martes, octubre 07, 2008

Resumiendo

Ya estoy macerada, y recuperada, no hay mejor tratamiento que un fin de semana de otoño en el Apto. nº4, mirando al sur, con MiMar de frente.
Una semana de ausencia,
acompañada.... acompañada
se me hace raro, escribir esta palabra, dos veces, y sentirme cómoda en cada una de sus letras.
Asistí a una reunión lanera y como siempre uno sale sintiendo que el tiempo no le dio, que tiene la inspiración a punto de ebullición, y sintiéndose profundamente afortunada por haber dado con un grupo de mujeres con un interés común dispuestas a compartir sus conocimientos e ideas.
Siempre que me ausento, y aparezco por esos lares, al volver a casa, el cambio de situación y entorno pesa.. es como volver a la realidad, que a veces refugia y otras veces aplasta. Lo mejor en estos casos, al menos en el mío, es ocuparme todo el tiempo posible. Y también, normalmente, en otoño, me entran ganas de cuidarme, de hacer deporte, de llenar la nevera con los productos de temporada, y de hacer mil listas para ocupar mis manos a lo largo de estos meses. Como si fuera una osa y tuviera que hibernar, claro que mi tipo de hibernación no sería dormir exclusivamente, más bien sería como un encierro, para el cual tengo que aprovisionarme de alimentos para el cuerpo y para el alma.
Así, ya tengo una lista tremenda de proyectos que he de montar en las agujas, otros que he de bordar haciendo cruces, y sigo luchando con las ganas de sacar de nuevo MiBerni, y ponerla a tono dando puntadas. Y necesito fervorosamente, ver proyectos terminados, sobre todo esos que forman mi gran montaña de UFO's.

8 comentarios:

besitos al tuno dijo...

Me alegra que te hayas recuperado. A veces uno necesita rodearse más de gente de fuera de la casa, ajena a nuestros problemas diarios( y a la vez tan pendientes de ellos para ayudarnos...) Espero que se diviertan mucho en la quedada, si vas claro, porque debe ser muy entretenido y así te despejas.Y también espero que vayas terminando esos ufo´s poquito a poquito. Muchos besos.

Lía dijo...

Reconozco esa sensación, llega el otoño y con él las nuevas rutinas y las ganas de empezar cosas nuevas. Yo siempre empiezo varias labores a esta altura del año con la ilusión de poder disfrutarlas durante el invierno...que las acabe ya es otra historia ;)
Qué suerte tienes de haber encontrado un grupo de mujeres tan acogedor y creativo, disfrútalo.

latietarosa dijo...

Pronto vas a ver tantos proyectos terminados que te entraran ganas de terminar los ufos para empeza unos nuevos ;-)
nos vemos en 22 dias!!

van dijo...

ánimo con todo lo que tienes entre manos!!

a mí el otoño me da ganas de meterme en la camita y esperar el sol de nuevo


mil besos desde un madrid de nuevo lluvioso

Martha Cisneros dijo...

Violeta cuando era que ibas a Houston?? creo que me confundí de fechas yo ya fui a Colorado y tu todavía no a Houston? Es a finales de Octubre??? mantenme informada, y respecto a tu post eso de salir de una reunión y quedar como a flor de piel con la esperanza en alto y asi como inspirada es lo mismo que me paso ahora en mi reunión con colegas en Colorado, asi como a ti de la reunión lanera... un beso!!

Lolita Blahnik dijo...

Y a mi me parece de lo mas enriquecedor que participes en el grupo! si ganas tengo de que te mudes para aca jejejjej soy maligna...
Entiendo esa necesidad de ver cosas acabadas... me matan los UFOS

Adijirja dijo...

Ya me han contado que algunas sangraron la tarjeta de crédito ese día... Envidia venenosa que tengo, lo sé.
Respecto al otoño, como te decía, este va a ser especial. Como la canción esa de Conchita, espero que al cerrarse la puerta se abra un ventanal, porque ya estoy harta de que solo pasen cosas que engrosen la lista de hechos negativos.

Laurita dijo...

Claro, es que el otoño es la época ideal para la fiebre tejeril. El frío se acerca y hay que rellenar el armario, lo malo es eso que tú dices, los Ufo's del año pasado que acechan bajo cada montaña de lana almacenada.