jueves, abril 29, 2010

Haciendo recuento

En este año y medio de trabajo, he conocido a mucha gente. Tengo el recuerdo de dos individuos totalmente indeseables que prefiero ni traerlos a la mente. Hay gente que viene, pasa y se va, y casi ni queda el recuerdo.
Sin embargo, hay otros, que poco a poco, y a fuerza del contacto diario, se han hecho compañeros de cafés, de fotocopias, y se ha ido abriendo paso la amistad.
Así, ante la crítica situación que tengo ahora mismo aquí, estos chicos se han hecho pilares, y a su manera cada uno ha hecho algo para que esta semana no me sienta tan miserable, incluso han ayudado a que tal vez la semana que viene cambie el color de mi cristal.
ElMetálico, me trae café, descafeinado, eso sí. Mientras me da clases magistrales de estructuras, negativos, mallazos, y hormigones. Es el que más dudas acerca de cómo hacer las cosas me ha resuelto. Creo que es el que mejor me vende, fuera y dentro de aquí.
ElGuapo, viene a ocupar sus horas libres, porque no tiene caseta. Me informa de cualquier evento social-cultural que haya en la isla. Me consigue ofertas en hoteles, y me cuenta cómo va a poner un negocio en Grecia, y encima le va a ir bien.
ElSegurata, acude a mi caseta cada tarde, cuando el calor y el sueño le hacen la guerra y está a punto de dejarse vencer. Me da indicaciones sobre como acometer cualquier tipo de trabajo de forma segura, y también me trae teléfonos y ofertas de trabajo, que puedan interesarme.
ElVasco, viene a beneficiarse de mi aire acondicionado. Acostumbrado a Ponferrada, siente que se derrite cada medio día. Con sus 130kg de peso, camina ágil por todas las cubiertas de LaObra, y me cuenta lo mal que lleva su relación a distancia, y me da consejos para poder paliar este mal momento.
ElCubano.. ElCubano fue el primero al que conocí. Es el único arquitecto que aguanto, y que encima me apetece escuchar. Me ha aguantado la risa, la apatía, la llorera... Nos desahogamos mutuamente sobre LosIndeseables que hay por aquí. Y probablemente sea al que tenga que agradecer más que a ninguno que mi paso por aquí no haya sido traumático, y también que haya puesto una puertita donde había un muro macizo.
Hoy, ante un hecho inminente que puede cambiar muchas cosas, han llamado a mi telf, como dos veces cada uno, pareciera que están esperando un parto. Es agradable sentirse pensada de forma tan positiva.
Haciendo recuento, tengo pingües beneficios en energía positiva gracias a ellos.

5 comentarios:

Nebroa dijo...

Es maravilloso estar rodeada de gente que desprende amor, aunque lo haga cada uno a su manera, siempre enriquecen y llenan los vacíos, aunque no sean todos ni se llenen nunca...
No sabía que tu profesión era similar a la mía, soy delineante, y tú? porque suenas a lo mismo! te imaginas? jajaj
Y por otro lado, el hecho inminente de hoy espero que se haya resuelto en tu favor... y esto tiene su parte buena porque sea lo que sea, tú puedes convertirlo en algo bueno siempre que quieras (y te esfuerces, claro)
Mua!

latietarosa dijo...

desde aqui tambien te estamos mandando toda la energia para la inminencia de esta tarde ;-)
dile a elguapo si quiere una socia para su negocio en Grecia ;-)
muacksssssssssssssssss

SIONA dijo...

Y en el exilio me tienes a mi aunque sea para un café telefónico ;)
un abrazo y mucho ánimo,
SIONA

maria jose bernal dijo...

Me gusta venir a leer tus historias, me hacen sentirme más cercana al mundo de la construccion que por culpa de la crisis hace ya casi 2 años que abandone y al que siempre me gustará volver.
Cuando me encontraba en las mismas situaciones que muchas veces me recuerdas siempre pensaba lo mismo... "aunque yo este mal, siempre hay alguien que esta peor, por eso no me merezco ni quejarme ni sentirme mal"
Besos

codeman dijo...

:)