jueves, julio 31, 2008

Vente.. me volvió a decir el infierno

Vente - Carlos Chaouen

... y yo..

fui

... con 143 puñaladas en sesión aleatoria en el ipod...

parezco un colador

lunes, julio 28, 2008

Crónica de un adiós

La primera vez que nos vimos ellos estaban en dos dimensiones, en un catálogo en color, de esos que me llegaban por correo a mi domicilio de Gran Canaria. En ese tiempo, solo había una tienda de esta franquicia, que sigue existiendo, en la conocida calle de Mesa y López. Esperé pacientemente a que la tienda los recibiera, y cuando llegaron, corroboré que el flechazo que había sentido a primera vista, era de verdad y muy intenso. Casi salí de la tienda con ellos puestos.
Después de ese primer encuentro, y de sacudirme mi cartera miserienta que no miserable de estudiante, me acompañaron por numerosas calles, paseos, parques, avenidas... desde Madrid a MiNorte... Nunca me fallaron, nunca hirieron mis pies, siempre estaban listos para salir... Se acomodaban a cualquier vestimenta, desde los vaqueros al bikini... Cuando me vine a Fuerte, sufrimos una despedida, no fue un adiós, fue solo un hasta luego, y pasaron a formar esa parte de mis cosas que se quedaron en el piso de LasPalmas... para no cerrar definitivamente una etapa de mihistoria.
En mi último viaje allí, donde si que cerré un ciclo real, los rescaté. Estaban perfectos, seguían dispuestos a llevarme por cualquier lugar, así que sin pensarlo los traje al nuevo camino que ahora ando. Inicialmente, parecía que estaban agradecidos de ver de nuevo el alquitrán, los adoquines de las aceras.. pero al ir reconociendo mis pies, empezaron a sentirse desubicados. Supongo que les invadía una mezcla de asombro y desidia: reconocer unos pies, que pasados tantos años sigan igual, con ganas de avanzar, de reconocer, de caminar, de bailar... como si no hubiera pasado el tiempo, supongo que sintieron eso de "ya no estoy para estos trotes". Entonces, sin previo aviso y sin drama, decidieron decir adiós, después de un paseo, y justito al llegar a casa.
Yo, me estoy recuperando, sintiendo que nos faltó un último baile.

martes, julio 22, 2008

Transparente y sin inspiración

Dice Benedetti, que los pensamientos son opacos, y los sentimientos transparentes, pero que entre medio hay una valla sutil que son los seres humanos. (Vivir adrede, delicioso)
Y debe ser verdad, y el ser humano que hay en mí últimamente no me deja ver lo que tengo dentro, es decir, la opacidad de mis pensamientos anulan la transparencia de mis sentimientos.
Me he bajado al Charco (playa de la que me apropio cada vez que puedo) y viendo la transparencia de su agua, intento buscar o reconocer la transparencia que hay en mí, pero árdua tarea.. la opacidad es espesa, densa, pegajosa...

Me pregunto también, si será esta misma opacidad la que me tiene anulada la inspiración, y también un poco las ganas.. Abro mi armario, y vagueo por las telas, y todos esos proyectos que están muy bien apilados en zipbags, esperando ser tocados con la varita mágica que lleva la inspiración y las ganas, para dejar de ser proyectos inacabados y convertirse en un quilt, un wallhanging o simplemente un cojincito.. pero nada, la varita está estropeada, porque nada consigue ponerme en marcha con las telas. Tengo esta LoneStar hace demasiado tiempo sin terminar, le falta el borde, y no tengo idea de qué ponerle para que no quede demasiado sosa, porque se está afianzando la idea de seguir poniendo tiras de tela del background.. y esto es un camino seguro hacia la sosez más absoluta, así que tendré que inspirarme de alguna manera, porque también me estoy aburriendo del quilt que está sobre mi cama, y comprar otra funda nórdica no es una opción.

domingo, julio 20, 2008

Iba a escribir

Iba a escribir que he pasado un fin de semana estupendo, sin demasiados sobresaltos, lleno de cosas normales, como mucha playa, mucha arena, millones de letras en libros que he disfrutado, hilos entrecruzados que forman dibujos que en algún momento voy a colgar en la pared de mi cocina.
Cosas normales como una tarde noche de costura compartida y llena de charla.
Cosas normales como un almuerzo en buenísima compañía, con un colega de profesión, una colega de akelarre, y una colega de locura por la lana.
Cosas normales como una travesía en barco, corta pero estupenda, con el mejor patrón del mundo..
Iba a escribir todo eso, y decir que tal vez la perfección existe en estas pequeñísimas cosas, pero acabo de encender la tele, y veo a Dani Martín en el documental de cuatro, y entonces me paralizo, y me quedo sin palabras, y las mariposas que llevo en el cuerpo casi vuelan, y es que me gusta esa chulería que tiene, y esa pinta de macarra.. ¿¿será que va siendo la hora de ir levantando el muro??

miércoles, julio 16, 2008

Imágenes del miércoles

Metida en la cocina con la inspiración de memoria, cebolla caramelizada para acompañar la semana
Aderezando la tarde con infusión de amaretto, sin teina, solo frutas y aroma.
Terminado ya el SAL-Cervetó, que comenzó hace unos meses.

Y el resultado gráfico de mi último viaje al infierno, ahora ya colgado, y que me recuerda a cada mirada dónde estuve, y que ya no quiero volver.

martes, julio 15, 2008

La política y sus corruptores

Desde hace días, en todas las esquinas de este pueblo-isla, no se habla de otra cosa. Que si movida en La Oliva, que si los del PP dejan a CC y se van con el PSOE, que si a unos los expulsan del partido, y otros que no lo aceptan.. en resumen, un rollo.. Porque si mientras tanto, los ciudadanos siguieran teniendo cubiertas sus necesidades, pues bueno, que se peleen, si quieren, pero que pase esto mientras nosotros, los ciudadanos de a pie, que estamos con el cinturón super apretado, pero que no estamos en crisis, solo en desaceleración (y yo me pregunto, esto que significa, que voy a ganar igual pero más despacio?, que tengo que gastar más lento?..., pero no me encaja ninguna de mis preguntas, ya que el banco me cobra siempre más y más rápido.. entonces la pregunta será a quién afecta esta cuestión). Que pase todo esto, cuando nosotros los que pagamos los impuestos tenemos sin cubrir, muchas de las necesidades básicas que pagamos, como digo, pero que nunca se ven materializadas. A saber:
-Mi barrio que es el de muchos, no tiene alumbrado público.
-Tenemos contenedores para reciclar, pero ahora me entero, que aquí no se recicla nada, o sea nosotros separamos la basura, y ellos en el vertedero la vuelven a juntar..
-Tampoco tenemos, en mi mismo barrio, línea de teléfono fija, y como tal, ni tv por cable, ni adsl..
-Que ya fuera de mi barrio, hay dos colegios, uno en ruinas y el otro derrumbado, mientras los chicos dan clases repartidos por todo el municipio.
-Que la biblioteca municipal tiene los mismos libros que cuando yo tenía 15 años y fue cuando la abrieron, y de eso hace ya... buf!! mucho.. tanto que ni me acuerdo.
En fin, podría seguir, pero me deprime.. Y lo que me cabrea, es que mientras nosotros nos quejamos sin parar, en uno de los edificios públicos, (y esto me avergüenza) han colocado una plaquita muy brillante que dice que en ese sitio se respeta la condición sexual de todos los trabajadores que allí curran (solo faltaba!!). Que en verano, se dediquen a plantar césped en los jardines y medianas.. ¿Todavía no se dieron cuenta de que esto es casi el desierto?. Ahora gastaremos en agua (con lo que se supone, y no solo me refiero al dinero) o en pintura, para conservar el color de la hierbita. Y también mientras tanto, mandamos una carroza de super lujo, super subvencionada por nosotros gustosamente, y con un presupuesto que me parece que sería suficiente para alumbrar más de una calle, a Madrid para que promocione Fuerteventura durante la cabalgata del Gay Pride.. a ver, y qué es lo que realmente les estamos ofreciendo?? porque de mismas, también los estamos engañando.. que eso, a estos polituchos (no merecen otro calificativo) se les da muy bien.

domingo, julio 13, 2008

Desenfocada en rojo

a veces me desenfoco
me ocurre desde hace tiempo
y nunca sé cuánto me durará
antes... me vestía de camaleón
desenfocada e invisible
ahora.. me visto de rojo
me ayuda a pasar mejor el rato

sábado, julio 12, 2008

La tarea del sábado

Después de un desayuno en El Goloso, y en espera de que el viento amaine, y Lorenzo se haga más presente, no conozco mejor manera de pasar el tiempo, que atrincherarme en mi cama del Apartamento nº 4, rodeada de la mejor artillería. Este sábado va a dar para mucho.

miércoles, julio 09, 2008

Perdiendo y encontrando

La semana se desarrolla agitada. La agenda bien apretada, y yo haciendo malabarismos para llegar a todas partes a tiempo.
El lunes tenía cita con la señorita que viene trimestralmente a venderme unas cremitas para el cutis, a cambio de una limpieza y tratamiento a fondo. Me miró, y me dijo: Ay! estás estresada!!.
Y fue en ese momento cuando caí en la cuenta: mi cara es como un libro abierto donde se puede leer, en cualquier idioma, mis sentimientos o estados de ánimo.. Eso me da rabia, y me pregunto dónde podría cursar la reclamación pertinente, ya que esta semana me siento especialmente reivindicativa. Si yo me volviera a inventar, esa expresividad me la colocaría en los pies, o en las orejas, o tal vez en las rodillas. Cuando no quisiera que me leyeran, directamente taparía estas partes de mi cuerpo, y mis estados de ánimo o sentimientos, volverían a ser solo míos.
El calor empieza a apretar, y hasta Troylo lo está notando. Últimamente ha trasladado su dormitorio al baño, supongo que es la estancia más fresca de la casa. Me llama la atención como se coloca para dormir, se hace literalmente un 8, aunque eso sí, la cabeza la descansa en la alfombra, que está bien mullidita. Estos días estamos disfrutando de la mútua compañía, y hemos encontrado un especial deleite en las tardes tranquilas de tejido y té de endrinas. En esos momentos se cuadra delante del ventilador, y mueve la cabeza según su necesidad para recibir aire.
El tejido va a buen ritmo, después del fiasco del felted bag. Cuando me faltaban unas vueltas para lanzarlo a la lavadora, Lamone me llamó para darme el aviso, de que esta lana no afieltraba!!!, menos mal que no la metí en la lavadora, me imagino la desilusión, al sacarlo de la máquina y encontrarme con un churro, en lugar de un bolso. Así que lo he metido en un cajón, de esos que tienen doble fondo, y que es donde meto las cosas, cuando quiero olvidarme de ellas.
De hecho, al abrirlo para guardar los resto del casi cadavérico bolso, descubrí varias cosas... Una de ellas era un objeto carnoso y cavernoso, con ciertas cicatrices, de color rojo sangre, y que tenía movimientos acompasados.. Lo tomé en las manos, hacía tiempo que no lo veía, tanto que ni recordaba que tenía uno. Y lo saqué del cajón, le dí unos masajitos para lustrarlo un poco, y lo coloqué en el bolso.
El lunes a las 9:30 de la mañana recordé por qué lo había guardado en el cajón de los olvidos, y a las 10:00 ya lo había vuelto a acomodar en el mismo sitio donde llevaba algún tiempo, de momento va a seguir ahí, aún no me pega con el resto de mis cosas.

viernes, julio 04, 2008

Acrílicos y Black Label

Después de una semana acomodándome en estas nuevas horas que están a mi merced, y que todavía yo no me siento dueña plenamente de ellas, ayer sufrí un ataque de pánico.
El mundo se mueve, sigue girando; están pasando más cosas interesantes, aparte de esta crisis, tiempo de desaceleración, o recortes de plantilla... que ya me tiene más que cansada, y que empiezo a sospechar que son solo unos pocos los que la sufrimos, y el resto se escuda en ella para salirse por la tangente con sus compromisos económicos..
El caso es que después de darme dos tortas a mí misma, en plan: espabila mi niña!!! como el buen Helio me dice cada día en el msn, decidí que tenía que ponerme en funcionamiento, y hacer algo más que dejar la huella de mi bonito trasero en el sofá.
Como un rayo se me cruzaron dos neuronas que viajaban en sentido contrario por las autopistas de mi cerebro, ocasionando un cortocircuito, que se vio materializado en idea.
Rápidamente me subí en el coche, y me dispuse a provisionarme de todo lo necesario para trasladar al mundo material, lo que hasta en ese momento pertenecía a mi mundo de las ocurrencias. Treinta minutos más tarde estaba en casa, dándole órdenes a Troylo para que no se adentrara en la zona, que hasta nuevo aviso, sería área no permitida para cuadrúpedos.
Y lo hice: saqué mis pinceles, que tenían una buena capa de polvo, mis acrílicos y todo el nuevo material.
Hacía no sé cuántos años que no me colocaba delante de un lienzo en blanco.. Ya no recordaba cómo era la sensación de nerviosismo que siempre me invade en este momento... y es una sensación tan deliciosa que la alargué todo lo que pude, tanto, que se transformó en inmovilización de manos.. Tengo un amigo, al que apellidan caminante, que siempre es buena medicina para estos casos. Dos vueltas más tarde, en forma de tragos, y mis manos recobraron la movilidad; y cinco horas más tarde, y con pintura por todos lados, tenía mis lienzos transformados.
Antes me daba miedo emborronar el blanco, ahora me doy cuenta de que ya no me importa hacer una obra de arte o no, ni siquiera me importa que sea bonito o no el resultado. Me importa que refleje lo que tengo atorado dentro, me importa el impacto que crea sobre mí, y me importa sobre todo disfrutar todo el rato que estoy dedicada a la tarea de la pintura. Creo que me hago mayor, y voy aprendiendo: lo importante no es llegar, lo importante es el camino.
Tal vez, y solo tal vez, esto de crecer, madurar, vivir, envejecer... no esté tan mal.

martes, julio 01, 2008

Las verdades de Ricardo..

Las verdades de Ricardo..
Da igual el momento, Arjona siempre tiene una canción..