miércoles, mayo 19, 2010

Cuando la evidencia es total

A mi alrededor hay espejos, en los que estoy obligada a mirarme.
Intento no reconocerme, pero las similitudes son tantas, y las diferencias tan pocas, que es inevitable mirar y no verme.
Dicen que si tiene plumaje como un pato, si camina como un pato, y si nada como un pato, probablemente será un pato.
¿Por qué narices yo, me empeño entonces en decir que es un cisne?

6 comentarios:

Adijirja dijo...

El amor es lo que tiene...

Anónimo dijo...

amor?¿
yo pense que esto iba de animales.
quien es el afortunado?
se puede saber?

Sofía Berkana dijo...

Porque el ser cisne lo llevas dentro

SIONA dijo...

Porque en la diferencia está lo bonito, si todo el mundo viera la vida igual (patos) no habría cisnes ;)
un abrazo,
SIONA

Nebroa dijo...

Hablas de ti? Eres tú el cisne? y no te estarás empeñando ahora en creerte lo que ven los demás, no?

Anónimo dijo...

porque sabes lo que todo el que te conoce sabe: "eres el más bello de los cisnes".
Y te lo dice alguien que te conoce muuuy bien.