lunes, enero 29, 2007

Masaru Emoto

Este fin de semana, a parte de muchas cosas, ha llovido mucho.
Pareciera que todo hubiera sido agua... En medio de todo lo que viví, sentí, y pensé.. me descubrieron a Masaru Emoto..
Si hacemos un googling con su nombre, salen miles de páginas. Realmente es asombroso, y al mismo tiempo, le encuentro cierta lógica a nuestras reacciones ante sonidos, y palabras...
He pasado un fin de semana, de mucha música, buena música.. Drexler no defraudó; Quintana sigue manteniendo su nivel, alto.. muy alto.
Siento que la vida, mi vida es cíclica, y que vuelvo a sentir las mismas cosas pero en otro escenario, con otros personajes, y con otras experiencias como equipaje, pero la esencia es la misma...
Y llegar a casa con las pilas puestas, y la energía suficiente para afrontar el devenir diario, y las obligaciones, es el principal ingrediente para llevarlas a cabo.
Y dentro mío.. siguen cayendo muros.

Deseo...
Mire donde mire, te veo...
Mire donde mire, te veo...
Mire donde mire, te veo...

2 comentarios:

anitakerida dijo...

Lo de Masaru es una flipada...Cuando me lo enseñaron lo flipé...
Qué bueno el fin de semana...
Me gusta que caigan muros.
Me encantó charlar contigo.

Besos.

Susana dijo...

la vida es cíclica...tienes razón...