martes, abril 24, 2007

Ya llegó la primavera

Ya llegó la primavera en unos grandes almacenes,
el último neón centellea
mientras media ciudad aún duerme.
Madrid despierta perezosa,vuelven las putas a sus guaridas.
Unos esperan en casa, otro se ata a su rutina.

Ya llegó la primavera/Ismael Serrano
También la primavera llegó a mi casa, y la puerta de la entrada es buena prueba de ello.
Para conseguirlo, no tuve más que pasarme por unos grandes almacenes de nombre Michael's. Vine cargando con la corona, y las florecitas sueltas, y casi antes de que terminara de deshacer la maleta, estaba montando la corona, me podía la impaciencia por verla colgada.
Pequeñas cosas que decoran, alegran y me ponen un puntito de alegría.
Mi primavera particular lucha por imponerse en unos días en los que el tiempo no es el esperado, o tal vez sí. Porque se supone que la primavera es inestable, intranquila, variable, etc.. pues como está el tiempo, y tal vez como estoy yo.. con la sangre alterada.
El jet lag sigue haciendo mella en mí, y también las llamadas a deshoras, rememorando viejos tiempos, donde no todo fue lo mejor. Haciéndome recordar que también puedo ser algo manipuladora, algo maquiavélica, y también que sufrí, y que sufro porque las cosas no fueron como yo esperaba y como yo deseé.
La distancia a veces puede ayudarnos a hacernos olvidar, siempre se dice: lo mejor distancia de por medio.. Claro, que también puede jugar en contra, porque se puede tender a idealizar lo que se vivió, y ayudándonos a reconstruir pequeños castillos que no tienen cimientos, y que con solo un pequeño soplidito caen destruidos.
Lo único que sí ayuda, lo único que nos acompaña, y lo único que a mí me terminará por salvar es el Tiempo. Dejaré que el tiempo pase, dejaré que el tiempo llegue.

2 comentarios:

Julio César dijo...

Si, la primavera aparece...

Cuando llegas tú.

luzblue dijo...

Te ha quedado genial, si es que eres una artista!