

Bruja Costurera dijo...

muy bonita!!! me encanta!! por cierto felicidades por tu estado!!! me lo conto tu madre en la inaguracion de la Tieta Rosa, ahora todo lo que salga de tus manos sera para tu futuro bebe!! por cierto recuperate de la gripe que tienes eh?? y vente pronto para Fuerte para verte!!
Saludos Raquel tu vecina del charco jajaja

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.