miércoles, octubre 13, 2010

Té y cruces

Acercándose la temida fecha, aunque asumida al fin y al cabo, he ido haciendo balances (de esos que tanto me gusta hacer) y también recuentos. He caído en la cuenta, de que hace mucho tiempo que no me doy uno de esos viajes al infierno que solía darme antes. Indudablemente es una señal inequívoca de que voy creciendo. Sinceramente no los extraño para nada, aunque la creatividad sí que la echo un poco de menos, en contraposición, busco a mis musas en otra parte.
Este día de fiesta en medio de la semana, me ha servido para asumir que aunque no del todo, he ido controlando mi cabeza, con todo lo que conlleva.
MiGurú, un día me dijo que tenía que encontrar la sensación de paz en cualquier sitio, en cualquier lugar, con cualquier persona, porque así solo dependería de mí, exclusivamente de mí.
El martes, lo comprendí, lo comprobé, lo festejé... y solo fue necesaria una hora para experimentar la absoluta sensación de paz y libertad.
Me centré en mi cocina, y los ingredientes que ese mismo día adquirí.
En medio de los fogones, tenía pensamientos recurrentes y contrapuestos.
Tranquilidad por estar tan bien con tan poquito, un poco de pena por no tener con quien compartirlo. Por una vez, puestos ambos sentimientos en la balanza, ganó la tranquilidad, y como digo la sensación de bienestar es completa.
Para conservar este estado, seguí buscando cosas que me hacen mantenerlo, y a pesar de que inicialmente me pareció un árdua tarea, en cuestión de minutos descubrí el grado de mi equivocación: una taza de té rojo, un patrón de punto de cruz, unas madejas de hilo, y el último disco de Santiago Cruz de fondo... paz y tranquilidad para toda la tarde garantizada.

2 comentarios:

Zabeth dijo...

que envidia me da,,,, yo todo el tiempo estoy en un infierno constante por mis problemas mentales,,, gracias a dios se me olvidan cuando descubro algo que leer. Sera que todavia no crezco, no maduro, no llego a la plenitud ni caigo del arbol de la vida.. como sea que fuere un buen blog!!
felicidades!

Nebroa dijo...

Vio... Date un homenaje, ya. Instantaneamente. Fíjate que lo mismo hasta me lo pego yo por leerte lo que te leo! :D