jueves, mayo 31, 2007

Cuidándo-me

Un día de fiesta, se supone que para celebrar la Comunidad.. El día de Canarias. Lo más fiesteros y "canarios", decidieron ataviarse con la ropa típica de antaño y dirigirse previa ingestión de algunas copitas de vino, al baile de Taifas. Aún no me siento tan de aquí (aunque lo soy por los cuatro costados), como para vestirme con esas ropas sin sentirme disfrazada, así que no puedo hacer un reportaje sobre el tema porque simplemente no estuve.

Yo me dediqué a cuidarme por dentro y por fuera en este día. Leyéndo a Cortázar, cuidándome con unos espaguettis con anchoas, y regándolo con vino blanco.

Hace algún tiempo Xinapatch preguntaba en su blog cómo acolchábamos. Ya sé que hace mucho mucho de eso, pero es que justo ahora es cuando he podido hacerle una foto a algo que estoy acolchando. Es para un cojín, lo compré este año en Chicago, viene ya marcado. Estoy acolchándolo con hilo de algodón matizado en colores rosas, de la marca King Tut, estoy ya acabándolo, y realmente me ha gustado mucho hacerlo.

lunes, mayo 28, 2007

Dejando de lado los motivos

Dejando de lado los motivos,
atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.
Instrucciones para llorar/Julio Cortázar
Porque hay días que hasta para llorar necesito instrucciones, sobre todo después de tanto tiempo.

lunes, mayo 21, 2007

Nostalgia de lo que no fue

Cuando el domingo por la noche, sientes que sigues necesitando otros dos días para recuperarte del cansancio acumulado, y encima en tu cara no hay una sonrisa, eso es una malísima señal..
Es señal de agotamiento, de cansancio, y de pensar más de lo que se debe.
Así ha sido este fin de semana. Me duelen las ideas...
Aunque es cierto, que no puedo echar por tierra todo lo concluído.. Se terminó el libro, y me dí cuenta de que yo también conocí a Fukuda, o al menos a alguien que se le parecía mucho; así que para parecerme algo más a la niña mala, aunque no me atreva a decirlo abiertamente, sigo esperando un pichiruchi, que aparezca cuando menos me lo espere, y que me diga que nada tiene importancia.
Estos días, estoy ñoña, y aunque Troylo siempre me presta sus orejas, y my girlfriend casi siempre está y tiene razón... sigo echando de menos otra cosa. Pero no lo voy a pensar más, ni a decir, ni a soñar siquiera, porque de echarlo de menos voy a pasar a ansiarlo, y esa sensación ya me la conozco y no me gusta.

Y de pronto suena el teléfono:

- Sí??
- Soy yo, tu pasado inexistente.
- Ah! bien.
- Es que estaba pensando y recordando todo lo que no fue.
- Ah! bien.
- Es que pudo haber sido bonito.
- Ah! bien..
Y así horas, porque ya no puedo decir otra cosa, ya no me salen las palabras, ya no siento las frases, y mi cabeza (a la que en estos casos adoro), ha reseteado, ha borrado la melancolía y la nostalgia. Con lo cual, aunque lo que no era se empeñe, ni siquiera puedo imaginar lo que pudo haber sido.
Al menos siempre, me queda la música:

Ha salido el sol y esta mañana
no cabe más luz en mi colchón
he encontrado cerca de la almohada
el deseo de que duerman dos.
Y aunque el tiempo mueva nuestros hilos
y no encuentro forma de llegar
voy comiendo piedras del camino
todo por seguir en el andar
si tu cuerpo gira mis sentidos
y me ofrece un trato de favor
puedo hacer de esta canción olvido
y escribir un libro entre los dos.
y.. gira, gira.


Gira/Jesús Garriga

Siempre tengo un sitio en medio de los acordes de una guitarra, y entre mis hilos y las telas.
Mi Tara's Garden ya está terminado, en su primera fase, me toca ahora aplicar, y sacar todos esos papelitos. Le voy a cambiar el nombre. Mi miniatura va a llamarse: Girando-te.

miércoles, mayo 16, 2007

Caprichitos


Tu caricia no me afecta,
yo la puedo tolerar,s
in mover una pestaña,
sin parar de controlar
cada cosa que digo,
ningún gesto de más,
de lo que pase aquí dentro
no te vas a enterar.
Ya no más de tu vaivén,
no ves que ya está,
no tiene revés.
Ya no puedo recobrar
aquella emoción.
Se desdibujó.

Vaivén/Jorge Drexler



Con unos zapatos así quien me va a parar????

martes, mayo 15, 2007

Aprendiendo a desaprender


De pronto el tiempo se enloqueció, y decidió que a mí no me dejaría ni un ratito de tranquilidad para poder decir: mi tiempo.
Ya van dos semanas en el nuevo sitio. Tendré que buscar un nombre para denominar mi nuevo estatus (ni tiempo de pensar…) De momento el balance sigue siendo positivo, aunque creo que aún no tengo el tiempo suficiente como para emitir un juicio acertado. Me siento segura, y aprendiendo en cada suspiro.
El fin de semana, nos regaló sol, mucho sol y ese calorcito que me hace sentir bien. Tres días de baños de Sol, algún baño de mar, y otros tantos de agua clorada de piscina, pero que se agradecen de igual forma. He intentado sacar algo de tranquilidad para coser, y mi Tara’s Garden ya va teniendo forma.
Solo falta añadir los cuatro últimos hexágonos y ya podré empezar con la tarea del aplicado. Tengo que ir pensando donde voy a colocar mi primera miniatura. Aún tengo otra esperando en el armario para meterle la tijera. Tendrá que esperar…
Ando estos días algo alborotada. El motivo no es otro que la lectura de una recomendación de Marthita: Las travesuras de una niña mala. En verdad que es un libro como pocos, y por eso lo ando disfrutando en cada palabra. Mi teoría de la supervivencia sigue vigente y de momento, apoyada con este libro: para sobrevivir, hay que dejar fuera el amor, enamorarse es la perdición de todo ser humano, y para ello lo primero que hay que hacer es separar el sexo del amor. Estoy en la página 215, a menos de 100 páginas del terminar.. seguirá siendo válida mi teoría al final?
Mi cabeza, sin casi tiempo sigue yendo y viniendo. Después de caerme y levantarme, se hace difícil volver por los mismos sitios y no cometer los mismos errores, esos que casi por inercia cometo siempre. Puede ser que por una vez, esté aprendiendo la lección. Me doy cuenta de que me resulta más fácil aprender a resolver una integral triple que a vivir sin dejarme la vida en ello.

martes, mayo 08, 2007

Rumbo al sur

Viajo en busca de un antiguo mar
tu recuerdo me abre un sentimiento
vuelan las aves que perdieron su hogar
sin rumbo van como nubes de viento.
Dejé en casa las tablas de la ley
voy a tirar mis dudas a la carretera
soy de todos porque de nadie soy
jamás el horizonte necesita fronteras.
Rumbo al sur
conduzco rumbo al sur
jaras y tomillares y campos de olivares
rumbo al sur.
Rumbo al Sur/Ana Belén

Así me siento en estos días, como si estuviera conduciéndome hacia algún lugar que intuyo maravilloso. Es cierto que en el camino he descubierto que ciertos paisajes que se me hacían cotidianos, no eran más que espejismos, como un oasis en medio de este cuasi-desierto donde me hallo. Es difícil asumir que lo que conocía de manera fehaciente, no era más que una ilusión óptica de un reflejo cuidado y proyectado con tal fin. Caída la benda de los ojos, y con el depósito lleno de combustible, me voy, me voy rumbo al Sur.
Me esperas allí??