miércoles, julio 21, 2004

El cambio

Me parece que es el momento. Llegó la hora. Hace once años que vivo en la misma casa, con los mismos muebles y con las mismas cosas, que por supuesto han ido aumentando de número con el pasar de los años. Y ahora, después de todo este tiempo, llegó el momento de empaquetar lo imprescindible y salir de aquí. De mi pisito de color verde, de mi cuarto con muebles negros y de mi gran sillón azul. Ni puedo evitar que se me salgan las lágrimas,  al pensar que esta no será mi casa más.
Soy un animal de costumbres, no me gusta cambiar  de ruta para ir a los sitios, siempre tomo las mismas cosas y apenas me gusta cambiar mi ropa, y ahora tendré que cambiar de vida. Eso es el gran paso par mí. No tengo idea de cómo afrontar esto, de cómo me va a ir en otro lado.... que me importa, yo soy feliz aquí!!! Y no me quiero ir!!.Por donde quiera que mire oigo y veo gente que me anima al cambio: “ya verás que bien estarás, además aquí estamos todos nosotros”; y es en este punto cuando me planteo, cuánto hay de egoísta en estas palabras y cuánto de sinceridad. Yo tengo miedo, yo no quiero cambiar, ¿quiénes de ellos está pensando en esto?.

No hay comentarios: