viernes, junio 08, 2007

Ocupadísima

Desde ayer por la tarde, y después de una semana de capa caída, con la ilusión magullada.. Mi amiga, compañera de viajes, de alguna batalla, de noches sin dormir.., me dio la lección y la encomienda más importante de los últimos meses.
Delante de unas papas con mojo, y un plato de chipirones, me miró seriamente, ante mis continuas quejas sobre el maltrato general que algunos sentimos que nos da la vida, y me soltó la frase:

Busca tu agujero,
porque a tí tu felicidad
se te está yendo por algún lado
Y desde entonces, ando reconociéndome para encontrarlo.
La primera conclusión: no tengo un agujero, a simple vista tengo varias fugas.

3 comentarios:

ANA dijo...

Pues nada Violeta a por un poco de masilla y tapar los agujeritos. Gracias por la canción de Sabina, me trajo gratos recuerdos.
Besos
Ana

Anónimo dijo...

bueno , ya sabes que no soy dada a escribir en público demasiado, pero despues de los ultimos meses, ya de perdidos a la ría, que por algo soy de Bilbao. Änimo que algún día lo encontrarás, y al mismo tiempo descubriras que es lo que lo cubre y cierra.
Besos

anitakerida dijo...

Hola Violeta!!!!cuánto tiempo sin dejarte un mensajito!!!!ánimo, que lo importante es ser consciente de que existe una fuga...lo demás se soluciona con un poquito de maña ;)
besitos, a ver si coincidimos por el messenger y nos ponemos al día...un abrazo fuerte q tapa una de las fugas