martes, septiembre 27, 2005

A esperar...

Ya sé, ya sé.
Me estaba agarrando a una posibilidad imposible.
Ya sé, ya sé.
La probabilidad de que sucediera era de una entre un millón, aún así, conservaba la esperanza, de que al menos algo no se torciera...
Era totalmente improbable que las cosas se dieran como yo esperaba, era como encontrar una aguja en un pajar...
Pero, era lo único que yo podía desear, era lo único que me podía salvar...
Y ahora esa posibilidad se esfumó, ya no la tengo...
Ahora, no tengo nada, no me queda nada... no me queda otra cosa que seguir.
Dejar que pasen los días, las tardes, las noches.... esperar.
Esperar a que en algún momento todo falle, mi cuerpo deje de responderme, y por fin me pueda quedar tranquila, sin sufrimiento, sin dolor.. sin nada, sin nadie.

2 comentarios:

CAVA dijo...

CREO QUE LO IMPORTANTE ES QUE HICISTE LO QUE SENTIAS A PESAR DE LA ADVERSIDAD Y ESO ES MAS IMPORTANTE QUE CUALQUIER OTRA COSA.
ASI ES LA VIDA, AVECES GANAMOS Y OTRAS PERDEMOS LO IMPORTANTE ES APRENDER Y DISFRUTAR CADA MOMENTO, MUCHA SUERTE Y ANIMO YA VENDRAN TIEMPOS MEJORES, UN BESO.

marthitacisneros dijo...

...waiting...