lunes, abril 24, 2006

Necesito un árbol



Esto fue en Philadelphia, en un pequeño parque que hay delante del museo de arte, en las míticas escaleras de Rocky.

No me acuerdo donde oí que para cargar pilas había que abrazar un árbol. Hace tantos años ya que lo hago que no soy capaz de ponerle fecha a la primera vez.

Siempre abrazar un árbol, me produce tranquilidad, paz, sosiego.. respirar su aire me resulta reconfortante, y luego cuando me voy, me siento completamente recargada de energía.

En esta ocasión fue igual, solo que la energía que llenaba mi cuerpo, era totalmente palpable. Después de dejar el árbol, sentí durante largo rato, ese hormigueo característico en las manos.

Hoy necesitaría un árbol como éste, generoso y fuerte, que me recargue las pilas en este lunes, que de momento trae malas noticias, hastío y apatía a manos llenas, y la inevitable afrontación de hechos que simpre trato de ocultar.

5 comentarios:

latietarosa dijo...

No soy un arbol y la distancia me impide abrazarte....pero desde mi distancia física te mando toda la energía para recargar las pilas
tu colegui

Chio dijo...

es cierto los arboles absorven toda la energia negativa y la transforman en buena vibra...no te preocupes los problemas pasaran la vida es como la ruleta a veces estamos arriba y otras abajo, pero siempre siempre se vuelve a subir solo es cuestion de agarrarse fuerte y no perderse a uno mismo.. tu puedes mucho animo que pronto pasara, te envio toda la buena vibra desde el otro lado del oceano =D

Cristalito dijo...

Yo tampoco soy árbol pero también te mando muchisima energia, ánimo chica!!! Las cosas pronto mejorarán. Lleva contigo una foto de un momento muuuy alegre, para que cuando estés triste la veas y las cosas te vayan mejor.
SALu2 especiales para ti y muchisimos abrazos cargados de buena vibra.

Julio César dijo...

tssssssss... pues yo no soy un árbol tampoco, pero por tí seré, por tí seréeeeee

marthitacisneros dijo...

jejeje que bonito relato sobre el árbol y la foto lo ilustra aún mejor... yo necesito un árbol pero con brazos tales como los que lucharon en la película el Señor de los Anillos! de JR Tolkien que lucharon hasta por la humanidad, para que luchen por mi y hasta me abrazen.
Te mando otro abrazo yo no de árbol si no de oso de esos que le gustan a Moni!