viernes, abril 27, 2007

Último día en el cráter...

This is the end
Beautiful friend
This is the end
My only friend, the end
The End/The Doors
Pues llegó el día, en el que tengo que recoger mi hervidor de agua, mis tazas, mi múltiples papeles doblados con las locuras que me asaltan..
Recoger algunos recuerdos, muchos planes de viabilidad, toda la música del pc, algunas fotos, muchas ideas de mejoras en la instalación..
Recogeré también algunas satisfacciones, otras pocas recompensas, todo lo que he aprendido sobre Administración de empresas, contabilidad, mecánica, electricidad, repuestos; muchas risas de la Cantera..
También me llevo a un puñado de amigos, con los que he tenido que lidiar en malos momentos míos y de ellos, y en algunos buenos también..
Lo que no me voy a llevar, son los reproches, las broncas, la mala gestión, las inseguridades, que he tenido que soportar hasta el último día.. unas justificadas, otras no tanto.
Llegó el día en el que de pronto, sin esperarlo ni pretenderlo me abrieron una ventana en el cuartito donde trabajaba, me asomé más por curiosidad que por necesidad, y me encantó lo que ví, hasta tal punto que decidí trasladarme.
No voy a negar que me mudo con miedo, con inseguridad, pero también con muchas ganas por aprender todo lo que pueda, y por la novedad del nuevo sitio.
Me voy con la frente alta, he hecho aquí lo que he podido, lo mejor que he sabido, y he puesto las ganas, que creo que es lo mejor que tengo.
La princesita que tengo dentro de mí está molesta (suele enojarse con facilidad, por eso cada vez le presto menos atención), le hubiera gustado algo más de atención, un reconocimiento aunque fuera en voz bajita y con pocas palabras, un atisbo de tristeza en los que se quedan.. Pero bueno, la misma princesita tendrá que empezar a asumir que nadie es imprescindible, ni siquiera ella.

miércoles, abril 25, 2007

Descubriendo conocidos

Soledad,
aqui están mis credenciales,
vengo llamando a tu puerta
desde hace un tiempo,
creo que pasaremos juntos temporales,
propongo que tu y yo nos vayamos conociendo.


Soledad/Jorge Drexler

Últimamente ando bien acompañada de esta Soledad, dulce, silenciosa, cómoda.. que se ha ido fabricando en torno a mí. Se ha hecho tan habitual que casi ya ni noto su presencia, y ésto, no lo voy a negar, me asusta un poco. Hace unos días un amigo me contaba de la necesidad en ciertas ocasiones de otra voz, de otras orejas, de unos brazos... Antes esta necesidad se me hacía muy común y muy frecuente, ahora según pasa el tiempo: las horas, los días, los meses.. se me hace menos necesario, y ésto sin lugar a dudas es lo que me asusta. Comer sola, dormir sola, pasear sola con Troylo.. que se me arrugue la voz por la tarde porque no hablo con nadie, que se me haga común no hacer de comer, no compartir la risa o las lágrimas... Ya no dejo la luz encendida del salón, porque ya me acostumbré a la oscuridad.
Pero tengo a Troylo, que siempre está. Ahora también está Curro, que es el perro de mis padres, y es el que nos acompaña de vez en cuando a salir a pasear y a jugar.


Supongo que quien no tiene un animal de compañía, aunque sea una chinchilla como la de Ace, no puede entenderlo. La relación que se establece con ellos es casi indescriptible. Seguramente si llego a tener hijos vea esto de otra manera, pero mientras tanto es de esta forma como lo vivo. Aquí esta Chinchilla Pérez, que aunque no es un perro, también es muy divertida. Estos días los dos perrillos han estado a punto de provocarle un paro cardiaco estoy segura.

Durante este último viaje he descubierto a una conocida: Grata sorpresa.
Somos familia, y sin embargo, las circunstancias, la vida, la edad.. puede que muchas cosas, nos hayan hecho estar más separadas de lo que realmente nos convenía, porque no nos conocíamos los suficiente como para saber la cantidad de cosas que tenemos en común, y lo bien que podemos estar hablando, cosiendo o simplemente mirando alrededor.
El patchwork, una vez más, ha hecho que al final nos hayamos acercado. Es curioso ver como la propia vida nos teje, nos cose, o nos une. Y darte cuenta de que esa persona que realmente conocías por "familia" tiene más cosas en común contigo, de las que imaginabas.
Son esas pequeñas sorpresas que te asaltan de vez en cuando y que te hacen sonrisa.

En cuanto a las labores, me he decidido a terminar UFO's, aunque oigo los gritos de los kits y las telas que he comprado estos días en Chicago, trato de desoirlos y no prestarles atención, porque no quiero que la pila de sin terminar siga aumentando. En el paraíso particular de telas también había un rinconcito para las lanas, y claro, adicta como yo a casi todas las labores, esto se hizo irresistible, voy a probar a tejer calcetines, ahora que por fin hay varios tutoriales en castellano.

Tengo por delante un puente de cuatro días, al que estoy deseando recibir.

martes, abril 24, 2007

Ya llegó la primavera

Ya llegó la primavera en unos grandes almacenes,
el último neón centellea
mientras media ciudad aún duerme.
Madrid despierta perezosa,vuelven las putas a sus guaridas.
Unos esperan en casa, otro se ata a su rutina.

Ya llegó la primavera/Ismael Serrano
También la primavera llegó a mi casa, y la puerta de la entrada es buena prueba de ello.
Para conseguirlo, no tuve más que pasarme por unos grandes almacenes de nombre Michael's. Vine cargando con la corona, y las florecitas sueltas, y casi antes de que terminara de deshacer la maleta, estaba montando la corona, me podía la impaciencia por verla colgada.
Pequeñas cosas que decoran, alegran y me ponen un puntito de alegría.
Mi primavera particular lucha por imponerse en unos días en los que el tiempo no es el esperado, o tal vez sí. Porque se supone que la primavera es inestable, intranquila, variable, etc.. pues como está el tiempo, y tal vez como estoy yo.. con la sangre alterada.
El jet lag sigue haciendo mella en mí, y también las llamadas a deshoras, rememorando viejos tiempos, donde no todo fue lo mejor. Haciéndome recordar que también puedo ser algo manipuladora, algo maquiavélica, y también que sufrí, y que sufro porque las cosas no fueron como yo esperaba y como yo deseé.
La distancia a veces puede ayudarnos a hacernos olvidar, siempre se dice: lo mejor distancia de por medio.. Claro, que también puede jugar en contra, porque se puede tender a idealizar lo que se vivió, y ayudándonos a reconstruir pequeños castillos que no tienen cimientos, y que con solo un pequeño soplidito caen destruidos.
Lo único que sí ayuda, lo único que nos acompaña, y lo único que a mí me terminará por salvar es el Tiempo. Dejaré que el tiempo pase, dejaré que el tiempo llegue.

lunes, abril 23, 2007

En un paraíso particular

Casi veinte días sin poder pasar por aquí y contar todo lo que me pasa. Que a veces parece mucho, otras veces casi nada, y a ratos episodios dignos de cualquier película de Woody Allen.
Puse los pies en un aeropuerto, y de ahí en otros... Tengo en mi mochila muchas horas de aeropuerto, muchas horas de vuelo, y muchas horas de pensamiento incansable.
Desde el otro lado del Atlántico, parece que se me aclararon las ideas, y desde la distancia he podido valorar muchas cosas que desde cerca soy incapaz de hacerlo.
La Feria (International Quilt Festival - Chicago 2007) fue como la recordaba. Llena de quilts maravillosos, y de pasillos repletos de stands con cosas a la venta. La maleta de vuelta pesaba casi tres veces más!.

Nuestra visita a la Feria, estuvo acompañada por otras visitas más, a otros mini paraísos quilteros: Joann's, Michaels, Hobby Lobby...
Para nosotras, que aquí poco podemos acceder a espacios como estos, llegar ahí y ver tantas yardas de tela junta es como llegar al paraíso.
Y si no, miren las fotos.
Como siempre, yo me fui acompañada de mi IPOD, y he resucitado algunos temas que me encantan, y que casi ni recordaba..
Terry,
con su disfraz de muñeca, que por 200 pesetas,
un par de minutos se deja admirar,
Terry, sin ser monarca es princesa,
que se acaricia y se goza, su cuerpo se roza detrás del cristal,
Terry, hace del sexo un negocio,
la noche atrae a los socios,
y a juicio de Pedro comienza a bailar.

Terry/Luis Quintana
Una semana entera levantándome con esta melodía en mi cabeza... Y la satisfacción de poder escucharla en cuanto me sacudía las telarañas.

jueves, abril 05, 2007

Pingüinos en la cama

Siempre con la misma cantaneta
me voy para no volver
tengo listo el equipaje,
llenas y vacias la maleta,
como puedes pretender
que me coma ese chantaje,
tienes cero en actuacion,
diez en manipulacion y
una beca en el psiquiatra.
Pingüinos en la cama/Ricardo Arjona
Desde el domingo como si los mismos pingüinos estuvieran en mi cama. Y como dice la canción un día cojí la maleta y no volví. Y ya la maleta no me pesa, ya voy ligera de equipaje.
Hace demasiado frío. Tengo un catarro que no se decide ni a aparecer de forma oficial ni a irse a la francesa. Me siento débil.
Pero dentro tengo el Caribe, con su humedad y su fiesta constante.
Y el recuerdo como a fuego de cuatro locos cantando en un piano bar, unos cantando alto y otros en bajito (como yo), pero la risa, el ambiente, y los chistes me siguen poniendo una sonrisa en la cara.
Nunca pensé que fuera a decir esto, ni siquiera a pensarlo, pero a mí me gustaría volver.

lunes, abril 02, 2007

Frío frío mucho frío

El fin de semana más frío que recuerdo. El viento soplaba helado, y me dejaba insensibles las mejillas.
Mi garganta no aguantó, y hoy se niega a trabajar.
Un fin de semana sin fotos, pero con la memoria llena de sensaciones. Hubo de todo, hice de todo.
Y siempre con la banda sonora de esa voz que me encoje el corazón, y termina por hacerme creer que puedo ser cada vez más yo, y menos esa princesita caprichosa que tantos problemas me causa.
Y hoy, el día como un regalo, me da un amanecer.. porque siempre amanece....