jueves, mayo 28, 2009

Es que no lo puedo evitar

Heme aquí, de nuevo.
Después de unos cuantos meses de extravío.. y porque este final de mes me parece un buen momento para retomar proyectos, ver en qué estado están, y revolverme un poco entre ellos y con ellos.. Han caído en mis manos, nuevamente, los viejos Pomatomus.
Patrón líoso, y liante, pero de resultado espectacular.. Si se consigue hacer la primera repetición del chart, y no dejas pasar dos meses entre repetición y repetición, puede ser hasta agradable de tejer.
Cuando me lo probé la primera vez, y ver el efecto que hacía el patrón, se me ocurrió tejerlos en medida larga, en lugar de calcetines.
Y, aquí estoy otra vez, metida en medio del tejido hasta las rodillas, y mirando de reojo lo que queda del ovillo, a ver si da para la media derecha.
Símiles podría hacer muchos.
Seguro que un estudio de la personalidad también, igual descubro que soy una temeraria en cubierta, demasiado miedosa para hacerlo en la vida real, desarrollando mi vicio oculto solo con la lana,... podría ser.
Aunque lo más probable, es que simplemente, sea una inconsciente..
Y, símiles podría hacer muchos.

lunes, mayo 25, 2009

Con un emperador por GranCa

Sigo descubriedo rincones de esta isla, que a medida que la voy conociendo, más me asombra.
Uno se cree, que conoce el terreno, porque ha pasado mucho tiempo en él, pero en algún momento, si uno observa con detenimiento, llega a la conclusión de que conocer algo al 100% es casi imposible, todo, todos, estamos en continuo movimiento. Pero en ese movimiento, hay constantes y variables, solo hay que identificarlas.
Este fin de semana, descubrí un sitio en medio de un barranco, donde me dieron de comer rico, y no solo por los platos, también influyó la compañía.
Tengo un Emperador, que elegí yo, y que me apropio de él cada vez que me da la gana, porque su madre, que es la única mujer que de momento tiene autoridad sobre él, me lo presta, cuando haya otra mujer, acordaremos un régimen de visitas.
César, llegó a mi encuentro, hace ya más de 4 años, y empezamos una relación de trabajo, que nos hacía coincidir cada mes. Dejamos de tener que tratar temas de trabajo, con lo que dimos paso a los temas personales.
No ha habido nadie que me haga reír como él, con sus brutalidades, con sus anécdotas, pero sobre todo con sus refranes y sus lecciones magistrales sobre relaciones personales.
Me llevó a comer a un sitio cuyo nombre no recuerdo, y a golpe de: come hostias!; con su inconfundible tono, devoramos todo lo que nos pusieron en los platos.
Pasamos un sábado estupendo, poniéndonos al día.
Yo echo de menos sus gracias, él echa de menos mi arroz.
Pero lo mejor, es que no importa ni cómo ni cuándo, y sin necesidad de excusas, al otro lado del teléfono, simpre estamos dispuestos a oír al otro, o salir corriendo si hace falta.

martes, mayo 19, 2009

Tan fino como un hilo

Inmersa en un nuevo proyecto tejeril, la cabeza se me va volando, ideando, comparando, conjeturando....
Cuando estuve en Houston el año pasado, vine cargada de lanas, creo que esto ya lo he dicho alguna que otra vez. La lana más novedosa que traje, fue de mi visita al stand de Habu. Desde Octubre, hasta este fin de semana, todo lo que compré en Habu ha entrado y salido del cajón, sin pasar por las agujas. No me atrevía a meterle la mano. Pero esta semana, he vencido los miedos, y me he dado a la tarea, siguiendo el patrón al pie de la letra, también algo totalmente novedoso en mi persona.
El patrón elegido es la Kusha kusha scarf. Es una bufanda larga y estrecha, compuesta una parte por dos tipos de lanas distintas, una hebra de merino, y otra de seda con acero.. sí, fibra de acero inoxidable. La otra parte está tejida solo en la seda con acero. Se teje con distintos tipos de agujas, y se supone que al final he de afieltrarla. Aún no lo tengo claro.
Es bastante difícil, acostumbrarse a tejer algo tan fino. Tiene el grosor de cualquier hilo que se usa para coser. Al principio es extraño, y parece que el hilo se te escapa de las manos, luego y de forma bastante asombrosa, te acostumbras, y hasta encuentras confortable el proceso de tejido.
Una bufanda hecha de un hilo.. un hilo fino.
Igual de fina es la línea que separa una situación de armonía, de una situación de hostilidad.
Ayer di una orden, directa y clara... me pagan para eso. Ayer el receptor de esa orden, en lugar de acatarla, pisó sobre ella, e hizo lo que le dio la gana.
Hoy tuve que tomar medidas. Sé que hago lo que debo, sin embargo no me siento bien.
La distancia entre el respeto y la ausencia del mismo es fina como el hilo que tejo, pero esa distancia tiene que estar ahí, tiene que verse para poder seguir haciendo mi trabajo, y cuando alguien trata de eliminarla, no me queda más remedio que despejar la zona, para que se vea bien dónde y cómo está cada uno.

domingo, mayo 17, 2009

Exótico fin de semana

Empezar el descanso del fin de semana tejiendo en la playa, debería estar recetado contra el estrés laboral, familiar, y de la vida.. Pero si encima, se teje en una playa artificial, (!!!!!), con un suelo que es imprevisible, y un fondo marino que puede desaparecer o engullirte en cualquier momento... es empezar un fin de semana de forma exótica!Terminar el sábado comiendo pasta de colores a la carbonara, que estaba tan buena que ni tiempo de fotos dio, aliñarla con el último capítulo de Lost, y de Hay alguien ahí?, convierte una cena cualquiera, en una cena... exótica!
Comenzar el domingo recibiendo visitas para desayunar, pasar el día bebiendo té, bloqueando un shawl tejido con lana de calcetines, y preparando el nuevo proyecto tejeril,... es de lo más exótico!.

jueves, mayo 14, 2009

Una saga de un mes


Hace como un año, mi hermana la más chica, que no es nada fan de la lectura, ni nada que tenga que ver con eso, devoraba compulsivamente las páginas de un libro oscuro, con trazos rojos.
Al ser espectador de aquella inusual escena, quise averiguar qué tipo de libro era el causante de que ella, que no tenía costumbre de leer, fuera capaz de tomarlo entre sus manos y digerir sus más de 600 páginas.
Me contó por encima la historia, y yo, con mi toque natural de prepotencia, le espeté: si quieres leer buenas historias de vampiros, lee Anne Rice.
Aunque por dentro, pensaba que al menos esos libros conseguían que leyera algo.
Ha pasado un año, y de la misma manera compulsiva con que ella devoró los dos primeros, yo he devorado los cuatro.
No me han arreglado la vida, no me han removido por dentro, no me han descubierto el mundo...
Sin embargo, me han tenido entretenida, me han puesto nerviosa, me han devuelto levemente la fé, y me han sacado alguna sonrisa y alguna que otra lágrima.
He tardado poco más de un mes en leerlos y acabar con la saga, y sí me han gustado.
Y ahora voy a darme a la lectura de libros menos largos, algún libro menor de 400 páginas estará bien, antes de darme a la última recomendación que me hizo una amiga tejedora.
Y claro, en la lista de "por leer" ya tengo apuntado los de Stieg Larsson.

lunes, mayo 11, 2009

Acabando cosas

Gracias al el reto, sé que hoy cumplo 200 días.
Parece que me voy quitando prejuicios conforme van pasando los días, y ya no me fastidia tanto cumplir. Queda mucho por hacer pero estoy bastante conforme con lo logrado hasta ahora.
La semana fue movida, supongo que la Luna Llena tuvo algo que ver. La cuestión es que el viernes fue un día como para recordar, donde todo se rompió, todo se atrasó, se modificaron demasiadas cosas, se rebelaron algunos individuos,.. es decir, que tuve que ponerme en un papel que no me agrada demasiado pero que forma parte de todo lo que hago.
Acabé agotada, y como revancha, me regalé un fin de semana de playa y lanas.
Necesitaba ver terminado alguno de los proyectos que tenía a medias, y me entusiasmé con los Búhos. El patrón está muy bien explicado, y desde el principio sentí una atracción irrefrenable por hacerlo. Los últimos proyectos tipo jersey o cárdigan que he hecho son top-down, con la manga tipo ranglan, y éste, es down-top y sin costuras. Después de probar a tejer en redondo, cuando veo un patrón con costuras, me sale una matemática que hace cálculos sin yo pedirlos para adaptarlo, al tiempo de que cuando pienso en costuras me sale como una especie de sarpullido.
Además, tiene disminuciones y aumentos en la parte trasera y delantera, haciendo que al final el jersey quede adaptado al cuerpo perfectamente.
Lo he tejido en Katia Perú, que es puro placer para tejer. Y no descarto en absoluto volver a tejer otro jersey de este tipo, sin costuras por supuesto, con esta misma calidad de lana.
Ahora solo falta ir a comprar ojos para estos búhos, que ya como vamos, verán la calle para el invierno que viene.
Y como viene siendo habitual, de unos pocos fines de semana para acá, toda la lana viene acompañada de Lost, de Bella Swan (solo me quedan 100 páginas para acabar el último libro y me está dando hasta pena), y llamadas de teléfono a modo despertador, que me alegran el fin de semana, y que están haciendo que poco a poco, vaya recuperando la fé.

jueves, mayo 07, 2009

Ya sé que no está bien, pero...

Poner oídos a conversaciones ajenas no está bien.
Mi madre que me educó super bien, me lo dijo desde chica: no pongas orejas, eso no está bien.
Pero hoy, fue inevitable.
Llegué a la obra, al tiempo que otros individuos:

- Yos! primo, qué guapo anoche. No poía ni dormí, lo contento qu'estaba.
- Shaaaa primo, vishte el taconaso d'Iniesta??
- Chachochachochaho... pero'l gol stuvo que te cagas..
- Sí tío, tu veh? sto si son alegríah..
- Síiii, y no la perretosa Guasi, t'ol día dando por saco..
- Bah!! cállate la boca, que yo me tuve que ir al choso los viejos, que Chasi me iba a dar el partío.
- Yo me juntaba con el Barça y pasaba Guasi..
- Shaaa primo eso sí que estaría guapo..
- Qué no? Lleva una semana que me tiene contento que te cagas...

Al menos, me sacaron la sonrisa desde buena hora..

miércoles, mayo 06, 2009

Sístoles y diástoles irregulares

Parece que este mes de mayo no va a pasar así como tranquilo.
Supongo que la astenia primaveral ha ido pasando, y yo voy tomando verdaderas posiciones frente a todo lo que hay por hacer.
Estoy leyendo el cuarto libro de Bella Swan, y ahí es cuando empecé a sentir algunos pequeños episodios de taquicardias irregulares. Solo llevo 250 páginas, de las más de 800 que tiene esta cuarta entrega, y ¡ay! qué de cosas!
Por otro lado, sigo adicta a Lost, y de verdad, si hay alguien por ahí que no haya terminado de engancharse que huya antes de ver siquiera las letras, luego será tarde.
La semana pasada terminé de leer "El animal moribundo" (enlace en la barra lateral derecha). Creo que es la primera vez en muchísimo tiempo que me pienso seriamente dejar un libro a mitad. La película me encantó, el libro me asqueó. No me gustó nada en absoluto.
Un punto para Isabel Coixet, cero puntos para Philip Roth.
Y sigo lanera perdida. He terminado el segudo bloque de la GAAA. Seguí los consejos de mi amiga y compañera de KAL, pero aún así quedó algo más pequeño que el anterior. No sé si estirarlo va a ser suficiente o tendré que hacerle algunas vueltas en redondo al final.
Y para rematar he descubierto una nueva palabra: frogg, frogging, frogged... que es lo que voy a tener que hacer con dos proyectos que no tienen manera de arreglarse.
Mejor ahora, a que terminen en un cajón sin uso alguno.
Tal vez deba hacer lo mismo con otras cosas que no son de lana.

lunes, mayo 04, 2009

Mayeando

Pasaron los cuatro primeros días del mes de Mayo, el mes de las flores, de las madres, de los cumpleaños de la mayoría de mis amigas..
Yo hice esfuerzos, y cogí un barco el último día de Abril, con madrugón, con frío, con miedo.
Llegué a micasa, mihogar, miespacio.. el olor se me clavó en la nariz, y mis cosas me golpearon duro por todo el cuerpo.
Troylo se sentó conmigo, y me lamió todos los golpes.
Pude darme un baño, frío, con viento, pero en minorte.. el mejor baño del año.
Y volví a coger el barco, con sol, con lágrimas, y con listas interminables, con firmes propósitos de pasarlo bien, de hacer lo posible para pasarlo bien.
Tengo una figurita en casa, que me dice que home is where your heart is... y hasta nueva orden mi corazón está dentro de mi cuerpo, así que tendré que hacer de este espacio micasa.
He vuelto a traer mis indispensables, y también todo lo demás, que hace unos días se me despertó una mujer que precisa de tacones, cremas y algunas cosas más para afrontar el día a día.
Sigo tejiendo, me he apuntado a un SAL, he retomado la historia de Bella en Atardecer, y tengo un café traído del Cotillo que me va a ayudar a pasar este mes de Mayo, porque este va a ser un buen mes, lo dice mi horóscopo.