jueves, abril 24, 2008

Tampoco era para tanto

Después del proceso de mi primer bloqueo, y pasar por el trance con éxito, miro para atrás, y pienso: tanto rollo, y no era para tanto.
Me doy cuenta de que es algo característico en mi forma de ser, me anticipo mucho a los acontecimientos, intentando siempre prepararme, es decir, ante una situación evalúo todas y cada una de las posibles consecuencias, para intentar estar praparada.. Siempre ocurre la que no había contemplado, porque aunque me esfuerce mucho en evaluarlas todas, siempre se queda alguna colgando; y si no, me doy cuenta de que no era para tanto, que estaba preparada mucho antes de evaluarlas.
Así que después de este análisis, he vuelto a la carga con otro shawl, esta vez el Icarus, en color azul, y con lana Lace de Handpaintedyarn. De momento vuelve a estar en el bolso, esperando que llegue el turno de darle unas vueltas más.
He seguido los consejos para desterrar al fantasma que me acompaña, pero no hay caso.. Parece que he logrado hacer desaparecer su presencia, pero su olor sigue por aquí..
Así que hoy, dispuesta a hacer otro exorcismo, esta vez, más eficaz, me fui a por flores. Ante mi sorpresa, encontré una maceta con plantas que arrojaban un olor muy característico, aunque de entrada me costó identificar. Era Curry.. yo creía que el curry comestible era otra cosa, y realmente no sé qué tipo de planta será esta, pero que olía a curry doy fé. Bueno, más que oler, atufaba. Primero pensé que era la solución perfecta para tapar otros olores, aunque al final decliné esta solución, y terminé comprando unas plantitas de gardenias, sin duda un olor mucho más agradecido.
Así están siendo estos días de nueva construcción de mí, entre exorcismos, agujas para tejer, análisis sobre el devenir de los pequeños acontecimientos y varias horas frente al pc redactando, borrando, calculando, volviendo a redactar, a borrar, a calcular..
Y mientras pasan los días, tengo el aliciente y la desesperación de que llegue el sábado para poder disfrutar en vivo y en directo de él y su nueva vida. Vengo pensando que tengo un canal como obstruido, ese por el que se exteriorizan las emociones, esas que uno tapa para no sentirlas, porque ese hecho puede acabar con uno en cuestión de pocos segundos. Y creo que tengo el saquito demasiado lleno. Estoy pensando en que voy a oír el marido de la peluquera, y con solo pensarlo, siento que el saquito se me escapa de las manos, y sin poder evitar que los sentimientos guardados con tanto empeño salgan a borbotones.

6 comentarios:

Satautey dijo...

Yo tenía entendido que el curri era una mezcla de especias pero hace un tiempo me dijeron que es esa planta, no se hasta que punto es cierto, yo odio el curry a parte de que mi cuerpo no lo tolera.
Después de lo de Isma no podía faltar a ver a Pedro, yo empece a "escuchar música" cuando lo descubrí con debajo del puente del río. Mis compañeros de clase, no saben ni quien es, increíble¡¡¡¡Que lo disfrutes, yo lo hice, cómo se le nota que pasa por un momento personal bueno aunque nome gusta nada que exponga su vida privada......

brujaroja dijo...

Me acuerdo de la primera vez que vi a Pedro Guerra. Víctor y Ana lo sacaron en el concierto que estaban ofreciendo, "Mucho más que dos", en una especie de bis, cuando ya no se estaba grabando el concierto que saldría en dvd. Allí estaba él, un chico flacucho, que cantó con ellos Contamíname. Poco después apareció aquel disco precioso, el primero, y me aprendí todas las canciones de memoria. Luego vino todo lo demás... Disfruta por mí. Y conjura a los fantasmas, que sólo son eso: un poco de aire...
Muchos besos

van dijo...

yo, que si algo me caracteriza es no pensar nunca más allá ni más acá, sólo actuar y, claro, equivocarme casi siempre, prefiero, ante los problemas, ante olores que no acaban de irse, ante los fantasmas, convertirme en ese niño chiquito al lado de una guitarra enorme y seguir asombrándome de todo lo que hay a mi alrededor y ver cómo otros son capaces de hacer la guitarra también chiquita, para que no pese, y aprender para cuando crezca que nada es para tanto... o casi nada...

disfrútalo por todos...

mil besos con mil sonrisas, que por madrid ya ha salido el sol

Eva dijo...

Quizá haya que aprender a vivir con esos fantasmas, aceptarlos como parte del paisaje y domarlos. Tienes buenas estrategias para ello con tus shawl y tu música. Buen finde.
Un beso.

Pilar dijo...

En un libro de cocina oí hablar de las hojas de curri, ayudan mucho para animar cualquier salsa. No huelen tan fuerte una vez cocinada :)

Adijirja dijo...

Con respecto al curry, yo también conozco la dichosa plantita y me aventuré a adquirirla, antes de saber que se trata de un "falso curry", vamos, que huele como el curry pero que no tiene nada que ver. Como dice Satautey, el curry es una mezcla de especias y, después de investigar un poco, l menos a mi, hasta me dio miedo meterlo en la cocina. Me pasó lo mismo con una mata de canela que compre hace un par de semanas en un mercado. Huele a canela, pero no lo es.
A Pedrillo lo véré el martes. Punto final de la gira canaria. Ya ves, el disco me ha pasado lo que a ti con el de Isma, no me termina de convercer. Esperaba algo más de él.
Abrazos de curry y canela.