miércoles, diciembre 21, 2005

El calvo de la loteria

Desde hace ocho años, el sorteo de lotería más famoso de este país, el que se celebra mañana día 22 de diciembre, lo anuncia un actor, del cual yo no sabía nada.
Sabía solamente que al menos en mí, conseguía captar toda mi atención. Cada vez que sale el anuncio en la tele, me quedo paralizada. Realmente no tiene nada especial, y al mismo tiempo supongo que lo tiene todo. Pero yo como digo, me quedo parada.
Es misterioso, atractivo, morboso, mágico.. No sé, pero a mi me gusta, y me gusta mucho.
Al parecer tiene prohibido las entrevistas, o anunciar otra cosa y cuando se pregunta por él, esto es lo que te responden: «Sentimos decirte que no podemos facilitarte más datos sobre el protagonista. Este personaje representa el espíritu de la Lotería de Navidad y, por lo tanto, su imagen es la de un ser carismático, mágico, envuelto en misterio... No podemos romper toda esa magia». Supongo que con todo eso que le ponen, consiguen lo que pretenden, y es que todo el mundo conozca a este personaje. Solo sabemos que se llama Clive Arrindell.
De momento dicen que este año, cada españolito de a pie, ha gastado una media de 140€ en números para el sorteo. Yo no he gastado nada, así que ya saben alguien por ahí ha gastado más de la cuenta. Aunque como estamos en Navidad y todo eso, la gente se vuelve generosa, y algún númerito sí que tengo.
Y hoy al igual que ayer, sigue lloviendo. Y por primera vez, estoy alegre por ello.
Ayer caminé bajo la lluvia durante más de media hora. Y me pareció que me llené de vida. Al llegar a casa había un charco enorme en frente. No lo pude resistir, nadie me miraba, metí los pies dentro del charco y salté tres veces. Llegué a casa llena de agua pero feliz feliz!

martes, diciembre 20, 2005

Los amigos

Hay muchos tipos de amigos.
Están los de siempre, esos que no necesitas excusas para llamarlos; los que no andan con rodeos para decirte las cosas; los que al final si están; con los que no necesitas reunirte para ponerlos al día de lo que te acontece, porque lo viven contigo cada día. Esos amigos son como la familia que uno elige.
Están los amigos por fuerza; esos que se forman ante la soledad; ante la obligación de compartir determinadas cosas: estudios, aficiones, trabajos. Con los que se habla alguna vez o ninguna, cuando el nexo de unión se termina. Pero quedan los buenos momentos compartidos, los recuerdos.
Están los amigos de fiestas, que son esos a los que llamas cuando quieres pasarlo bien, cuando sales de marcha, de acampada o de botellón. No se tiene nada en común más que las ganas de fiesta.
Están los amigos a medias. Esos con los que se siente una gran complicidad, se tiene la certeza de la buena compenetración, la intuición de lo que puede estar por venir; pero que aún es pronto para poder admitirlo con firmeza porque el tiempo no te dio todas las respuestas.
Están los amigos frustrados. Son esos con lo que se siente buen rollito, buena vibra, pero que de repente desaparecen, sin motivos, sin explicaciones.. ya no están. Se siente que si las cosas hubieran sido diferentes, se podría haber compartido un montón de ratos, de charlas, de sonrisas, algunas lágrimas... más o menos todo. Pero por cuestiones que no llegas a entender esta posibilidad de amistad se frustra. Algunas veces es el tiempo que juega en contra, otras son los malos entendidos, las malas interpretaciones, no poner las cosas claras cuando llegan las dudas; la actuación de personas varias, que se encuentran ajenas a la posible unión que se está fraguando y que por cuestiones incomprensibles se oponen y luchan hasta hacer abortar lo que estaba por crecer.
Supongo que todos hemos tenido algunos de estos amigos.
Yo hoy, puedo contar con varios dentro de cada grupo. A los que tengo cerca, los quiero y puedo demostrárselo cuando compartimos cualquier cosita. A los que tengo lejos, los quiero también; los quiero en silencio, y me enfado con las circunstancias por no poder hacerles llegar lo que siento, lo que me acuerdo de ellos, y los abrazos que se me quedan colgados en el cuerpo sin tener donde llegar.

lunes, diciembre 19, 2005

Empezamos bien

Son las 7:58 am. Hace exactamente 58 minutos que empecé a trabajar.
Y ya he tenido dos altercados.
Odio los lunes.
Odio tener que pelearme con la testosterona descontrolada de mis jefes, con sus necesidades de hacer las cosas porque sí, "porque a mi me sale de no se donde".
¿Todavía no se dieron cuenta de que esa es la más estúpida de las razones?. ¿Que esos motivos son los que los han llevado a este punto donde todo es números rojos?.
Se hacen socios para hacer "algo importante que reporte beneficios" y una vez en el ajo, lo único importante es la competición ridícula de dejar constancia quién es más estúpido. Que según sus valores se mide en ver quien tiene más cojones...
Cuando es patente que ninguno de los dos tiene lo que hay que tener para sacar adelante una empresa como es debido, que no son los cojones lo que importa sino la inteligencia, y como digo, aquí ha quedado demostrado que ninguno de los dos la tiene.
Necesito que Kronos se alíe conmigo, y le de para adelante al reloj, quiero que ya sea viernes por la tarde y no tener que volver aquí hasta el año que viene. Espero que en una semana me de tiempo de hacerme una armadura contra golpes de testosterona y masculinidad en el más primitivo de su estado.

sábado, diciembre 17, 2005

15 días - Amor

En el balance del año, el grupo del amor, se podría decir que es positivo, pero que además de positivo, este año ha dado beneficios.
El año ha estado lleno de encuentros, re-encuentros, algunos desencuentros, distancias, separaciones... volver, quedarse, no acomodarse e irse de nuevo.
Esta ha sido la tónica del año.
Me ha dado tiempo durante las ausencias, durante los períodos vacíos de físico, de conocerme, de estudiar concienzudamente mi corazoncito, dedicarle tiempo, entenderle..
Puedo decir, a finales de año, que por fin sé el tipo de relación que quiero, el que puedo tener. Se acabaron las historias para no dormir, para estar en continúo sin vivir, para estar preocupada por lo que (el que tengo en frente) puede creer, puede pensar, puede querer.
Ahora quiero como yo quiero, no como a los demás les gustaría que les quisiera. He dejado atrás todas las inseguridades ante otras personas (da igual el sexo), he dejado atrás la intolerancia, la necesidad de saber todo en todo momento.
He entendido que nacemos solos, y que probablemente moriremos solos. La única opción que tenemos, es buscar a una persona que te acompañe mientras estemos por aquí, que te haga más ligera la carga, que te haga reir, y que ante una mirada suya, tu sepas que todo está bien. Independientemente de que no coincidas con él en algunas formas de pensar, en el gusto por algunas cosas, en la manera de afrontar la vida. Todo eso es secundario, es salvable, siempre y cuando haya amor.
He descubierto lo importante que es la libertad de espacio, de movimiento, en la relación. La importancia de un abrazo, aunque no haya palabras; la necesidad de la comunicación, aunque sea breve, en forma de telegrama; la aceptación de la pareja, de su forma de ser, de su forma de pensar, la imposibilidad del cambio en él. Él es de una manera, y si no te gusta porque no se ajusta a la imagen que te has creado en tu cabeza, la que está mal eres tú, no él.
He comprobado que puedo estar sola, que no necesito un "marido full time", más bien, que no puedo vivir con un "marido full time". Que yo no soy una chica estándar "la de ven más pronto que me siento sola".
Estos doce meses me han servido para todo esto. Mientras tanto, el aprendizaje ha estado acompañado por grandes abrazos, por besos largos, por algunas discusiones, por algunas desilusiones, por grandes momentos de complicidad.
Finalmente, hoy, pienso que la pareja es tu mejor amigo, y que si esto no es así, mejor es tener una buena lejión de amantes donde cada uno te proporcione cada cosa que necesites.

viernes, diciembre 16, 2005

15 días - Dinero

En el balance del año, el grupo del dinero es positivo, con algunos detalles.
Dentro de este grupo, meto también el trabajo, porque sin trabajo, yo al menos no he encontrado la manera de hacer dinero.
El trabajo durante todo el año ha sido estable. El primer semestre del año, tuve mucho trabajo, lo que reportó aumentos en mi cuenta corriente, aunque estuve escasa de tiempo para mí, para el ocio, que tanto me gusta. Esto me permitió saltar el charco, y pisar los EEUU. Fue un viaje interesantísimo, tanto que este año que entra estoy decidida a repetirlo.
También he hecho otros viajes con las colegas de akelarres.
La segunda parte del año fue más leve en cuanto al trabajo, lo que me ha dado la posibilidad de seguir en mi empeño con la formación para poder acceder a otros puestos de trabajo donde el aprendizaje continúe.
Quizás ese sea el único "pero" al puesto en el que me encuentro: que ya no voy a aprender más, ya no puedo seguir promocionando. Por eso el próximo año, me plantearé seriamente cambiar.
Los gastos han sido cuantiosos, debido a la compra de la casa, principalmente. Pero aún así, han sido necesarios.
De modo que para el año que entra no me resta más que seguir trabajando para poder permitirme lo mismo que este.

jueves, diciembre 15, 2005

15 días - Salud

Quedan 15 días solamente para que acabe el año.
Y me parece que va llegando la hora de que empiece a hacer el inevitable balance de año.
El balance del año es positivo.
Se pueden hacer tres grupos, como cuando te echan las cartas: la salud, el dinero y el amor.
En el grupo de la salud, también tengo un resultado positivo.
Tengo el alta médica, de un fantasma que me acompañaba desde hace años. Ya se ha ido de mi lado, y por fin empiezo a recuperar el sabor de las comidas, los olores, el apetito. La satisfación de un plato bien guisado. El deseo por comer algo, de repente.
He vuelto a cocinar para mí solamente, y he disfrutado haciéndolo.
Mi cuerpo agradece que le vuelva a tratar bien, y me premia mostrándome una imagen de mí que antes era incapaz de ver. Mi mente, por fin, también tiene el alta médica, y ya no me tortura con cosas que no son, con cosas que no están. Ya no me dan miedo los espejos.
Durante los últimos meses, he tenido que ir despertando algunos órganos que se hallaban dormidos, y en eso estoy en los últimos días. Veremos si el 2006 es el despertar definitivo de todo mi cuerpo.

miércoles, diciembre 14, 2005

Los vapores

Estos días aprovechando que tengo al primer invitado en mi nueva casa, estoy intentando lucirme con las artes culinarias (que tenía ciertamente abandonadas). He preparado cuidadosamente los menús, hice las compras pertinentes, y ya hace dos días que cocino. Estoy estrenando la cocina realmente.
Ayer el menú (que comeremos hoy) era ensalada de arroz y sopa de marisco.
Me di a la labor, disfrutando de nuevo de lo que es andar entre pucheros.
Al terminar de cocinar, me preparé un sandwich, un vaso de leche y me fui a ver "Motivos Personales".
Justo cuando estaba lista para dar el primer bocado... ding dong...
Era mi nueva vecina, la del 3º Dcha. Noté cierto nerviosismo en sus manos.. ¿Estas cocinando?, fue su pregunta. Imaginen mi respuesta: No, acabo de terminar.
Al parecer los vapores de mis guisos se cuelan (no sé cómo) por su cocina, de forma que cada vez que enciendo un fuego ella lo nota.
La cuestión es: ¿Para qué me lo dice a mí?. ¿Por qué no habla directamente con el constructor?
Las posibles respuestas pueden ser:
1º que mi comida huela tan bien que quiera que la invite. La verdad, no me agrada nada que todo el edificio sepa qué y cuándo estoy cocinando.
2º quiere averiguar quién cocina exactamente para poder ver cómo se cuelan los vapores.
3º le molesta considerablemente, y de forma (no tan sutil) me pide que no cocine...
Como la respuesta correcta sea la última.. va lista, cuando vea/huela que esta noche voy a hacer coliflor al horno.

martes, diciembre 13, 2005

Dichos de mi pueblo

Donde trabajo, se puede decir que lo hago todo: contabilidad, mantenimiento industrial, gestión bancaria, contratos y despidos del personal... vamos, hasta la limpieza de la oficina.
En esta época, que aunque me guste mucho, no puedo dejar de ver que se rodea por una capa bien gruesa de mucha hipocresía y demagogia, los regalos por parte de los proveedores (que el resto del año se dedican a acosar telefónicamente a ésta que escribe reclamando pagos) empiezan a llegar. Algunos de ellos ni si quiera conocen a los "socios" o "jefes", solo han visto sus firmas en los pagos. Pues ahora, llegan a la oficina los mencionados regalos, para ellos y para mí..
Tengo ahora mismo, cinco agendas para el 2006, más de cien bolígrafos, mecheros, llaveros.. todo tipo de cosas ridículas cuyo uso no proporciona ningún placer, y tengo también cuatro cajas de vino, con tres botellas por caja.
¿Saben que me trajeron a mí, y qué a los "jefes"?. Pues sí, adivinaron, para mí los cachibaches y para ellos el vino. El año pasado ya pasó así, pero yo aquí era una recién llegada y no me pareció normal que reclamara mi botella de vino, por muy buena pinta que tuviera. Este año, no paso por ahí, este año o todos tomamos vino, o me lo llevo yo y ellos ni se enteran que llegaron las botellas.
Así que:
o jugamos todos o rompemos la baraja

lunes, diciembre 12, 2005

Explicación y Aplicación

Explicación del uso de la frase:
no hay mal que por bien no venga
Explicación-Caso práctico:
Lo que en un principio se traduce en una estafa en cubierta por parte de una gran empresa aérea, que se va a notar en tu cuenta bancaria, y en el humor de ha de acompañarte mientras te acuerdes; puede dar un giro de 180º para convertirse en una visita inesperada, una alegría imposible de disimular, que las ganas te ahoguen... y que te olvides de la putada que te había hecho Iberia.
Aplicación:
Entonces, en este caso es cuando decimos: No hay mal que por bien no venga.

Y yo hoy, lo estoy diciendo todo el rato.

viernes, diciembre 09, 2005

De carne y hueso

Hoy me haces falta
En cada pedacito de la almohada
En la terrible anchura de mi cama
Hoy me haces falta amor
En cada palpitar del corazon
Hoy me haces falta
Igual que ayer y en cada dia que pasa
En el concierto el sabado en la plaza
Hoy me haces falta amor
En el mensaje en el contestador
Y al otro lado de la noche
Mi alma se enfrenta al horizonte
Y abre las alas, cruza las aguas
Llega al camino que te esconde
Hoy me haces falta amor
De carne y hueso me haces falta amor

De carne y hueso/Edgar Oceransky
Abandoné el sofá envuelta en una manta mágica, que en cuanto me tapa me provoca el sueño.
Dando traspiés llegué a la cama, y en medio del sueño no me di cuenta de lo fría que estaba.
Desperté a las 6:00 am, como si tuviera que ir a trabajar. Tardé unos segundos en caer en la cuenta de que podría seguir calentita entre mis sábanas, mi quilt...
Segundos suficientes también para girarme sobre mi misma, pese a estar en una cama de dos cuerpos, y cerciorarme de que seguía sola.
Mi teléfono al otro lado, pero sigue mudo. Sé que esta etapa tiene fecha de caducidad, que estos sentimientos no se alargarán en el tiempo, pero aún no tengo las dosis de paciencia suficiente para poder pararme y respirar.
Y es que hay noches en que la necesidad de un cuerpo es mayor que la de respirar.

jueves, diciembre 08, 2005

Dos vinos, tres cervezas...

Me gustan las noches que se convierten en fiesta.
Salir a ver a algún conocido, espaciar la charla, acompañarla con un vino...
De pronto te das cuenta que el tiempo pasa, y que no te da grima mirar el reloj, no hay pendientes que tengan más fuerzas que tus ganas.
¿Vamos a otro lado?: Vamos!!
Del vino pasamos a las cervezas, y sigues disfrutando del ambiente. Reflexionas sobre la importancia de los años, la diferencia de los estilos, la fuerza de la música. Das gracias por ya no tener los traumas típicos y comunes a los 20 años, por no tener que escudarte en la copa o en el cigarro para estar allí. Pedir una cerveza y tomarla siendo consciente del verdadero placer que produce beberla.
Después de un rato, haciendo tregua con tus principios, tu mente y tus gustos, no te molesta el reggeaton, y la oyes sin refunfuñar.
Se va acabando la charla, ha estado muy bien. Ha sido divertido. Volver a casa.
Fuera los zapatos, la ropa al tendedero, adiós al maquillaje, lavar los dientes.. Y a dormir.
Una cama vacía. Odio llegar a casa en estas noches y encontrarme la cama vacía. No puedo descansar hoy con la cama tan fría. No quiero que la noche acabe así.
Mejor me voy al sofá.

miércoles, diciembre 07, 2005

Conclusión??

Buenas vibraciones para 2006
La revista femenina francesa 'Jalouse' regala un vibrador y se agota en los kioskos

06-12-2005 JOSÉ MARÍA PATIÑO / CADENA SER - PARÍS

Era el objeto fetiche de las protagonistas de 'Sexo en Nueva York' y se ha convertido en el regalo inesperado de estas Navidades en Francia. El bimensual femenino 'Jalouse' –celosa- ha tenido la fantástica idea promocional de regalar a sus lectoras un pequeño “vibromasaje” por un euro más del precio habitual de la revista que en su número de diciembre-enero lleva un explícito titular en primera: “Good Vibrations 2006"


Esta ha sido una de las noticias que he leído hoy.
Y vaya, me ha dejado pensando.
¿Están las francesas tan insatisfechas y son tan tímidas?.
Yo pensaba que en Francia, las chicas eran más liberales, me refiero a que eso de tener una pareja para tener sexo pasó a la historia hace mucho mucho. Cuando se tiene hambre y nada en la nevera, se va uno al supermercado, pues lo mismo con el sexo, no?. Puede que actúen de esta manera, echando abajo mi teoría de que son tímidas, lo cual me deja una sola posibilidad: Están muy insatisfechas, y han perdido la esperanza de satisfacerse con otra persona (hombre o mujer).
Y si realmente están insatisfechas por qué no ir a cualquier sexshop y comprar con cabeza (tocando, evaluando y decidiendo), en lugar de aceptar un juguetito de una revista (que viene sin pila, para más inri) envuelto en una caja marrón??.
Parece que en esta vida, aunque hable francés, no voy a entender a los/las francesas. Veremos si en la próxima.

lunes, diciembre 05, 2005

Diciembre

Hacía tiempo que no me pasaba. Son demasiadas cosas que procesar, y mi ser entero no me obedece, solo quiere dejarse llevar, quiere fluir.
Lo pensé muchas veces: Cuando llegue Diciembre te controlarás.. No es nada importante, solo un mes más.
Pero no, no puedo dominar mis sensaciones ni mis sentimientos.

¡¡ME ENCANTA DICIEMBRE!!
Y ya ando como loca. Ya miré un árbol bien bonito para mi nueva casa, ya saqué todo lo que he hecho con mis manitas estos últimos años, los manteles, los adornos, los individuales...Y me pregunto por qué me alboroto tanto. Las respuestas las recibo como descargas eléctricas:
- Me encanta el turrón.
- Se junta todo el mundo.
- Es la excusa perfecta para ver la gente que me queda más lejos.
- Hace frío. Mucho frío.
- No tengo que disimular ante la alegria de regalar, y la ansiedad al recibir.
- Aparece en la tele el anuncio del Almendro.
Y encima este año, tendré conmigo en mi casa algunas cosas que solo puedo tener de vez en cuando, porque las circunstancias han decidido que estos momentos sean racionados, que no por eso menos sentidos y esperados. Y además tendré vacaciones, con lo cual podré beber mucho vino sin miedo a las resacas, hablar mucho hasta quedarme afónica, y puede que tal vez, hasta saque los zapatos de bailar.
Así que desde ayer se me alborotó el cuerpo, me sentía como si me hubiera metido un chute de hipérico. Después de mis tardes maratonianas peleándome con planos y cálculos, coloqué música, y quise dejarme llevar sentada en el sofá: No pude, mis pies se tomaron la licencia de dar vueltas por toda la casa, y a mi no me quedó otra que seguirlos sin ni si quiera calzarme los zapatos que realmente saben bailar. Quedé agotada, pero plenamente satisfecha. Me gusta diciembre y este año más que nunca lo voy a disfrutar

Tan fácil

Ayer, después de una noche en blanco porque a mis vecinos les parecía buena idea que toda la manzana escuchara la música que ellos bailan, me fui a casa de mis padres (aún no me hallo llamándola así) eran las 7:00 am. De ahí, nos metimos todos en los coches, y media hora más tarde estábamos dentro del barco de la Naviera Armas, rumbo a Lanzarote. Este barco tarda escasos 30min durante la travesía, y este es el de largo trayecto. La otra línea (Fred Olsen) tarda 12 minutos en la trayecto, es decir, llegas, te sientas, parpadeas tres veces, respiras cuatro, y ya has llegado. Todo esto por un módico precio: coche y 5 personas, 60€ por trayecto.
Salimos del barco con nuestros coches, rumbo a Arrecife. Mi padre arregló algunos asuntos de trabajo, y ya de ahí nos metimos de lleno en la ardua y tediosa tarea de las compras.
A las 5:00pm estábamos de nuevo en el barco, dirección Fuerteventura. Mi reflexión del día, a parte de quedar plena constancia de que soy adicta a todo tipo de cosas para los labios, léase gloss, barra labial, vaselinas, perfiladores.. todo me sirve, me ha resultado tremendamente agradable el viaje. Me refiero a que es sumamente fácil llegar a Lanzarote, bien es cierto que está cerca, pero el adelanto ha sido abismal. Aún recuerdo mis primeros viajes a esta isla en el Planeta Neptuno, y saliendo desde Puerto del Rosario, nunca fueron menos de 6 horas. Me pregunto cuánto tendremos que esperar para tener comunicadas las islas de esta forma, al menos las que se encuentren más próximas.
Por ejemplo, de Fuerteventura a Gran Canaria, por avión, consiste en un trayecto de 30 minutos, está bien, con el inconveniente que no te llevas tu propio coche, y tienes que abonar un billete de 60€ en el mejor de los casos y casi 80 si te decides a última hora. Y por barco, llevando tu coche, tardas casi 4 horas de trayecto, y son más de 100€ de billete. No sé, lo mire por donde lo mire me parece abusivo. Y hay que tener en cuenta que para cualquiera que se encuentre en Fuerteventura y Lanzarote, es indispensable trasladarse a Gran Canaria, para cualquier cosa. Por ejemplo, médicos especialistas, gestiones en administraciones públicas, estudios... en fin.
Que tenemos doble insularidad, y es bastante costoso y latoso para todos lo que la padecemos. A ver cuándo inventan la teletransportación y vamos cuando queremos a donde nos apetezca por nada de dinero. Ya verían donde estaba yo ahora!!

viernes, diciembre 02, 2005

Juntando margaritas

Te vi... juntabas margaritas del mantel
Ya se que te trate bastante mal,
no se si eras un angel o un rubi
O simplemente te vi.
Te vi, saliste entre la gente a saludar
Los astros se rieron otra vez, la llave de mandala se quebro
O simplemente te vi.
Todo lo que diga esta de mas,
las luces siempre encienden en el alma
y cuando me pierdo en la ciudad, vos ya sabes comprender
Es solo un rato no mas, tendria que llorar o salir a matar.
Te vi, te vi, te vi... yo no buscaba nadie y te vi.
Te vi... fumabas unos chinos en Madrid
Hay cosas que te ayudan a vivir
no hacias otra cosa que escribir
Y yo simplemente te vi.
Me fui... me voy, de vez en cuando a algun lugar
Ya se, no te hace gracia este pais...
Tenias un vestido y un amor...y yo simplemente te vi.

Un vestido y un amor/Fito Paez
No sé por qué siempre me he reconocido en esta canción. Tengo un vestido y una flor, y un amor.. Junto margaritas de donde las encuentro..
Aunque no fumo, pero bueno, la excepción hace la regla no?.
Esta es la canción gusano de hoy.
Ya me pesan los días, y vuelven los dolores de barriga.. Ya falta menos. Quiero controlarlo, no quiero dejar que me domine.. Pero me temo que no voy a poder. Y estoy como loca por desatar el alboroto que tengo dentro de mí, aunque luego no haya vuelta atrás.
Ya llegó Diciembre, y esta vez, trae más cosas que los regalos y los días de fiesta.
Me distraeré en la espera, juntando margaritas.

jueves, diciembre 01, 2005

Murphy's always right

Ayer despedí el día con la certidumbre de que mi trabajo actual tiene los días contados.
Y para aderezar esta noticia.. El Euribor sube, y sube un montonazo.
Antes, estas noticias me daban tanto así, pero ahora me veo afectada totalmente por ello. Cuando me decidí a comprar una casa, me interesé por este personajillo tan famoso en las páginas amarillas de los periódicos. Lo que se decía de él, era que bajaba y bajaba, y ahora era más agradable que nunca por lo bajito que era. Me cayó bien, y pensé: Bueno, tal vez ha llegado la hora de que me haga amiga de él.
Bien, le conocí un 7 de septiembre, firmamos unos papelitos ante un señor muy amable que hablaba bajito. Nuestro pacto consistía en que yo andaría pendiente de él cada mes, y el procuraría darme las facilidades pertinentes para que yo tuviera mi casa.
Pues de pronto, no sé a qué fue debido, pero este índice se volvió hostil, y las facilidades que prometió se están desvaneciendo.
Se cumple la ley de Murphy.. Siempre.
De forma que ya me estoy metiendo en un callejón con una sóla salida. Solo podré salir de él con un justificante en la mano, así que a ello que voy. Volverán a mi vida, las jornadas de 14 horas frente al pc.. Al menos tengo buena música y buen café para sobrellevarlo.