domingo, marzo 28, 2010

Pidiendo prestado

Soy mi cuerpo.
Y mi cuerpo está triste, está cansado.
Me dispongo a dormir una semana, un mes;
no me hablen.
Que cuando abra los ojos
hayan crecido los niños y
todas las cosas sonrían.
Quiero dejar de pisar con los pies desnudos el frío.
Échenme encima todo lo que tenga calor,
las sábanas, las mantas,
algunos papeles y recuerdos, y
cierren todas las puertas
para que no se vaya mi soledad.
Quiero dormir un mes, un año, dormirme.
Y si hablo dormido no me hagan caso,
si digo algún nombre, si me quejo.
Quiero que hagan de cuenta que estoy enterrado,
y que ustedes no pueden hacer nada
hasta el día de la resurrección.
Ahora quiero dormir un año, nada más dormir.

Soy mi cuerpo/Jaime Sabines
..Y habiéndolo dicho el maestro tan bien, ¿para qué voy yo a añadir nada?

viernes, marzo 26, 2010

I'm on rehab

Nunca pensé que fuera a decirlo, como lo cantaba la Winehouse, pero así es.
Ayer empecé mi tratamiento de rehabilitación.
Supongo que me rehabilito de malas costumbres, malas posturas, y demasiado estrés.
En esta semana me ha tocado explicar cada día, a personas distintas que siento electricidad en las muñecas y manos, que el cuello es una pieza fija sin posibilidad de movimientos con el resto de la espalda, y que de un tiempo a esta parte el cambio de temperatura en las manos, empieza a preocuparme.
Tengo que decir, que todas y cada una de estas personas que me han escuchado con atención, merecen mi sonrisa y gratitud, han sido todas muy amables. Así las cosas, ayer me dirigí presta y on time a mi primera sesión de rehabilitación.
Mi fisioterapeuta personal se llama Javier. Es joven, atlético, y muy muy activo. Me dio a leer las normas del centro al momento que me daba unos parches y una sábana que he de llevar conmigo cada día. Las normas son algo extrañas. No se puede leer, escuchar música, hablar por telf, dentro de la sala.
No leer???? No entiendo bien por qué.
Mi tratamiento consiste en una tabla de ejercicios cervicales, guiados por Javier.
10 minutos de Tensiones, o sea, corriente eléctrica, para eso los parches, que me los pone César.
8 minutos de Onda corta, te sientas en una silla de madera, y una máquina manejada por Zaida, emite esas ondas sobre la parte afectada.
15 minutos de Masaje, administrado por Maica.. encantadora masajista, que me explicó con detalles en qué consiste mi mal y como se mejora con sus masajes.
5 minutos de Ultrasonido, una especie de ventosa conectada a otra máquina y que Fayna coloca sobre mis hombros.
Y ¡hale! a casa.
Todo esto a una velocidad considerable. No hay posibilidad de relajación. Hay un movimiento frenético de personas, pacientes y profesionales, de un lado a otro, siguiendo cada uno un protocolo determinado.
Estuve allí poco menos de una hora. Como se me impide leer, escribir, hablar por telf.. no me queda otra que poner en marcha mis neuronas.
Estoy convencida de que el tratamiento me vendrá genial para mis cervicales, pero también sé, que será totalmente perjudicial para mi cerebro, demasiado tiempo libre para pensar.

miércoles, marzo 24, 2010

Mis pensamientos

Últimamente, he recuperado mis pensamientos. Como cuando estaba en ElTerruño.
Me refiero a que me ocupo y me preocupo más de mí, ya que he tenido que ir dejando otras ocupaciones y preocupaciones, porque al parecer no me competían como yo creía, aunque lo asuma de esta manera, sin preguntar, ya que muy bien no lo entiendo.
Con ese tiempo, he recuperado mis pensamientos.
No recordaba cuántos eran, y de qué variedad.
El sábado, vegetando, dí en la tele con un documental llamado King Corn. Todavía sigo digiriendo todos los datos que almacené después de verlo. Soy o estaba completamente inconsciente de lo que como, aunque quiero pensar que tal y como lo planteaban ese alimento a mí no me llega. La cuestión es que ingerimos basura, a cambio de que se siga generando dinero. Dinero que siempre acaba en los mismos bolsillos, dicho sea de paso.... y yo esta política no la entiendo.
La noticia ayer, de que se escapen 7 tigres de un mini-parque-zoológico, y que para arreglarlo, abatan a 3, me deja sin palabras,... no entiendo que esta solución sea la apropiada.
Me dedico a divagar sobre estas cuestiones, a fin de saber qué siento y qué pienso sobre las cosas que pasan alrededor. Y las conclusiones son siempre las mismas... no entiendo lo que pasa en el mundo, y tampoco entiendo lo que pasa en mi interior.. últimamente entiendo poco, y eso que me rompo la frente pensando... sigo sin entender.... si pudiera, dejaría de pensar, pero para eso todavía hay que seguir matando vacas y tigres, y cultivando excedente de maíz, a ver si cuando explote todo, algún científico iluminado, le da por investigar algo sobre el cerebro humano y como dejar de pensar.

lunes, marzo 22, 2010

Hechos encadenados

Tengo sobre las espaldas, las experiencias acumuladas durante casi tres décadas y media. Debería estar acostumbrada a muchas cosas, como el comportamiento de la gente que tengo más cerca, y que llevan acompañándome todo este tiempo. Sin embargo, que ElPatrón me llame un domingo en la mañana para darme la noticia de una defunción (el ciclo de la vida, nada que no esperemos), y pedirme que acuda "en su representación" a los actos propios de esos momentos, me sigue causando ciertos desajustes, en esta vida solitaria, e independiente, como si fuera un espíritu libre y suficiente, que llevo.
Aún así, la responsabilidad inculcada de ser la primogénita sigue siendo poderosa, y aún teniendo un discurso perfecto y muy válido para estos casos, solo alcanzo a decir: Sí papá, yo voy.
Así que un domingo que se presumía vegetativo sin más, se convierte en una ida rápida al aeropuerto, recogida de los 4 tíos paternos. Esa es la primera transformación que sufro: solamente verles las caras, y meterlos en el coche, se me cambia un poco el humor.
Consulta rápida al GPS (ElTécnico) particular, y rumbo al edificio en cuestión.
Los escasos 30 minutos de trayecto, se convierten en un rato tremendamente agradable, y la sensación de no querer dejar la compañía.
Una vez en el sitio, y abstrayéndome relativamente de lo que realmente me tenía allí, encuentro a otra familiar. Un saludo rápido, y las ganas, la necesidad, o puede ser que la empatía sentida y pocas veces vivida, nos enredan en una conversación que dura horas, y que me introduce de lleno en un proceso de identificación personal que pocas veces he tenido.
El día va acabando, y yo de nuevo, meto a mis 4 tíos en el coche para devolverlos AlTerruño, dando abrazos y besos, con indicaciones específicas para que los repartan allá.
De vuelta a casa, sigo pensando. Lo que inicialmente parece algo totalmente desagradable, aunque sea un trámite, se convierte en un día muy muy importante.
Sigo dándole vueltas a todo lo que ayer hablé, a todo lo que ayer escuché, a todo lo que ayer me dijeron.. Sigo dándole vueltas, y sigo sacando cosas en claro.
Serán los genes? Será la edad? Será el momento?... y sigo diciendo lo mismo que el sábado...
Si.... ya...... casualidad.

domingo, marzo 21, 2010

Libro 10 (2010): Nosotras que no somos como las demás

"... Desgraciadamente el mar es un amante caprichoso, que no se deja seducir en invierno. A partir de septiembre se muestra irascible y frío y no la deja entrar en él. Susi sabe que podría arrastrarla en una de sus mareas, vapulearla airado y luego lanzarla contra el rompeolar igual que un niño enfadado con su madre estamparía un juguete contra la pared. Sabe que podría matarla, congelándola. Sabe que es neurótico y cilotímico y que necesita tiempo para sí mismo. Se lo concede porque lo ama y por tanto lo respeta, así que en invierno nada en una piscina....
.... Porque cuando está dentro de él le pertenece. Y si él decide cambiar de humor, si decide sorprenderla co una marea repentina, un oleaje imprevisto o un remolino inesperado, la tendrá a su merced. Por eso el mar es su verdadero amor, y no la triste piscina.
Porque no existe el amor sin entrega, y sin riesgo..."

sábado, marzo 20, 2010

Sí sí, Casualidad


Llevo varios días que parezco Robocop por culpa de una contractura en el cuello. Sospecho que es debido al estrés, pero por si acaso, anoche decidí tomar cartas en el asunto, y administrarme un poco de química para casos extremos, como creía que era el que se me presentaba.
A raíz de esto, amanezco hoy como si las neuronas que tengo y la comunicación entre ellas fuera inexistente. Estoy lenta, más de lo habitual; espesa, más de lo normal; y un poco cansada de existir, como diría mi amigo Helio.
Así las cosas, me he dedicado a vegetar de muy buena gana, hoy sábado. Siguiendo las recomendaciones de Lolita me puse a buscar la peli (500) Days of Summer, que tardé bastante rato en encontrar, pero que ha merecido muchísimo la pena dedicar ese ratito a la búsqueda. Baste decir que la he visto dos veces, en VO y doblada. Sin dudas, va a pasar a formar parte de mi estantería de favoritas.


Mientras y como si de otra adicción se tratara, sigo ganchilleando agarraderas. Gastando todos los restos de Katia Mississippi que tengo en el cajón. Me gusta especialmente el resultado con este par.

viernes, marzo 19, 2010

Ciclotímica

Dos días con calima y viento... Y la cabeza como rellena de algodón.
Los ojos pican, la nariz parece taponada, y la cabeza pesa, como rellena de un algodón muy denso.
No puedo pensar con claridad, y eso me estresa.
Y me estreso porque en LaObra todo es para ayer.
Y ayer estuve trabajando hasta las 7 de la tarde.
Y a las 7 de la tarde tuve que dar cuatro vueltas para poder aparcar.
Y cuando aparqué, me sentía muy cansada.
Y cuando me siento tan cansada no puedo dormir.
Y si no puedo dormir, me pongo a pensar..
... pero como no puedo pensar por la calima, me estreso....
Y volvemos a empezar.

miércoles, marzo 17, 2010

Regalando tiempo y extrañando reinos

Ayer, a medio día, cerré la segunda de las agarraderas. Tengo que decir que este experimento en espiral, circular de resultado, es de conclusión redonda.
Rápido, entretenido, y muy bueno para las que como yo, todavía nos peleamos con el ganchillo.
Puedo cerrar ya un intercambio, solo me falta ahora los detallitos que me gusta agregar al preparar el paquete.
Cuando me meto en un intercambio, me pasa igual cuando compro un regalo, me gusta vigilar los detalles, que la persona que lo va a recibir, pueda percibir que he dedicado al menos un ratito en encontrar algo que le pueda hacer ilusión. En eso estriba la importancia de regalar, al menos en mi caso, regalo algo material, pero lo importante del hecho en sí, es el tiempo.
El tiempo que he dedicado en mi cabeza a elaborar dicho presente. La mayoría de las veces lo que más regalo es tiempo. Yo, te regalo mi tiempo.

Por la tarde con dos tejedoras, me animé a vomitar sentimientos, palabras, pensamientos, con un poco de anhelo, con otro poco de decepción, con otro poco de rabia, y con otro poco de angustia. Para asentar luego los chakras y el estómago me tomé un té aromatizado de color granate (qué pasaría si tiñéramos con él chicas????) acompañado con un cabello de ángel que me dejó en estado cuasi-zen.
Al llegar a casa, me regalé tiempo, para descubrir mientras veía Princesas, que aún de eso me queda bastante.

"Dicen que las princesas son tan sensibles que son capaces de sentir la rotación de la tierra, por eso no tienen equilibrio. Dicen que son tan sensibles que pueden enfermar de tristeza si se alejan demasiado de su reino"..

Y debe ser cierto, porque yo llevo algunos días bastante desequilibrada, y ayer creí morir de nostalgia al recordar mi reino, pero de nostalgia feliz... algunas veces la nostalgia me trae lindos recuerdos, recuerdos que solo quisiera revivir.

sábado, marzo 13, 2010

Libro 9 (2010): La princesa de hielo

".... Sentía una soledad indecible. El mundo había quedado frío y desolado sin ella y no había nada que él pudise hacer para mitigar la frialdad. El dolor era más llevadero cuando podía compartirlo con ella. Desde que había desaparecido, era como si soportase el sufrimiento de ambos él solo, lo que era más de lo que creía poder resistir. Pasaba los días contando minuto a minuto, segundo a segundo. La realidad exterior no existía, él sólo era consciente de que ella había desaparecido para siempre...."
Lectura rápida, interesante, y muy adictiva.. No puedes parar hasta que prácticamente has acabado con él.

viernes, marzo 12, 2010

Sin palabras

No sé quienes son, ni tampoco sus nombres.
Se mueven en una autocaravana, entre BocaBarranco y Pozo Izquierdo.
Deben rondar los sesenta años. Calzan Crocs, y un moreno típico de los que se mueven con las olas.
Otean el horizonte y se comunican en una especie de alemán-francés.
Ella en alemán, él en francés.
Comen mucha fruta, y también beben mucha agua.
Se sientan uno al lado del otro y se terminan de comer cada uno su manzana.
A los pocos minutos, cuando ella ha terminado, y a él le quedan solo unos mordiscos, ella se levanta y llega hasta su casa con ruedas. Coge algo, y vuelve a sentarse a su vera.
Cuando él ha terminado su manzana, se miran, y entonces ella saca lo que ha ido a recoger: unos cuadraditos de chocolate.
Se miran con infinita ternura, se miran con un grandísimo amor. Comparten el chocolate, y si los miras mucho, les ves sonreír con los ojos, diciéndose todo aquello para lo que las palabras son insuficientes.
Yo, desde mi coche, detrás del cristal, los observo.
Eso es lo que quisiera, arrugarme junto a alguien, donde los silencios estén llenos de gritos.

jueves, marzo 11, 2010

Experimentando con el crochet


Para un buen experimento hemos de contar con un número importante de factores, necesidades, y efectos; luego darnos al experimento en sí, y finalmente analizar los resultados para emitir las conclusiones correspondientes.

Los factores externos:
- Estoy apuntada a un intercambio de agarraderas entre LPK y MK. Tenía clara la lana, el color, e incluso el patrón. Primer intento, resultado insatisfactorio. Vuelta a empezar.
- Hace algún tiempo que sigo el blog de Mintifresh, me gustan mucho sus fotos, y lo que sale de sus agujas. En su última entrada tiene un patrón gratuito y muy curioso de una agarradera.

Los factores internos:
- Miércoles de desolación, necesidad de una mijita de satisfacción instantanea.
- Parada rápida al Palacio, y compra de Katia Mississippi en varios colores.
- Impresión del patrón en mala calidad y a doble cara.

Ambiente circundante:
- Un fumet de cherne en el fogón.
- El último capítulo de Lost en el pc.
- Y el ganchillo "presto" a empezar.

El resultado es espectacular. En menos de una hora tenía ya la primera de las cuatro tapas que he de crochetear para hacer el par de agarraderas. Es sencillo, rápido y vistoso.
Me encantan los experimentos redondos.

miércoles, marzo 10, 2010

Asado y caldo compartido

El sábado, con motivo del sexto cumpleaños de LaConsentida, me metí en la cocina, últimamente parece que cualquier excusa es buena, y eso al mismo tiempo, es bueno para mí.
Preparativos el viernes: lista, organización y compra.
Con ayuda de mi queridísima Thermomix, hice un adobo, improvisado y de recién invención, para una pata de cordero.
El sábado después de cambiarle los zapatos a sendos vehículos de automoción, y rezando un par de Padrenuestros y los mismos AveMarías, metí la pata adobada en el horno descompuesto.
Unas cuantas horas más tarde, me atreví a levantar la platina, para comprobar que oler olía bien, y de aspecto no estaba mal.
La trinché, la partí en trocitos, y la coloqué en platitos, siguiendo con la plegaria interna para que no estuviera mala, un montón de Alemanes eran el jurado encomendado para la prueba.
A los pocos minutos, y acompañadas de sonidos que interpreté como de satisfacción, oí que "el cordero era mejor que el de Josefita".
No sé quién es esa señora, pero interpreté que su pata era buena, aunque la mía estaba mejor.
Nadie me sacó de mi posible error, y por lo tanto, sigo pensando que mi pata estaba bastante buena. Por eso, y porque en menos de media hora de la pata quedaba solamente el hueso.
Cuando me disponía a salir hacia mi casa, pedí que me dieran la bandeja y lo que restaba del hueso, que con ello me proponía a hacer un caldo. Creo que se lo tomaron un poco a risa.
Ayer le di forma a mí propósito. El resultado fue una mezcla entre sopa-potaje-caldo.
Me gustó mucho el resultado ciertamente, aunque tengo que admitir, que lo que más me gusta de cocinar es compartir mis platos.
Ese nerviosismo que se instala en la boca del estómago, y ese cosquilleo en la nariz (a mí me pasa así) es como una especie de adicción.
Me doy cuenta con el tiempo, que eso es lo que más me importa, compartir... desde los platos, hasta las lágrimas, pasando por la risa, y los silencios.

martes, marzo 09, 2010

Surcando la mar

Carlos Chaouen dice en una de sus increíbles canciones, que tiene la piel como navaja de reyerta..
No sé bien qué quiere decir, o qué quiso decir.. Yo empleo esa frase cuando me siento tan sensible, que cualquier cosa me hace detonar.
Así estoy en estos días, y son varias las cosas que me han llevado a este estado.. También son varias las cosas que hacen que no pueda recuperarme del mismo.

ElPatrón, se ha hecho de nuevo a la mar .

Tengo muchos años de experiencia en ello. Casi tantos como los que tengo. Sin embargo, ahora se hace tremendamente duro de asimilar, asumir, y aceptar.
Tener que mirar al cielo, a la mar, y otear el horizonte, es una práctica que ya había perdido conscientemente. Eran conocimientos que decidí perder, porque estaba casi segura de que nunca más los iba a tener que utilizar.
He tenido que desempolvarlos, y volver a hacer uso de ellos.
Hemos vuelto a la rutina silenciosa, de las llamadas a última hora de la tarde, entre ElGurú, LaBajista, LaPeque, y mamá. Y no es fácil... A mí no me resulta fácil.

... Y a esto siempre viene unido, el miedo, que ahora con los años, es más fuerte, y más poderoso.

lunes, marzo 08, 2010

Asustada, impedida, e iracunda

En forma de esquema, para hacer una exposición clara y corta de los hechos.

Datos:
- En España hay aproximadamente 4 millones de parados. En Gran Canaria casi 100 mil personas están al paro. Aproximadamente la mitad de estos parados pertenecen al sector de la construcción.
- Yo, trabajo en una obra, ahora necesito 10 oficiales de 1º más, y 2 peones.
- He puesto un anuncio en el INEM, la semana pasada.
- Esperaba llegar al trabajo esta semana, y encontrarme una lista de al menos 50 personas esperando para ser entrevistadas... pero esto, era solo una ilusión.

Hechos:
- Hasta ahora han venido 10 personas.
- Traen en la mano el papel que les dan de la oficina del paro, y me lo extienden para que lo firme, a la frase de "aquí traigo este papel para que lo selle". No tienen interés ninguno en la oferta de trabajo, ni tampoco en las condiciones, ni tampoco en trabajar. Solo quieren que les firme el papel que acredita que se presentaron a la entrevista, para poder seguir cobrando la prestación.
- Algunos no lo manifiestan tan abiertamente de entrada, pero cuando les explico en qué consiste el trabajo, y las condiciones, alegan dolores varios, fechas de intervenciones quirúrgicas, desgana, etc etc.. o sea, tampoco quieren trabajar.

Y el número de parados no para de crecer.
Y las ayudas del Gobierno, no ayudan a que esto pare.
Y sé, que no todos son iguales, solo espero que pase por aquí alguno..
Pero todo esto no ayuda a que hoy sienta que esta crisis global, la han causado los del bolsillo lleno, que somos nosotros los perjudicados, y que muchos de los daños colaterales, se han acostumbrado a no hacer nada por cambiar esta situación..
Y siento miedo, y me siento las manos atadas, y todo ello está envuelto en una nube de ira....
... y solo es lunes.

domingo, marzo 07, 2010

Libro 8 (2010): Perdona si te llamo amor

".. Como esa extraña sensación de cuando estás en la playa hace calor. De repente te entran ganas de darte un baño. Te levantas de la toalla. Te acercas al agua. Te metes dentro. Pero el agua está fría. A veces muy fría. En ese momento, hay quien lo deja correr y vuelve a tumbarse a soportar el calor. Otros, en cambio, se sumergen. Y tan sólo estos últimos, después de unas cuantas brazadas, alcanzan a saborear hasta el fondo ese gusto único y un poco extraño de libertad total, hasta de sí mismos...."

Por esta y otras tantas reflexiones como esta; por las múltiples referencias a Damien Rice y a Robbie Williams... merecen ser leídas sus 680 páginas.

viernes, marzo 05, 2010

De recuerdos

- Me acuerdo de la cuajada, y de los tomates directamente de la mata. De hacer queso, y de preguntar una y otra vez, para qué servía y cómo se llamaba aquellos polvos que se añadían a la leche. Al rato quedaba separado el suero de la cuajada.

- Me acuerdo de jugar debajo de la mesa del salón, con ElGurú y un montón de playmobils. La moqueta de color verde era la pradera perfecta.

- Me acuerdo de llegar al muelle, y esperar por el Planeta... de ver las caballas dentro de los tanques.

- Me acuerdo de Trufo... me acuerdo mucho, y duele todavía. Me acuerdo de Troylo, y su ausencia también duele. Las siestas en el sofá, los gruñidos, los no-ladridos, y cómo me roba la comida de las manos cuando me despisto.

- Me acuerdo de las cartas que escribí, y de cómo me gustó recibir respuesta.

Este marzo, de recuerdos, está siendo especialmente nostálgico.... Esto todo por inspiración propia, en cuanto encuentre el libro de Joe Brainard, tendré montañas de recuerdos, que me harán vomitar carretadas de letras... Por suerte, ya tengo una libreta lista para acogerlas.

miércoles, marzo 03, 2010

Libro 7 (2010): El Principito

Me lo he leído unas cuantas veces a lo largo de mi vida, aunque tengo que reconocer, que ninguna de las veces lo he disfrutado-sufrido tanto como esta última.
Tengo la sensación de haberlo entendido completamente, de haberme reconocido en cada uno de sus capítulos.
Me he reconocido en el aviador, en la rosa, en el príncipe, en el rey, .... hasta en el zorro.
Sí, en el zorro me he reconocido más que en ningún otro personaje.
En su necesidad por ser domesticado, y en su necesidad de entablar lazos...
Aunque al final, no sale a cuenta, al final el resultado no es el esperado.
Puede que el truco sea evadir la domesticidad, eliminar las expectativas... o simplemente sucumbir a la naturaleza.

Perdona?


Hace rato que tengo asumido que no soy, digamos, muy normal.
Es decir, tengo mi propio código de interpretación de la vida, y de explicación de la misma.
No obstante, intento estar dentro de lo que se suponen niveles de normalización.
Hoy, voy vestida así: pantalón vaquero, camiseta, jersey, pañuelo al cuello, y chaqueta.
De calzado, tengo unas AllStar azul turquesa, hasta que me ponga las botas o calzado reglamentario.
El día está fresco hoy, de ahí tanta vestimenta.
Llego a la reunión de obra. Aparejador en la puerta, como casi siempre.
Primero el saludo rutinario y cortés, pero lo interesante es después.
Aparejador: Buenos días, que?? hoy vas a la playa???
Yo, con cara de ¿ein?: A la playa???
Aparejador, serio: Sí, a la playa?
Yo, con cara de ¿ein?¿ein?: A la playa????
Aparejador, con cara de estar haciendo una pregunta de lo más normal: Si, por los zapatos!
Yo, con cara de super flipada: o_0
Es que a lo mejor me caí de la cama anoche, y aterricé en otro planeta.
Yo a la playa voy en cholas, y con una camisilla larga, o un pantalón corto.
¿Desde cuando unas AllStar son para ir a la playa?
De pronto me ha entrado una risa que dificilmente he podido controlar. De hecho aún ahora, sigo riéndome. Y yo a veces, me considero un bicho raro... Está claro que hay cada uno que para qué.

martes, marzo 02, 2010

Resiliencia y vasos

Leyendo a Maeva, he recordado el concepto de resiliencia. Lo estudié en ciencias de materiales primero, y en ensayo y construcción de maquinaria después. Recuerdo, que en aquel momento no sabía que este concepto se aplicaba también a la psicología, pero dada mi facultad de encadenar conceptos, me fue fácil hacerlo por iniciativa propia.
Me paraba a pensar, y a estudiar, cómo y cuánto de resiliente tenía yo. Recuerdo hablarlo incluso con ElGurú, aunque a él le entusiasmaba más el concepto de resonancia. Bueno, que me disperso.
La cuesitón, es que es importante ser resiliente, eso es lo que pienso en estos días. Y me acuerdo también, de aquella frase que escuché una vez en un programa de radio, que para sobrevivir, había que ser flexible, adaptarse a las circunstancias, como los árboles. Si nos ponemos firmes ante una ciclogénesis explosiva, por ejemplo, nuestras ramas terminarán por quebrarse.
Antes yo, tomaba el café en taza, siempre en taza. Tengo más de 40 tazas que atestiguan lo que escribo. De un tiempo para acá, lo tomo en vaso.
Tengo, recientemente adquiridos, una colección de vasos de Hello Kitty, y ahí tomo mi café.
Y aunque puede ser algo aleatorio, sin sentido, y puramente casual, a mí me parece un acto completamente resiliente.

lunes, marzo 01, 2010

En El Viento con el Principito

"Al principio te sentarás un poco lejos de mí, en la hierba.
Yo te miraré de reojo y tu no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos.
Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...
Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres ya empezaré a ser feliz.
A medida que avance la hora más feliz me sentiré.
Al llegar las cuatro me angustiaré y me sentiré inquieto.
¡Descubriré el precio de la felicidad!.
Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón...
Tiene que haber ritos"

El Principito (Antoine de Saint-Exupéry)

Avances Swapetineros!

Aquí está mi primer calcetín para el Swapetines de este año.
Lana Mississippi 3, patrón Lace Cuff Anklets del Vintage Knitting. Agujas varias.
Un sábado de silencio. Un sábado de tranquilidad... et voilà, primer calcetín terminado.
Querida Swapetina, espero que te guste y por supuesto que te sirva!.